Video: un adolescente robó un caballo en Rosario, chocó contra un auto y ambos volaron por el aire

El lunes por la tarde, un adolescente de 16 años robó un caballo de un vecino, chocó contra un auto y ambos volaron por el aire. El incidente, que tuvo lugar en la intersección de las calles Maradona y Pasaje 1418, en la ciudad santafesina de Rosario, fue captado por una cámara de video instalada en la vía pública.

Según reconstruyó el portal Aire de Santa Fe, el hurto del equino fue una “broma” entre dos amigos. Antonio, el muchacho que protagonizó el incidente, se acercó al domicilio de su conocido y decidió subirse al animal para dar una vuelta. Ni bien el joven lo montó, el caballo se echó a correr y el joven no pudo controlarlo.

Luego de trotar varias cuadras, el galope del cabello se vio interrumpido por un Fiat Duna blanco que se interpuso en su camino y generó un fuerte choque entre ambos. Las imágenes que se viralizaron en redes sociales muestran el momento exacto en que el animal fue arrollado por el vehículo, rebota en el capot provocando su abolladura y sale disparado junto al adolescente.

Revnduiurfgrn-iz

Tras un segundo en el aire, ambos impactan con fuerza contra el asfalto. Pasados unos breves momentos de desorientación, ambos se reincorporan. Antonio solo sufrió heridas leves en las piernas, la espalda y la cintura. El caballo, por su parte, también resultó ileso y fue devuelto a sus dueños, precisó el medio local.

Días después del inusual accidente, el adolescente de 16 años habló con Telefe Rosario y sostuvo: “Me subí al caballo, se echó a correr y no lo pude frenar. El auto que nos choca intentó acelerar más y nos levantó para arriba. El caballo es de un chico del campo. Nosotros lo agarramos para andar un ratito y nada más”.

Mendoza: venía con su familia en auto por la ruta y chocó contra un caballo

El pasado febrero, una familia oriunda de San Martín de los Andes protagonizó un accidente vial cuando viajaba en una camioneta por la Ruta Nacional 40 en la madrugada del miércoles pasado y se cruzó con una manada de caballos. Según describieron sus integrantes, dos mayores y dos hijos, la vía estaba oscura cuando los animales aparecieron en el camino. En ese momento, el conductor se percató de la cercanía de la tropilla que pasaba por el lugar, por lo que redujo la velocidad.

Fue entonces cuando al acelerar nuevamente fueron sorprendidos por un último potrillo, que no había llegado a cruzar junto a los demás: el auto impactó de frente contra el animal. Por el choque el matrimonio y sus dos hijos menores de edad sufrieron algunos golpes y la camioneta quedó destruida. Tras llamar a emergencias, los pasajeros fueron asistidos por personal de Tránsito de la Policía y profesionales de la salud del Hospital Ramón Carrillo, donde fueron trasladados preventivamente.

Luego de lo ocurrido la familia se mostró indignada por la presencia de animales sueltos en la ruta debido a que representan un riesgo. En diálogo con un medio local, la esposa del conductor denunció: “Esta vez vivimos en primera persona el resultado de la negligencia de los dueños de animales, que no se ocupan de mantenerlos alejados”.

Además, la mujer contó que en el hospital recibieron pésima atención: “Mi única preocupación eran los chicos, que terminaron con algunos golpes. Cuando fuimos trasladados al hospital, no podía creer el trato que nos dieron allí, la verdad fue vergonzoso. Realmente es de no creer”.

Luego, volvió a referirse a los animales sueltos y la falta de legislación al respecto: “Debería haber consecuencias para los dueños de animales sueltos, no los marcan porque en caso de accidente nadie es culpable. Ningún político de turno se ocupa de que se legisle una ley severa en estos casos; si hay un animal que no posee marca, que se lo levante de la ruta, se lo secuestre y después el dueño cuando reclame, pague la multa correspondiente porque cuando les tocás el bolsillo, les duele”.