Pascale Poulin exhibe su obra “Territorio intuitivo i”

Es una muestra colectiva que se exhibe en “Intemporel Galerie”, de la artista plástica y docente Teresa Dionicio.

La muestra estará abierta al público hasta el 31 de julio próximo

La misma está ubicada en barrio Huaico de esta ciudad y que se extenderá hasta el 31 de julio próximo, en el marco del 1° aniversario de esta importante galería de arte, donde se expone la obra “Territorio intuitivo I” de la artista canadiense, Pascale Poulin, radicada en Tilcara Jujuy.

Por lo que Agustina Barbarich, vuelca su mirada a la pintura de arte abstracto que propone Pascale Poulin, remarcando, “así de divertido es tener una amiga pintora…”:

“Para las mentes brillantes, muy dispersas, creativas y notablemente imaginativas, como la mía… no saben lo divertido que es tener una amiga artista que te habla de “las formas” con semblanzas que te recuerdan a escenas de The Matrix…

“No intentes doblar la cuchara. Eso es imposible. En lugar de eso, intenta darte cuenta de la verdad: no hay ninguna cuchara. Entonces verás que no es la cuchara la que se dobla, sino tú mismo”.

Cada uno de sus cuadros – para mí – es una obra literaria visual con cientos de escenarios superpuestos… escenarios que en mi mente despiertan a gran velocidad una sucesión de historias fantásticas.

Es un pez, siempre fue un pez… desde aquella ocasión cuando conocí el taller y “el pez” fue lo primero que llamara mi atención… “aunque si pintara un pez no sería tan literal”… y entonces… deja de ser un pez y es un Nautilus.

En simultáneo el escorpión deja de ser un escorpión y es una mujer andina, de semi perfil, con una especie de caja coplera sostenida en lo alto…  la mantis religiosa se transforma en montaña y así cada forma va mutando dinámicamente… Súbitamente amplio el angular y aparece un finísimo, casi feérico, rostro en el centro enmascarado en ese delgado meridiano del díptico…  y el Nautilus, repentinamente, ahora podría haber migrado a la semblanza de un maíz Pitufo, porque es azul.

 En la esquina, junto a la mantis aparece un barquero “¿es Caronte? … con mirada entre suspicaz y siniestra, que evoca alguna escena de la Divina Comedia… algunas antropoformas, algunos rostros y ocultos ojos se desvanecen mientras espían desde ese otro universo paralelo que habita en el lienzo detrás de cada pincelada…

 “Así de divertido es tener una amiga pintora “

Por: Agustina Barbarich

 @pascalepoulinpeintre