¿Qué veo? Cinco programas para ver con resaca después de las fiestas

Para algunos, la época de fiestas es el mejor momento del año, un tiempo de reencuentros y celebraciones en el que levantar una o unas cuantas copas con los seres queridos. Para otros, es exactamente lo contrario, una seguidilla de compromisos que preferirían evitar y que son solo tolerables gracias a esos brindis en los que levantan una copa. O un montón. Lo que tienen en común ambos extremos es que después de los festejos posiblemente el cuerpo y la cabeza acusarán recibo de los excesos. Y el calor, claro, será el peor aliado del estado general de resaca, un término poco elegante pero certero para explicar las sensaciones que la mayoría atraviesa el primer día del año. Un comienzo difícil que se puede mejorar consumiendo un seleccionado de contenidos que las plataformas de streaming parecen haber programado con esas incomodidades en mente. Lo que sigue es una selección para ver bajo el aire acondicionado y con algún digestivo al alcance de la mano.

Muerte a 2021. La TV británica tiene una larga tradición de programas especiales de Navidad. Desde las ficciones más exitosas a los ciclos de comedia más populares, todos suelen preparar alguna sorpresa para que sus espectadores disfruten entre el 25 y el 2 de enero. Con ese espíritu y una tonelada de sarcasmo, el año pasado Charlie Brooker, creador de Black Mirror y su equipo armaron el falso documental de comedia Muerte al 2020. Con la ironía y el absurdo como bandera el ciclo recorría los acontecimientos más sobresalientes y deprimentes del primer año de la pandemia con la participación de caras conocidas como las de Lisa Kudrow, Laurence Fishburne y Hugh Grant, quien ahora regresa para volver a interpretar al pomposo y ridículo historiador Tennyson Foss. Siempre con la mirada puesta en los sucesos más destacados y horrendos de los Estados Unidos y Gran Bretaña, ahora la comedia también se ocupa de la cultura de la cancelación, los antivacunas y las enseñanzas del año que termina que, como dice la columnista que interpreta la siempre genial Stockard Channing “lo que aprendimos de 2021 es que no aprendimos nada en 2020″. Disponible en Netflix

El libro de Boba Fett. Durante años el cazador de recompensas, el Mandalorian original, fue el personaje más querido por los fanáticos de Star Wars. Un afecto no demasiado comprensible para los legos en el universo creado por George Lucas. Sin embargo, con la aparición del personaje en The Mandalorian y el estreno de su propia serie en Disney+, el misterio está en camino de ser revelado. Antes de comenzar con los siete episodios semanales de El libro de Boba Fett conviene hacer algo de historia. Aunque en Star Wars VI: El regreso del Jedi lo último que se veía de Fett era su caída al Pozo de Sarlacc, un abismo del que nadie en la galaxia había escapado antes, lo cierto es que parte del canon narrativo del mundo creado por Lucas, contaba fuera de cuadro que el cazarrecompensas que solía trabajar para el criminal Jabba el Hutt sobrevivía a la caída y seguía haciendo de las suyas por el espacio. Su última parada, como se vio en la escena poscréditos de la segunda temporada de The Mandalorian, es Tatooine y más precisamente en el antro desde el que el monstruoso Jabba solía controlar el submundo criminal del planeta. Muerto el jefe, en la nueva serie Fett decide hacerse con de trono y aprender a ser un gánster que aboga por el honor entre ladrones, aunque tenga que imponerlo a golpe de puño. Con la producción de Jon Favreau y Dave Filone, el dúo a cargo de The Mandalorian, y el liderazgo del director Robert Rodriguez, la nueva serie de Star Wars llega justo cuando más la necesitamos. Disponible en Disney+

Cobra Kai. En la nutrida oleada de remakes y spinoffs dedicadas a la cultura popular de los años 80 Cobra Kai, basada en la saga cinematográfica que comenzó en 1984 con el film Karate Kid, es uno de los rescates emotivos más celebrados. En principio porque todos los involucrados se toman con mucho humor todo el asunto de la nostalgia y los cambios culturales de las últimas tres décadas y utilizan ambas para reírse de sus personajes centrales Daniel LaRusso (Ralph Macchio) y Johnny Lawrence (William Zabka). En esta cuarta temporada, disponible desde el viernes, el dúo de enemigos históricos deberán trabajar juntos para lograr que sus alumnos ganen un torneo contra los discípulos del malvado Kreese (Martin Kove). Tomando elementos de la película Karate Kid 3, la nueva temporada no solo recupera al villano de aquel film, el millonario Terry Silver que interpretaba e interpreta ahora también Thomas Ian Griffith, sino que le saca todo el provecho a la forzada alianza entre Daniel y Johnny, una extraña pareja que sigue siendo lo mejor del programa. Cuatro temporadas. Disponibles en Netflix.

Motherland: Fort Salem. Como los relatos de viajes en el tiempo, a las historias de brujas siempre vale la pena prestarles atención. En este caso, se trata de una serie que imagina un mundo en el que lejos de ser erradicadas de la faz de la Tierra, las brujas de Salem logran vencer a sus enemigos y perseguidores. Con sus poderes al más alto nivel, las hechiceras firman un pacto con los civiles en 1692 y se convierten de ahí en adelante en las fuerzas armadas de los Estados Unidos. La trama transcurre en el presente, cuando llega un nuevo día de reclutamiento y tres candidatas a guerreras ingresan al entrenamiento en Fort Salem con la idea de combatir a una organización terrorista, los Spree, que utiliza la magia negra para sembrar el caos. Raelle (Taylor Hickson), Tally (Jessica Sutton) y Abigail (Ashley Nicole Willians), las tres nuevas reclutas, se transformarán en la posible arma perfecta para terminar con los enemigos del estado. Con una cuidadosa construcción de ese mundo parecido al real pero repleto de elementos fantásticos, la serie resulta un entretenido cuento para inaugurar las maratones del nuevo año con un poco de magia y poder femenino. Dos temporadas. Disponible en Star+

Queer Eye. Nada mejor para terminar y comenzar el año que la visita de los cinco fabulosos conductores del reality show relanzado por Netflix. Transformados en íconos culturales casi de la noche a la mañana cuando se estrenó la primera temporada, allá por 2018, ahora Karamo Brown, Jonathan Van Ness, Bobby Berk, Tan France y Antoni Porowski, llevarán sus talentos al estado de Texas, un lugar no especialmente conocido por su aceptación de las diversidades que el quinteto representa y defiende. Una apuesta interesante que el ciclo transita desde el comienzo de esta nueva versión del programa que originalmente tenía otro quinteto en la conducción, llevaba el título de Queer Eye For the Straight Guy y se ocupaba de darle un nuevo look a hombres heterosexuales. Un concepto que se modernizó en 2018 con los nuevos personajes que lograron elevar el programa aprovechando sus diferencias y puntos de contacto con los invitados, quienes episodio a episodio recurren a ellos para conseguir una deseada transformación que va mucho más allá de un cambio de estilo o algún peinado nuevo. Seis temporadas. Disponible en Netflix

Deja una respuesta