Villarruel reapareció a los abrazos con Milei tras una ausencia que generó suspicacias en el oficialismo

Victoria Villarruel fue una de las protagonistas del desfile del 9 de julio, sobre la avenida del Libertador, en la que terminó subida a un tanque de guerra junto al presidente Javier Milei, con quien se mostró en perfecta sintonía durante las más de dos horas que duró la demostración militar. Sonriente, saludando con la mano en alto y con un visible tapado rojo, la vicepresidente lució un buen semblante, en el que no quedaban rastros de la gripe que, según explicaron sus colaboradores el lunes, la había obligado a suspender su participación en la firma del Acta de Mayo en Tucumán.

“Estaba bastante engripada ayer y si no, no podía venir hoy. Tuve que elegir un poco”, respondió Villarruel al final del desfile, cuando debió explicar por qué priorizó su presencia allí sobre la asistencia a un acto fundamental para el oficialismo.

En su entorno aseguraron que “hasta último momento” evaluó ir a Tucumán, pero que por “recomendación médica” terminó no haciéndolo. “Era el viaje de ida, más el de vuelta, más estar allá, era mucho. Estaba desde el miércoles con gripe. El jueves no pudo ir a la sesión, el viernes y el sábado suspendió agenda”, completaron.

Gracias Presidente @JMilei por darnos a todos los argentinos el abrazo con nuestras Fuerzas, que hace tanto necesitábamos! ¡Qué honor poder estar presente y ver en cada veterano a mi papá! pic.twitter.com/vXMXGI6UfY

— Victoria Villarruel (@VickyVillarruel) July 9, 2024

En esa línea, las fuentes descartaron cualquier tipo de “vedetismo” respecto de la posibilidad de que la ausencia estuviera vinculada a la foto en Tucumán, de la que quedara corrida debido al protagonismo de la secretaria general de la Presidencia, Karina Milei, quien no estuvo dentro de la casa histórica sino que además firmó el Acta de Mayo.

El martes pasado, Villarruel había quedado a un costado de la imagen que mostraba en primera línea al mandatario, su hermana y secretaria general de la presidencia, a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, al portavoz Manuel Adorni y hasta al exgobernador Carlos Ruckauf, antes que a ella. “No fue por ninguna foto, el vedetismo le importan cero”, definieron con contundencia. Una afirmación con la que no todos coinciden en La Libertad Avanza.

La ausencia de Villarruel en la Casa de la Independencia no terminó sorprendiendo en las filas de LLA, donde cada vez más se impone la frase: “Victoria tiene su propia agenda”. En esa línea es que varios dirigentes asociaron que haya privilegiado estar este martes el desfile militar, lo que va más en sintonía con sus intereses y temáticas, por las que milita desde hace años.

A varios de los consultados tampoco les pasó inadvertido que Villarruel no posteara en su cuenta de la red social X nada que tuviera que ver con el histórico acto en suelo tucumano, aunque cerca suyo decían este martes que le dio “me gusta” a la publicación sobre el tema de la Oficina del Presidente. “Ella busca conformar consensos, obviamente que apoya el Pacto”, definieron.

En la previa, en Balcarce 50 ya adelantaban que era casi un hecho que Villarruel no participaría de la firma del acuerdo con 18 gobernadores que el oficialismo considera fundamental para lo que viene en el país. “Dijo que arrastraba un cuadro gripal del que estaba saliendo, pero que creía que no le iba a dar el cuerpo para viajar, y que esperaba estar para el desfile”, afirmaron este lunes en la sede de Gobierno.

Desde allí y cuando todavía faltaban algunas horas para que despegue el vuelo de 140 plazas rumbo a Tucumán en el que ella hubiera viajado, había quienes dejaban la puerta abierta para que finalmente subiera, aunque sin demasiada expectativa. Villarruel debía viajar con ministros e invitados, mientras que en otro vuelo iba el mandatario con su hermana Karina. Por seguridad, presidente y vice nunca deben viajar juntos.

La reaparición

Villarruel volvió a escena en la mañana de este martes en el tedeum de la Catedral Metropolitana, en la que ingresó del brazo del mandatario. Luego asistió al desfile y quedó ubicada en el palco en la zona de Libertador y Austria, entre Milei y su hermana, de quien la separaba una distancia un poco mayor. “Las dos somos bravas, pobre jamoncito”, dijo en una entrevista en marzo pasado en medio de versiones de fuertes diferencias entre ambas.

Ninguna de esas apreciaciones cayeron bien en las filas libertarias, donde la predilección por los hermanos Milei es mucho mayor que sobre Villarruel. De la vicepresidenta tampoco caen bien algunos de sus modos e impuntualidades. Su última llegada tarde fue al acto que se realizó la semana pasada por los policías caídos en servicio y que terminó con ella al costado de la foto.

“Llegó treinta segundos tarde y quedó ahí ubicada”, explicaron en el Senado, desde donde también lamentaron que no se hubiera difundido una imagen en la que se la veía abrazada al Presidente, que la vio visiblemente emocionada y “que sabe lo que a ella la conmueven ese tipo de situaciones”.

De todos modos, en el Gobierno sostienen que la relación entre Milei y Villarruel pasa por un muy buen momento, según detallan fuentes de las distintas terminales y según ellos mismos mostraron en su paso por el tedeum y la parada militar sobre la avenida Libertador, que tuvo su corolario en el paseo en tanque de guerra que ambos hicieron casi sobre el final del desfile.

“Feliz Día de la Independencia! ¡Grandes hombres nos dieron la Libertad el 9 de julio de 1816, seamos nosotros los que la recuperemos en 2024! Que pasen un hermoso Día con la bandera celeste y blanca en los balcones y la escarapela en el pecho. ¡Los esperamos en el Desfile militar! !Viva la Patria!”, consignó este martes por la mañana Villarruel para romper su silencio en X.

En X fue también donde poco después volvería con más fotos del desfile en el que, al igual que en esta primera, mostraría imágenes suyas en las que buscó resaltar su sintonía con el Presidente. “Gracias Presidente Javier Milei por darnos a todos los argentinos el abrazo con nuestras Fuerzas, que hace tanto necesitábamos! ¡Qué honor poder estar presente y ver en cada veterano a mi papá!”, escribió en referencia a su progenitor, veterano de la guerra de Malvinas y fallecido en mayo de 2021.