Pagaron más de $16.000 por un almuerzo para dos y un detalle en el ticket llamó la atención de todos: “No nos avisaron”

Cada vez es más habitual que los usuarios de las redes sociales denuncien a través de este canal su indignación en los locales gastronómicos por los altos precios. En este caso, se trató de las viajantes Nora y Graciela, dos amigas que transitaban su camino para disfrutar de sus vacaciones de verano en Villa Giardino, localidad ubicada en la provincia de Córdoba. Pero, en el trayecto, decidieron parar a almorzar en una parrilla en Huerta Grande, donde la factura superó los 16 mil pesos y, además, presenciaron otro insólito contratiempo: “No nos avisaron”.

De Jennifer López a Leo DiCaprio: los yates de alta gama que pasaron por las manos de los famosos

Un cabrito para dos personas ($9800), un agua saborizada de litro y medio ($1640), una ensalada mixta ($1430), una porción de papas fritas ($1430) y una empanada ($380). Eso fue lo que consumieron las dos viajeras, el pasado lunes, en la parrilla que eligieron para tomar un descanso, ubicada sobre la Ruta 38 cercana al Acceso Norte de Huerta Grande, según consignó el diario La Estafeta Online. La factura dio un total de 14.680 pesos, pero lo que pagaron las turistas fue $16.190.

Ante el elevado precio, y el hecho de que les implementaran un incremento del 10% por abonar con tarjeta de débito, llevó a que las compañeras de viaje denunciaran lo sucedido en redes sociales. “No nos alcanzaba el efectivo. Mi amiga dio la tarjeta con el documento y, cuando regresan porque ya pasaron la tarjeta, nos dicen que nos cobraron el 10% de más, sin avisarnos antes. Si me avisan, yo agarro el auto y me voy al cajero a sacar plata. Creo que fue un abuso”, señaló Nora al medio mencionado.

Además, Nora y Graciela indicaron que no les dieron ningún ticket por el almuerzo, únicamente un comprobante escrito a mano, y que al llegar tampoco les extendieron la carta del restaurante. “La verdad es que nos confiamos al no preguntar los precios antes y eso fue un error. No preguntamos porque días antes almorzamos en una parrillada y el precio y la calidad fueron buenos. Pero, en este caso, ellos tampoco nos dieron la carta al llegar”, relataron. Y concluyeron: “Villa Giardino es muy bonito y seguramente regresemos, ¡pero obviamente no volveremos a esa parrilla!”.

Otra denuncia previa

No se trató de la primera vez que el establecimiento recibe una denuncia a través de las redes sociales por el alto precio y la falta de formalidad en la factura. En enero de 2021, la usuaria Andrea Arrozpide compartió el ticket del consumo de su familia, en el que le cobraron recargo por el hielo en la bebida. “Te cobran casi hasta por respirar”, señaló la autora de la publicación, que reside en la ciudad de Buenos Aires.

El pedido constó de una gaseosa de litro ($460), una ensalada mixta ($480), un plato de ñoquis con manteca ($710), un asado ($2200), tres empanadas ($330), dos cabritos ($3650), un vino ($620) y una soda ($190). Además, le cobraron $50 por la cubetera de hielo. Un total que dio $8720. Cabe destacar que en aquella etapa el dólar oficial cotizaba en alrededor de $90.

“Hola, gente linda. Aquí comparto algo que me sucedió hoy por la noche. Fui a cenar y esta es la cuenta que aboné. La comparto para que piensen antes de ir a ese lugar. Éramos tres adultos y dos menores. Y encima la cuenta es incorrecta…”, escribió la autora de la publicación, en referencia a que la suma da un total de $8690.

Deja una respuesta

Generated by Feedzy