Pacto de Mayo | “Problemas de magnitudes bíblicas“, la promesa de “un país sin inflación” y otras frases de Javier Milei

Desde la puerta de la Casa de Tucumán, el presidente Javier Milei dio un extenso discurso en el marco de la firma del anticipado Pacto de Mayo en comunión con 18 gobernadores de las distintas provincias. A lo largo de su ponencia, el mandatario nacional realizó un punteo en torno a los diez principios sobre los que basó el Acta de Mayo a los cuales definió como “fundacionales”, pero en el medio apuntó contra quienes se ausentaron y enfatizó los cambios que intentará llevar a cabo su administración.

Punto por punto del Pacto de Mayo: el detalle del acta que se firmó en Tucumán

Las 20 frases destacadas de Milei en Tucumán

La Argentina se encuentra ante un punto de inflexión. Los puntos de quiebre no son momentos de paz y tranquilidad, sino de conflicto, donde todo parece cuesta arriba.No es la primera vez que, después de años de guerras intestinas, representantes de los distintos confines del mapa político se reúnen para establecer un nuevo orden. Esto nos pasó en mayo de 1853.Después de un siglo de paulatina caída en la miseria, nos hemos prácticamente olvidado como sociedad de nuestro pasado próspero y de las ideas que lo hicieron posible.A pesar de haber sido una demanda de la dirigencia política y de la sociedad, sentarnos en una mesa y establecer pautas comunes pareció una quimera en las últimas décadas.Quiero agradecer a todos los presentes por haberse congregado aquí, después de décadas de pendular entre proyectos antagónicos que nos han hecho cada vez más pobres.Que esto sea posible en la Argentina es sin duda un signo de cambio de época.Nosotros no miramos para atrás. No mantenemos rencores. Creemos que lo único que tiene que hacer la política es discutir ideas y no impugnar al adversario o perseguirlo por pensar distintoHay muchos dirigentes políticos, sociales y sindicales que no están aquí hoy entre los presentes para suscribir este acta fundamental. En algunos casos, porque sus anteojeras ideológicas les impiden reconocer la raíz del fracaso argentino. En otros, por miedo o vergüenza de haber persistido en el error durante tanto tiempo. Y en muchos casos, por obstinación de no querer perder los privilegios que les brindaba el viejo orden.Estamos convencidos de que incluso aquellos que hoy desoyen el reclamo de la sociedad, sea por la razón que sea, en el futuro pueden volver a la senda argentina y encontrar la redención.La propiedad privada es la primera y más básica institución de nuestra sociedad.Cuando el político confisca a través de impuestos al individuo, le está confiscando su tiempo, sacrificio y libertad.En consonancia con este mandato desde el gobierno, perseguiremos una agresiva agenda de desregulación en todos los órdenes de la actividad económica.Firmamos un compromiso innegociable con el compromiso fiscal. El déficit fiscal crónico es el nudo de la serpiente de la economía argentina.Se terminó el chamanismo económico.Les prometo que vamos a vivir en un país sin inflación por el resto de nuestras vidas.Nos enfrentamos a problemas de magnitudes bíblicas que requieren el esfuerzo de todos los sectores.La Argentina atraviesa una innegable crisis educativa desde hace mucho tiempo. El corazón de la crisis está en el fracaso que hemos tenido en alfabetizar a nuestros estudiantes.Esperamos que, contando con el aval de todos los actores de la política argentina, podamos esbozar los principios aquí marcados.Firmamos el compromiso de redistribuir la coparticipación, para terminar con el modelo extorsivo que padecen las provincias.Egresamos una cantidad hipertrofiada de abogados y contadores que son demandados porque en la Argentina hay demasiados impuestos, trámites y juicios.