¿Se puede financiar un usado? Cuáles son las opciones y cómo acceder a ellas

En el último informe emitido por la Cámara del Comercio Automotor (CCA), las ventas de autos usados crecieron un 42,5% respecto de mayo de 2021. Con las restricciones que enfrenta el universo 0km -faltantes de modelos, autopartes y demoras en las entregas-, cada vez son más los clientes que empiezan a mirar el mercado de usados para cambiar de vehículo o adquirir el primero. Sin embargo, una de las dificultades más grandes en estas operaciones es la falta de financiamiento.

Usados: qué hay que saber antes de comprar un auto y cómo negociar el precio

La brecha es significativamente grande. Acorde a los datos de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA), en 2021 entre el 35% y 40% de las ventas de autos 0km se hicieron mediante planes de ahorro o financiación, mientras que las operaciones financiadas de vehículos usados alcanzaron el 5,6%. Ante este panorama, surgen alternativas. Los bancos plantean su abanico de opciones y hay empresas dedicadas al rubro, como Kavak, que buscan mejorar ese porcentaje facilitando los financiamientos en usados.

“Sabemos que financiar un auto nos abre puertas a un montón de clientes que están interesados en comprar y por distintas razones no llegan al monto”, señala Mariano Segarra, CEO de Kavak Argentina en diálogo con LA NACION. “Nuestro objetivo es, para fin de año, llegar al 30% de autos financiados”, proyecta. Al día de hoy, la empresa vende el 16% de su flota bajo financiamiento y tiene varias alternativas en carpeta para poder cumplir con el número proyectado.

Por un lado, está el caso de quienes no poseen un usado para entregar como parte de pago. El límite de financiación es 70% del valor total del vehículo aunque ese porcentaje está atado al riesgo crediticio de cada cliente; algunos podrán financiar el 70% mientras que otros podrán financiar menos. Una vez constatado esto, se abren dos posibilidades referidas a la tasa de interés: una es financiar a un 36% anual a través del programa de Inclusión Financiera del Banco Central y la otra es gestionar directamente con Kavak y acceder a una del 57%. “Es sumamente interesante la inclusión financiera pero no todos pueden aplicar, tenés que cumplir con los requisitos de la central de deudores”, explica Segarra.

Qué técnicas para ahorrar nafta realmente funcionan y cuáles son un mito

“Para los que no pueden, nosotros trabajamos con el Banco Santander y el Supervielle donde ofrecemos una tasa del 57%”, completa. En ese caso, Kavak se hace cargo de todos los trámites con el banco y a lo que se llega es, en realidad, a un préstamo prendario por el mismo usado que se está comprando.

Los pasos a seguir

Luego de haber hecho el contacto con Kavak, la empresa analiza el riesgo crediticio y establece el porcentaje a financiar. “Una vez que lo aprobamos, firmamos un contrato de pre-prenda y se reserva el auto por $10.000. Después, el banco hace la liquidación total del crédito y se completa la operación para hacer entrega del vehículo. Nosotros hacemos toda la parte de trámites y después, los pagos los hace directamente el cliente con la entidad”, detalla Segarra.

Ahora bien, en lo que respecta a plazos y montos, ambos dependen del famoso riesgo crediticio. “Generalmente, los plazos son de 34 o 36 meses pero nos podemos extender hasta 48, no más. Nosotros financiamos hasta el 70% pero puede pasar que el cliente quiera menos o que tenga un riesgo crediticio alto y el banco no le permita financiar ese número”, advierte también.

El mismo sistema aplica para quienes tienen un usado para entregar. La empresa solo acepta modelos del 2010 en adelante y con menos de 100.000km. Luego de haberlo cotizado, inspeccionado y recotizado, el financiamiento se puede aplicar por sobre la diferencia obtenida. Un ejemplo en números concretos: se quiere comprar un auto de $2 millones y se entrega a cambio uno valuado en $1 millón, esa diferencia de $1 millón que queda, puede financiarse.

Financiamiento bancario

Existe también un camino netamente bancario para que la compra se dé directamente de particular a particular o a través de otra agencia. Desde el Banco Provincia señalaron que hoy “no tienen créditos prendarios” pero sí personales con una afectación del 35% -sujeta a evaluación crediticia- y montos de hasta $5.000.000 con plazos de hasta 72 meses.

Baby boomers, Generación X y millennials: ¿quiénes compran más autos hoy?

En cuanto al Banco Ciudad, la opción del préstamo personal también está en carpeta, pero con un monto menor. El plazo se mantiene -72 meses- pero otorgan hasta $3.000.000 con una tasa anual del 40%.

Deja una respuesta

Generated by Feedzy