Qatar: maneja la empresa que creó su abuelo y controla todo lo que llega al país del Mundial

Con sonrisa serena y un leve brío, Melody Amal Khalil (32) relata la historia de su abuelo, Kabalan Khalil, un inmigrante libanés, que creó una de las dos empresas argentinas que realizan la certificación halal a las compañías exportadoras a países musulmanes, entre ellas Qatar, donde se juega en este momento la Copa del Mundo. Hasta ahí viajan toneladas de carne vacuna, aviar, caprina, cordero patagónico, que siguen las normas específicas del rito, además de cítricos, productos de forraje y hasta cosmética. Todo va con su sello.

China ya se lleva por US$15 millones al mes un producto insólito

Este año, y en la previa del Mundial de Qatar, The Halal Catering Argentina certificó tres embarques de commodities, 17 de carne vacuna, 15 de cordero patagónico y 28 de carne aviar en la antesala de uno de los eventos más importantes del planeta. Detrás de toda esa movida está la empresa que fundó su abuelo hace 60 años, quien decía que los árabes tienen el oro negro, por el petróleo, y los argentinos el oro verde, por el campo y la producción agropecuaria.

“Los árabes siempre tuvieron y tienen admiración por la riqueza de nuestro país. Los productos argentinos son muy respetados y solicitados en el mundo. Si miramos un poco la historia, todo el tiempo hay innovación y nuevas empresas, pero también hay algunas que están hace más de 80 años, que empezaron desde abajo, y que fueron inmigrantes de países de Europa quienes hicieron las primeras exportaciones”, relató.

En cada frase, Melody rinde una suerte de homenaje al esfuerzo de sus antepasados que amaban la Argentina; a su papá, Gustavo Kahilil, y su hermana, Nadima Khalil, con quienes están al frente del negocio familiar. Fue con ella con quien vivenció, en Emiratos Árabes Unidos, un episodio confuso entre otros tantos, porque creían que estaban en falta por ir solas a una reunión de negocios en un ministerio, y al llegar se encontraron con la sorpresa de que en la mesa los altos rangos estaban ocupados por mujeres.

El mercado halal es muy amplio, por ejemplo, se exporta para Francia, Grecia, Qatar, Emiratos Árabes Unidos, Singapur, Malasia, entre otros destinos musulmanes. “La certificación halal se da en cualquier parte del mundo donde haya una comunidad musulmana grande y mayor, que necesite de productos con certificación”, amplió. Sin embargo, explicó que esta varía de acuerdo con lo que cada destino necesita y aclaró que no hay un estándar único para el consumo o que engloba qué es halal y qué no.

Qué necesita Qatar

“El halal está en todo el mundo. Si vamos a Qatar, ellos necesitan alimentos para los supermercados más grandes o para las cadenas de hoteles; quizás otro país necesita para un cliente específico que luego lo redistribuye en diferentes áreas gastronómicas”, relató.

Actualmente, la empresa realiza certificación halal a 200 empresas de distintos sectores e industrias para diferentes países. “Tenemos que constatar que no haya contaminación de los productos, que no haya en ellos nada de lo prohibido (haram), como cerdo y derivados u otros animales. Sabemos que hay productos que pueden derivar de animales que no están permitidos, o que pueden tener alcohol”, sostuvo. A través de la empresa también certifican a otras compañías de catering aéreo, cadenas de hoteles, o cocinas que preparan y envían viandas a los aviones. El primer paso para habilitar el halal es pasar todas las barreras sanitarias.

“Qatar es un país para que los argentinos exporten todo lo que Qatar necesita para abastecer a la población no solo ahora en el Mundial, sino a largo plazo. Todas las inversiones que estuvo haciendo Qatar sobre infraestructura, inaugurando barrios, islas y hoteles no fue para el Mundial únicamente, sino para enamorar al público que fue al Mundial para después. Al tener varias conexiones de vuelos al mundo, se va a presentar como una gran oportunidad para posicionarse ante el mundo; eso significa que va a demandar alimentos, y la Argentina tiene todo para competir y aspirar a llegar a ese mercado”, extendió.

En cuanto a los productos provenientes del agro, la Argentina tiene oportunidades para ubicarse con semillas, alimentos para animales y productos listos para consumir. De hecho, en este momento hay una gran demanda de parte de Qatar para la Argentina en la carne aviar, que tiene un peso específico para la dieta, además del cordero patagónico, que los qataríes se “desviven” por consumirlo. “La Argentina tiene una gran oportunidad ante el crecimiento que se propone Qatar y este es el momento”, afirmó.

Más allá de la oportunidad que se pueda presentar en el mercado qatarí, está en auge la exportación de productos argentinos a los países del Golfo. Hay predisposición para las aperturas de mercados y allí juega también la cultura. “Emiratos Árabes Unidos viene trabajando con una agenda de equidad de género en los negocios desde hace varios años, porque fue el primer país que hizo una apertura al mundo, para recibir turismo”, explicó.

Las mujeres en el agro

Melody es una de las voces autorizadas para hablar del rol de las mujeres en el agro en los países de Medio Oriente, donde muestran que las mujeres pueden participar en rondas o ferias comerciales relacionadas con el sector, o que las mujeres pueden viajar solas a estos eventos en países del Golfo. “El rubro de alimentos es bastante particular, como cualquier otro, en relación con el lugar que ocupan las mujeres. Hay muchas mujeres que están liderando espacios de toma de decisiones, que son el pilar fundamental para que un producto pueda llevarse a cabo y un proceso pueda cumplirse, pero todavía vemos que dentro de esos espacios de toma de decisiones o la industria de alimentos, la mujer no ocupa la misma cantidad de espacios que los hombres”, relató.

Según observó, donde menos mujeres hay es en el rubro cárnico. “Cuando las empresas argentinas van a una feria de alimentos, en cualquier parte del mundo, se ve más participación de las mujeres dentro de este rubro de las carnes. Pero creo que es necesario que todos los movimientos acompañen en los diferentes sectores. Entiendo que lo que hace falta para que haya más mujeres en este sector es una agenda específica, con visibilización a nivel internacional. Eso falta, que estén más visibles”, amplió.

Deja una respuesta

Generated by Feedzy