Zlatan Ibrahimovic criticó duramente a los futbolistas de la selección argentina por los festejos tras la consagración en el Mundial

Si hay alguien que no repara en la prudencia a la hora de manifestarse y que siempre levanta polvareda por sus declaraciones es Zlatan Ibrahimovic. El futbolista sueco nunca se guarda nada cuando le toca enfrentarse con los micrófonos, y esta vez dedicó una parte de su intervenciío en el programa matinal de France Inter, donde promocionaba la película de Guillaume Canet Astérix y Obélix: el Imperio del Medio, para referirse al comportamiento de los jugadores argentinos durante la Copa del Mundo de Qatar.

El atacante de Milan, de 41 años, comenzó remarcando el deseo que había manifestado en el medio de la competición, cuando se mostró partidario de que Lionel Messi se consagrara y levantara el ansiado trofeo. “Dije que Argentina ganaría el Mundial, porque si se quiere recordar este Mundial de Qatar para el resto de la historia, ¿quién debería ganar? Messi, no Mbappé, porque Messi está considerado el mejor jugador de la historia. Estaba seguro de que iba a ganar”, arrancó Zlatan.

Pero enseguida cambió el tono al referirse a la polémica que generaron los festejos de los jugadores argentinos, en especial Dibu Martínez, el que fue considerado enemigo público número uno de Francia, por sus gestos en los penales, a la hora de recibir el premio y en las celebraciones posteriores. “No estoy preocupado por Mbappé. Me preocupan los demás en Argentina, porque Messi será recordado, pero a los demás que se comportaron mal no podemos respetarlos. Como jugador profesional de alto nivel, lo que hicieron es una señal de que ganarás una vez pero no volverás a ganar. Así no se gana”, afirmó el hombre del seleccionado de Suecia.

Además de los cuestionamientos a los futbolistas argentinos, se lamentó por Kylian Mbappé: “Marcó cuatro goles en una final y no ganarla es muy triste”, afirmó, y aseguró que volverá a consagrarse en un Mundial: “va a ganar otro”.

Zlatan Ibrahimovic viajó a Francia para promocionar Astérix y Obélix: El Reino Medio, la película protagonizada por Guillaume Canet y Gilles Lellouche, en la que el propio futbolista hace su debut como actor. En el film interpreta al personaje de Caius Antivirus, un centurión romano. Ibrahimovic tiene características físicas muy similares a las de este personaje, dada su alta estatura (1,95 metros) y su imponente físico.

En el tráiler se le puede ver en dos escenas distintas: en la primera, hace un lujo futbolero con los pies para agarrar un casco con las manos y golpear con él a un enemigo. Y luego aparece frente a un montón de romanos con los brazos hacia arriba, como si de un Dios se tratase.

Mientras saborea las mieles de su nueva actividad en el mundo del espectáculo, su futuro en el fútbol es una incógnita. Las lesiones de rodilla le han impedido desarrollar una buena temporada en Milan, que ya empieza a replantearse la continuidad del sueco. El contrato de Zlatan, que no es titular en el conjunto que dirige Stefano Pioli desde hace un año, finaliza el 30 de junio próximo y, según La Gazzetta dello Sport, su salida es casi segura.

Deja una respuesta

Generated by Feedzy