Rusia promete dar de baja a los indios que luchan por Moscú en Ucrania, dice Nueva Delhi

(CNN) — Rusia ha prometido licenciar a los ciudadanos indios que fueron «engañados» para alistarse en su Ejército para luchar en Ucrania, declaró este martes el ministro de Asuntos Exteriores de la India.

El primer ministro de la India, Narendra Modi, «planteó enérgicamente la cuestión del licenciamiento anticipado» al presidente de Rusia, Vladimir Putin, durante su viaje de dos días a Moscú esta semana, subrayando la necesidad de traer a todos los indios a casa «lo antes posible», dijo el secretario de Asuntos Exteriores, Vinay Mohan Kwatra, a los periodistas en una rueda de prensa.

«La parte rusa prometió el pronto licenciamiento de todos los ciudadanos indios al servicio del Ejército ruso», dijo.

Moscú no ha hecho comentarios sobre el acuerdo, pero Nueva Delhi lleva meses presionando para que se libere a sus nacionales del Ejército ruso, y en abril dijo a CNN que era una «prioridad absoluta«. El Ministerio indio de Asuntos Exteriores había declarado anteriormente a CNN que había estado en contacto permanente con las autoridades rusas para conseguir su liberación.

Según algunas estimaciones, Rusia ha estado enviando a miles de hombres extranjeros a luchar en Ucrania desde que Putin ordenó la invasión a gran escala de su vecino suroccidental en febrero de 2022.

Muchos de ellos son jóvenes del sur de Asia, atraídos por la perspectiva de un empleo estable y salarios más altos en Rusia. En Nepal, la destacada legisladora de la oposición y exministra de Asuntos Exteriores Bimala Rai Paudyal declaró ante el Parlamento a principios de este año que entre 14.000 y 15.000 nepalíes luchaban en el frente, citando testimonios de hombres que regresaban de Ucrania.

El primer ministro de India llega a Rusia para conversar con Putin en su primera visita desde el inicio de la guerra en Ucrania

El Gobierno ruso anunció el año pasado un paquete lucrativo para los combatientes extranjeros que se unieran al Ejército del país, que incluía un salario mensual de al menos US$ 2.000 y una vía rápida para obtener la ciudadanía rusa, pero el Kremlin no ha dicho cuántos extranjeros ha reclutado en virtud del plan.

A principios de marzo, la Oficina Central de Investigación de la India (CBI, por sus siglas en inglés) declaró que había desarticulado importantes redes de trata de seres humanos que engañaban a hombres para que trabajaran en el Ejército ruso, con 35 casos identificados.

«Los ciudadanos indios víctimas de la trata fueron entrenados en funciones de combate y desplegados en bases del frente en la zona de guerra entre Rusia y Ucrania en contra de sus deseos», afirmaba la declaración de la CBI.

En declaraciones a los periodistas el martes, Kwatra dijo que no conoce el número exacto de indios reclutados para luchar por Rusia en Ucrania, pero prevé que se trate de entre 35 y 50 personas.

De ellos, 10 ciudadanos indios ya han regresado a su país, dijo.

«Ahora, las dos partes trabajarán en ello y verán con qué rapidez podemos conseguir que vuelvan al país», dijo Kwatra.

La India no tiene ninguna ley que impida a sus ciudadanos servir en el Ejército de un Estado extranjero.

Una familia de la ciudad meridional india de Hyderabad declaró recientemente a CNN que habían pasado dos meses intentando averiguar qué le había ocurrido a su hermano después de que viajara a Rusia con la promesa de encontrar trabajo.

Imran Mohammad dijo que una agencia de empleo había tentado a su hermano Asfan Mohammed con una oferta de puestos de ayudante y seguridad en el Ejército ruso, diciendo que podría obtener un pasaporte ruso y el documento nacional en un año.

En lugar de eso, Asfan fue enviado al campo de batalla en Ucrania y murió en combate.

«Estos intermediarios engañaron a los muchachos y pusieron sus vidas en peligro», afirmó Imran, refiriéndose a Asfan y a otros indios enviados a la guerra.

Rusia ha reclutado hasta 15.000 nepalíes para luchar en su guerra. Muchos regresaron traumatizados. Algunos nunca volvieron.

En el vecino Nepal, los legisladores han pedido a las autoridades rusas que faciliten las cifras de sus nacionales que luchan en Ucrania.

Varios combatientes nepalíes retornados que hablaron con CNN a principios de este año culparon a Rusia de utilizarlos como carne de cañón en la guerra.

«Son los nepalíes y otros combatientes extranjeros los que luchan realmente en el frente de las zonas de guerra. Los rusos se sitúan unos cientos de metros más atrás como apoyo», declaró Suman Tamang, tras regresar de Rusia.

Los nepalíes que lucharon para Rusia dijeron que solo habían recibido una breve formación antes de ser enviados al combate.

Ramchandra Khadka, que regresó a Nepal tras sufrir heridas en Ucrania, declaró a CNN que, tras solo dos semanas de entrenamiento, fue enviado al frente en Bakhmut -una localidad del este de Ucrania que fue testigo de algunos de los combates más intensos entre las fuerzas rusas y ucranianas- con un arma y un equipo básico.

«No me alisté en el Ejército ruso por placer. No tenía ninguna oportunidad de trabajo en Nepal. Pero en retrospectiva, no fue la decisión correcta», dijo Khadka. «No nos dimos cuenta de que nos enviarían al frente tan rápido y de lo horrible que sería la situación».

Brad Lendon, Vedika Sud, Sugam Pokharel, Matthew Chance, Mihir Melwani y el periodista Nishant Khanal, contribuyeron a la información.

The post Rusia promete dar de baja a los indios que luchan por Moscú en Ucrania, dice Nueva Delhi appeared first on CNN.

​