Wilde: un niño de diez años fue baleado en medio de un enfrentamiento entre dos ladrones y un policía de civil

En un violento episodio ocurrido en Wilde, en el partido de Avellaneda, un niño de diez años recibió dos balazos tras quedar en medio de un enfrentamiento entre un agente policial y dos ladrones.

El caso se registró alrededor de las 20 en el cruce de las calles Coronel Rondeau y Caxaraville, en esa localidad de la zona sur del conurbano, en momentos en que el pequeño salía de una sociedad de fomento donde practica fútbol. En esas circunstancias, un agente policial que estaba de civil fue abordado por dos personas que quisieron robarle pero se resistió y comenzó la balacera.

El niño, que justamente transitaba por la zona, fue alcanzado por los proyectiles. Debido a la gravedad de las heridas, fue trasladado al Hospital Finochietto, donde permanecía internado con un estado de salud delicado.

A la medianoche, los vecinos reclamaban la falta de seguridad y también cuestionaron las demoras por parte de las autoridades policiales para enviar peritos y agentes para que custodien la zona en la que cayó tendido el chico luego de recibir los dos impactos.

“Estamos esperando que vengan a peritar y nadie custodia esta escena. Estamos indignados, el único apuro que tuvieron fue por llevarse la moto”, se quejó un vecino en declaraciones a TN.

LA NACION intentó comunicarse con las autoridades policiales del lugar pero no obtuvo respuestas. Desde la comisaría 5° del distrito se limitaron a decir que no tenían información para dar.

Noticia en desarrollo