Tiene 27 años y se dice “una inversión” para su novio: “Yo le doy apoyo, amor y otras cosas”

Dicen que las relaciones de pareja deben ser equitativas para funcionar, pero algunas personas piensan diferente y plantean acuerdos basados en sus expectativas. Además, no están dispuestas a entrar en un compromiso por menos de lo que esperan. En relación a esto, sobresalió el caso de Hanna Chan, de 27 años, quien se describe como “una inversión” y algo que deben mantener, por eso eligió que su novio le pague todo, mientras ella se hace cargo de otros aspectos de la relación. Su idea de cómo puede funcionar su noviazgo se le vino a la mente luego de varias citas en las que se encontró con hombres que no tomaban la iniciativa y decidió que ese no era su estilo.

Vive en Miami y advierte sobre “lo negativo” del trabajo en Estados Unidos: “Lamento decirles”

Con el objetivo en mente, cuando el empresario Ed Reay, de 22 años, se puso en contacto con ella en mayo de 2021, ambos congeniaron de inmediato y notaron que compartían valores. Él es originario de Canadá y, en julio de 2021, tomó un avión para ir a conocerla a Londres. Luego se enamoraron y se mudaron allí en septiembre del año pasado, de acuerdo con la historia que describe el medio Mirror.

A medida que su relación y su amor crecían, Ed asumía cada vez más responsabilidades financieras del hogar hasta quedarse con la mayoría: las facturas, el alquiler y las vacaciones.

“No quería ser dominante”

Por su parte, Hanna, consultora de negocios de Canary Wharf, dijo: “Empecé a darme cuenta de que en una relación no quería ser la dominante y quería a alguien que pudiera mantenerme. Antes, siempre había considerado mi éxito empresarial y el dinero que ganaba como mi valor en las citas, pero me di cuenta de que no quería eso. Después de conocer a Ed, me dijo que deseaba mantenerme. Tenemos una relación 100/100: él se encarga de la parte económica y yo le doy el 100% en cuanto a apoyo, amor y pequeñas cosas como llevarle un batido después de un día estresante. No hay nada bueno ni malo en las citas, lo más importante es que tus valores se alineen entre tú y tu pareja para lo que quieres en una relación”, destacó.

Según el relato de Hanna, al principio él solo se hacía cargo de las citas, pero después empezó a absorber mucho más. “Mi valor viene de apoyarlo y equilibrar la energía masculina”, añadió la joven.

En su balanza, ella se encarga de la casa, limpieza, cocina y compra de alimentos: “Ed no es el que más valora el dinero, sino que valora que lo apoyen y cuiden. Piensa en mí como una inversión, ya que lo he apoyado y eso ha hecho que ahora gane el triple de antes”.

Hanna continúa en el trabajo

De acuerdo con su perspectiva, hay algo más que la cantidad de dinero que se gana y por eso mantiene el equilibrio entre el negocio y su vida. “Trabajo unas tres horas al día porque sigo amando lo que hago”, agregó y reconoció que antes consideraba que el éxito de su negocio la definía, pero que esa percepción ha cambiado: “El dinero no debería ser un indicador de lo que alguien aporta a una relación. Algunos quieren una relación al 50%, pero a Ed y a mí nos gusta la dinámica que tenemos. Nos funciona”.

Por qué Victoria Beckham se quebró en llanto en plena pasarela de la Paris Fashion Week

“En nuestra relación, considero que el trabajo del hombre es proveer la casa y el de la mujer hacer el hogar”, cerró, en una frase que para muchos puede ser polémica.

Por su parte, Ed aseguró que Hanna lo ayudó a superarse y lo mantiene en el camino para ser mejor persona: “Me empuja a darnos el tipo de vida que ambos queremos”.

Deja una respuesta

Generated by Feedzy