Tinder: esto generan en tu cerebro las app de citas, según los especialistas

En la búsqueda del amor moderno, las apps de citas como Tinder han transformado la dinámica del romance. Sin embargo, recibieron acusaciones de diseñar características «adictivas, similares a las de un juego».

En el último Día de San Valentín, una demanda de seis personas señaló a empresas como Match Group, propietaria de varios servicios de citas en línea, como responsable. Aunque rechazaron las acusaciones, abrieron el debate: ¿son verdaderamente adictivas?

Los 7 mejores suplementos vitamínicos para tomar a los 60 años, según los médicos

Estados Unidos se asusta con el próximo eclipse solar total: las autoridades piden que se abastezcan de alimentos y agua

El intrigante mundo de las aplicaciones y sus consecuencias en el cerebro 

En la era digital, deslizar el dedo puede abrir las puertas a un universo de posibilidades románticas, principalmente en aplicaciones como la reconocida Tinder. 

A pesar de la defensa de Match Group, el debate sobre la adicción a las aplicaciones de citas sigue siendo un tema candente (Fuente: archivo). 

Más allá de esto, detrás de la aparente simplicidad de estas aplicaciones y su promesa de amor instantáneo, se esconden complejos mecanismos psicológicos y comerciales que moldean nuestras interacciones amorosas, según recopiló numerosos estudios la prestigiosa National Geographic. 

Según Helen Fisher, antropóloga biológica del Instituto Kinsey de la Universidad de Indiana, el cerebro está predispuesto a volverse adicto al amor, convirtiendo las aplicaciones de citas en una tentadora fuente de recompensas emocionales. 

Elias Aboujaoude, psiquiatra de Stanford, sugiere que las aplicaciones de citas desencadenan una respuesta de dopamina, generando un «subidón» con cada «me gusta» o coincidencia.   

Aunque las empresas guardan celosamente los detalles de sus algoritmos, existe una falta de investigación sobre su efectividad y consecuencias.

Amie Gordon, psicóloga de la Universidad de Michigan, señala que la compatibilidad sigue siendo un enigma.  

Las aplicaciones de citas activan la liberación de dopamina en el cerebro, generando una sensación de recompensa con cada interacción positiva (Fuente: archivo). 

Kathryn Coduto de la Universidad de Boston, destaca que las aplicaciones de citas son empresas que buscan maximizar la participación para obtener ganancias. 

Mientras que Match Group niega diseñar sus aplicaciones para promover la adicción, expertos como Cheng Chen de la Universidad de Elon señalan tácticas de diseño que hacen que el proceso sea más adictivo.

Aunque algunas voces critican la superficialidad y adicción potencial de estas plataformas, Michael Rosenfeld de Stanford considera que las aplicaciones de citas cumplen su propósito al conectar a personas reales.

A pesar de las incertidumbres y críticas, las aplicaciones de citas continúan siendo una parte integral del panorama moderno de las relaciones amorosas (Fuente: archivo).

El impacto de las aplicaciones de citas en la salud mental 

Las aplicaciones de citas han transformado la dinámica de las relaciones humanas, generando debates sobre su impacto en la salud mental. ¿Son estas plataformas una adicción moderna o simplemente un reflejo de los desafíos sociales contemporáneos?

Comportamientos similares a redes sociales: las investigaciones sugieren que el uso de aplicaciones de citas presenta comportamientos paralelos a las redes sociales, como la búsqueda de validación y la conexión superficial, lo que puede afectar la autoestima y el estado de ánimo.

Una investigación científica analiza el impacto que tiene en nuestro cerebro escuchar audios de WhatsApp en velocidad rápida

El ritual de protección que alejará las energías negativas de tu casa en Semana Santa: cómo hacerlo: la falta de una definición clara de adicción en el contexto de las aplicaciones de citas dificulta la atribución de un diagnóstico médico.

¿Adicción o no?: la falta de una definición clara de adicción en el contexto de las aplicaciones de citas dificulta la atribución de un diagnóstico médico. Aunque algunos rasgos de adicción están presentes, como el uso compulsivo y la ansiedad asociada, no todos los usuarios muestran estos comportamientos.

Impacto en la salud mental: el uso excesivo de aplicaciones de citas está vinculado a la ansiedad social, la soledad y la depresión, lo que puede resultar en una menor satisfacción y bienestar emocional.Estas plataformas pueden servir como mecanismo de afrontamiento, pero a costa de una conexión significativa y duradera.

Realidad vs. pánico moral: a pesar de las preocupaciones, las aplicaciones de citas siguen siendo una herramienta eficaz para formar nuevas relaciones románticas o sexuales.Sin embargo, la amplia gama de opciones puede generar frustración y dificultad para encontrar una pareja compatible.

Transparencia y responsabilidad: los expertos abogan por una mayor transparencia en los algoritmos de las aplicaciones y la promoción de un uso consciente. Funciones que fomenten la reflexión sobre el comportamiento, como recordatorios para tomar descansos, podrían ayudar a mitigar los efectos negativos en la salud mental.