Vendió su auto para pagar la operación que le salvó la vida a su perro chihuahua: “Solo tiene 10 años”

Muchas veces, las mascotas se convierten en un integrante más de la familia, y sus dueños hacen todo lo necesario para asegurar su bienestar. La enfermera británica Jac Williams, llevó esa certeza a un nuevo nivel.

A su perro chihuahua Louie, le diagnosticaron una dura enfermedad de la válvula mitral y no había más alternativa que someterlo a una costosa operación. Ante la imposibilidad de poder afrontar ese gasto, la mujer tomó una drástica decisión.

Qué es el doctor Simi, el muñeco que Maluma recibió en Qatar 2022 y generó revuelo

Fue en 2020 cuando el can recibió su diagnóstico. No tenía esperanzas de vida y Jac ya se preparaba para lo peor. En ese entonces, el Royal Veterinary College le dio una nueva alternativa, había que hacer una cirugía que solo estaba disponible en Londres, Cambridge y Japón.

Sin embargo, el costo del procedimiento era de casi 18.000 dólares. Por fortuna para Williams y Louie existía una manera de conseguir el dinero. Al menos para esta mujer, quien no dudó en vender su auto, un modelo Qashqai de la marca Nissan, que apenas tenía dos años de uso.

Recibió poco más de 15.000 dólares y el resto lo tomó de una herencia que tenía guardada. “Aunque era una gran cantidad de dinero, pensé que se lo debía. Es un perrito tan dulce, lo amo muchísimo. Solo tiene 10 años y los chihuahuas pueden vivir hasta los 16 o 17″, aseguró la mujer para el diario Metro.

Jac es originaria de Dorset, Inglaterra, y tiene 54 años. Desde que cumplió 44 su perrito ha permanecido a su lado, por lo que salvarle la vida era una de sus mayores prioridades en cuanto se enteró del padecimiento. En ese sentido, se sintió afortunada de que su país fuera uno de los tres en los que se podía acceder a la operación.

Irreconocibles: las famosas que alguna vez fueron azafatas y la eterna pasión de Hollywood por los aviones

La riesgosa operación del chihuahua, por la que la mujer vendió su auto

El profesor Daniel Brockman fue el encargado de dirigir el procedimiento quirúrgico que duró cuatro horas. El perro estuvo conectado a una máquina bombeadora de sangre por unos 90 minutos, de acuerdo con información de Metro. Luego pasó dos días en cuidados intensivos y una semana de recuperación.

Louie fue diagnosticado dos años atrás, cuando lo llevaron a una limpieza de dientes de rutina y ese momento fue crucial en la vida de Jac. “Pregunté sobre nuestras opciones y el veterinario mencionó que había una cirugía, pero era nueva, muy costosa y muy especializada”, relató.

Además, Jac tenía el tiempo contado para decidir qué hacer con su mascota: “El cirujano dijo que no teníamos nada que perder, salvo mucho dinero, porque (el perro) moriría probablemente a finales de año”, mencionó Williams.

La exenfermera de RSPCA agregó que no se arrepiente de haber invertido gran parte de su patrimonio en la salud de su mascota. Para ella es como parte de su familia y está segura de que haría eso por cualquier otro ser querido: “No teníamos seguro… Así que nos arriesgamos y dijimos que sí. Sé que es mucho dinero, pero al final del día, si amas tanto a tu perro, no tienes otra opción”, concluyó.

Deja una respuesta

Generated by Feedzy