Murió la actriz Shelley Duvall, protagonista de “El resplandor”

La reconocida actriz estadounidense Shelley Duvall -quien estelarizó junto a Jack Nicholson la película de 1980 “El Resplandor”- murió a los 75 años en su casa de Blanco, Texas, por “complicaciones” derivadas de su diagnóstico de diabetes.

La noticia fue confirmada al medio The Hollywood Reporter por quien fuera su esposo desde 1989, Dan Gilroy. “Mi querida, dulce y maravillosa compañera de vida y amiga nos dejó. Ha sufrido mucho últimamente, ahora es libre. Vuela lejos, hermosa Shelley”, dijo.

La actriz comenzó a hacerse reconocida en una serie de clásicos de la década de 1970, incluidas las siete películas que hizo con el director Robert Altman, quien la descubrió mientras estaba en la universidad en su ciudad natal de Houston y luego la convirtió en su “musa”.

Con facciones particulares y unos ojos saltones que la hicieron fácil de reconocer, Duvall tuvo papeles en varias películas. Fue una periodista de rock en el film de 1977 “Annie Hall”, de Woody Allen; fue Pansy, junto Michael Palin en “Time Bandits”, de Terry Gilliam; y Dixie, la amiga de Steve Martin, en “Roxanne”, en 1987.

Con Altman formaron lo que ellos mismos definieron como un “matrimonio” laboral, que los llevó a trabajar juntos en siete películas: fue la novia por correspondencia en McCabe & Mrs. Miller (1971); la mujer que tiene un romance en Mississippi con el ladrón de bancos Keith Carradine en Thieves Like Us (1974); una “groupie” en Nashville (1975); la esposa del presidente Grover Cleveland en Buffalo Bill and the Indians, or Sitting Bull’s History Lesson (1976); la Olivia en el Popeye de Robin Williams; y como una asistente en un spa para ancianos en 3 Women (1977).

El papel por el que todos la recordarían llegó a principios de la década de los 80, cuando el reconocido director Stanley Kubrick la eligió para coprotagonizar junto a Nicholson la adaptación del best-seller de Stephen King, El Resplandor. Sin embargo, la experiencia resultaría ser una de las peores experiencias en la vida de la mujer. En la película – en donde interpretaba a Wendy, la mujer del perturbado escritor al que le daba vida su compañero-, el perfeccionismo obsesivo del icónico cineasta llevó a que sea sometida a duras jornadas de grabación que se extendían a lo largo de horas y en las que tenía que repetir la misma escena una y otra vez.

En total, la grabación de la totalidad de la película duró 13 meses en los que Duvall atravesó ataques de pánico, pérdida del pelo y una posterior depresión debido a las continuas exigencias del director, según ella misma confesó. Con el pretexto de que pudiera “sentir al personaje”, Kubrick le prohibió a todo el staff y la producción que tuvieran diálogo alguno con la actriz, a quien sometía diariamente a humillaciones públicas, insultos y acusaciones, tal como hace el personaje de Jack. “Stanley me presionó y me presionó más de lo que nunca me habían presionado antes. Es el papel más difícil que he tenido que interpretar”, aseguró en su momento.

Tras esta experiencia, Duvall pasó prácticamente desapercibida durante años y terminó por retirarse del mundo cinematográfico. Ms de dos décadas después, en noviembre de 2016, volvió a aparecer por primera vez en un episodio del programa de entrevistas del psicólogo Dr. Phil, en donde reveló que sufría trastornos de la personalidad. “Estoy muy enferma. Necesito ayuda”, dijo.

Noticia en desarrollo