Pérsico rompió el silencio y dijo que cuando fue funcionario denunció extorsiones de piqueteros

El hombre fuerte del Movimiento Evita, Emilio Pérsico, rompió el silencio este jueves en medio de la investigación a líderes piqueteros por supuestamente tener una red de extorsión y hacer malos manejos del plan Potenciar Trabajo. Exfuncionario durante la gestión de Alberto Fernández, el dirigente dijo que cuando integró la cartera de Desarrollo Social hizo denuncias de este tipo y aseguró sobre el expediente que ahora llevan adelante el juez federal Sebastián Casanello y el fiscal Gerardo Pollicita: “Por esta causa no va a ir nadie preso”.

Dijo Pérsico que el tema de la “libretita para las movilizaciones” -tal como lo nombró- debe denunciarse. “Una vez una periodista de TN hizo una entrevista y los enganchó a varios con las libretitas. Yo era funcionario y el ministro de aquel momento, que era Juanchi [por Juan Zabaleta], me pidió identificar a todos, sacarles los planes y llevarlos a la Justicia. Los identificamos, les sacamos los planes y fue a la Justicia. Están presos por el delito de extorsión o de sacarles plata a los compañeros. Durante el gobierno hubo muchos; y están presos”, recordó sobre sus años como secretario de Economía Social, pese a que no ahondó en la cantidad de denuncias ni en las organizaciones involucradas. Ayer, el propio Zabaleta admitió haber estado al tanto de este tipo de amedrentamiento.

“Todos los que están presos es por denuncias que hemos hecho nosotros. Hay muchos… Nosotros tampoco hemos hecho política con eso. Lo otro es hacer política con eso, es decir: ‘Porque hay un caso son todos corruptos’. Hace poquito en una provincia del interior una persona muy importante de una organización pedía plata. Lo pudimos comprobar, lo hicimos bien y el compañero fue a la Justicia”, dijo también. Luego aclaró que la agrupación en cuestión era el propio Movimiento Evita, aunque no quiso precisar en dónde ocurrió este caso. “Hablemos el año que viene a ver cuántos fueron presos por estas causas y cuántos presos fueron por las causas que iniciamos nosotros”, propuso.

“Nadie va a ir preso”

En tanto, al respecto del trámite judicial sobre denuncias que ocurrieron en la ciudad de Buenos Aires y que cayó sobre piqueteros del Polo Obrero, el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) y el Movimiento Barrios de Pie -pero que podría extenderse a otras organizaciones a nivel nacional- Pérsico fue tajante. “De esta causa no va a ir nadie preso porque está todo mal hecho”, sentenció en Radio Urbana Play.

Consideró eso porque, según su explicación, la denuncia y el relevamiento lo debe hacer el Ministerio de Capital Humano, a cargo de Sandra Pettovello, y no el de Seguridad, que conduce Patricia Bullrich e inició los reclamos en la Justicia a través de lo que obtuvo de llamados a la línea 134.

“Vos llamás a un teléfono donde un policía te interroga y te pregunta: ‘¿Usted está extorsionado?’”, comentó Pérsico y cuestionó: “No es así. Actúa la policía cuando el delito está comprobado, no antes. El control de eso es responsabilidad del Ministerio de Desarrollo Social [por Capital Humano]. Existía un sistema del macrismo, muy bueno, que nosotros lo mantuvimos, un 0800 donde te atendía una asistente social. Vos ibas al territorio, verificabas el tema y si había un delito, se lo dabas a la Justicia. Pero no es la Policía la que tiene que controlar los programas sociales”. Y siempre bajo esa postura insistió: “Lo que están haciendo es llamando para intimidar a la gente que va a las movilizaciones y te interroga un policía”.

Incluso, el líder social minimizó el número de denuncias sobre las que ahora actúan Casanello y Pollicita. “Hicieron 15.000 interrogatorios y encontraron a cinco que los pudieron convencer de ir a la Justicia”, aseveró Pérsico con respecto a la comparación entre la cantidad de personas que llamaron al 134 del Gobierno y los que ratificaron sus dichos en sede judicial. “Otra radio informó que cinco es el 0,005%. Yo creo que en cualquier ámbito encontrás mucha más corrupción y problemas que en el ámbito ese”, sostuvo.

Negó que 50% de los comedores no existan

Convencido de que hay un manto de “estigmatización” que parte del Gobierno y del periodismo para con los piqueteros y los beneficiarios de programas sociales, el dirigente del Evita -organización de mayor territorialidad- desmintió también que 50% de los comedores registrados no existan, tal como aseveró ayer el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, cuando fue a exponer al Senado, y como dejan trascender desde Capital Humano.

“El domicilio se lo corroboraron al 75% de los comedores, solo 15% no pudieron corroborarlo. El 55% están funcionando, cuando el Gobierno los cerró a todos”, se quejó Pérsico, quien dijo que estar dentro del registro no significa que recibas alimentos. “Los convenios son aparte y no se investigan los convenios. El registro es público: entrás en la página web y te inscribís. Muchos quisieron armar un comedor, se inscribieron ahí, pensaron que te mandaban el alimento. Después no te lo mandaban, entonces el comedor no se abrió nunca. El registro era para ver más o menos cuántos comedores había. Ellos lo hicieron [al relevamiento] en base a ese registro. La verdad es que la gente se inscribió responsablemente, porque 75% sí están registrados. 50% funcionan y 25% esporádicamente, cuando consiguen alimentos”, desglosó, para desmentir a la Casa Rosada.

Entre sus quejas, también ahondó sobre la falta de entrega de alimentos. “Desde que llegó, el Gobierno no entregó un arroz. El [acuerdo] de Cáritas no se ejecutó y el de las iglesias evangélicas es el único al que le entregaron algo. No salió nada, ni un kilo de arroz. También les sacaron a las compañeras de los comedores el pago de la Ley Ramona. Para eso era el registro, también el Gobierno lo suspendió apenas llegó. Sin salario y sin alimentos hay 50% de los comedores que siguen funcionando, es heroico, hay que felicitar a esas compañeras”, dijo y a la vez adelantó que las organizaciones también dejaron de percibir aportes privados de mercadería “ante tanta denuncia”.