Una niña de 2 años de Arizona murió después de que su padre la dejara dormida en un coche durante una ola de calor este martes, dijo la Policía

(CNN) — Una niña de 2 años de Arizona murió después de que su padre la dejara dormida en un coche durante una ola de calor este martes, según informó la Policía.

Una investigación inicial indica que el padre de la niña llegó a casa mientras ella dormía en el coche, y la dejó allí con el vehículo en marcha y el aire acondicionado encendido mientras él entraba en su casa, según la Policía de Marana, situada a las afueras de Tucson.

La madre llegó a casa y poco después descubrieron a la niña inconsciente en el interior del coche, que ya no estaba en marcha y tenía el aire acondicionado apagado, según la Policía. Alguien llamó al 911, los bomberos y la Policía de Marana llegaron poco después de las 4 de la tarde, dijo la Policía.

La persistente ola de calor en Estados Unidos bate nuevos récords, causa muertes en el oeste y se apodera del este

La niña permaneció en el coche entre 30 minutos y una hora antes de ser encontrada, según informó la Policía a KNXV, afiliada de CNN.

Los esfuerzos de reanimación se hicieron en el niña y fue transportada a un hospital, donde fue declarada muerta, según la Policía.

Los detectives de la Policía de Marana obtuvieron una orden de registro este martes por la noche y la investigación sobre la muerte está en curso, según informó la Policía.

«Estamos haciendo nuestras entrevistas con el padre, los testigos, los vecinos, para determinar si el coche estaba todavía en marcha, si el aire acondicionado estaba todavía en funcionamiento», dijo el capitán de la Policía de Marana Tim Brunenkant a la afiliada de CNN, KPNX. «Todo lo que sabemos es que era un coche caliente y la niña no respondía, estaba muy caliente, y es muy trágico».

El Valle de la Muerte bate un nuevo récord diario con una temperatura abrasadora de 53°C mientras se prolonga la ola de calor en la Costa Oeste

Las temperaturas del aire por la tarde en la zona de Marana oscilaron este martes entre los 38 y los 41 grados Celsius, según el Servicio Meteorológico Nacional. Gran parte del oeste y el sur de EE.UU. experimentaron una ola de calor de larga duración que provocó numerosos récords diarios de altas temperaturas y causó muertes.

Según NoHeatStroke.org, un sitio web dirigido por un profesor de la Universidad Estatal de San José, diez niños murieron este año en Estados Unidos por encontrarse en un vehículo caliente. Según el Consejo Nacional de Seguridad, desde 1998 murieron 44 niños por insolación en Arizona.

Según el Consejo, una media de 37 niños menores de 15 años mueren cada año por insolación tras permanecer en un vehículo caliente. En 2023, se registraron 29 muertes de niños en coches calientes en EE.UU., según el consejo. Desde 1998, el número anual más alto de niños que se sabe que murieron después de haber sido dejados en un vehículo caliente fue de 53, registrado tanto en 2018 como en 2019, según el consejo.

La temperatura corporal de un niño aumenta de tres a cinco veces más rápido que la de un adulto, y los niños pueden morir cuando su temperatura corporal alcanza los 41 grados Celsius, según la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras. De las muertes pediátricas por golpe de calor registradas entre 1998 y 2023, alrededor del 52% ocurrieron porque un cuidador olvidó al niño en un vehículo, según NoHeatStroke.org, que citó informes de los medios de comunicación sobre las muertes.

The post Una niña de 2 años de Arizona murió después de que su padre la dejara dormida en un coche durante una ola de calor este martes, dijo la Policía appeared first on CNN.

​