Mulas embarazadas, drogas en cárceles

El año pasado, una mujer en grave estado ingresó al Hospital Pirovano a raíz de una infección producida por cápsulas de estupefacientes introducidas en su cuerpo por vía genital. El juzgado dio intervención a la Policía de la Ciudad para investigar qué había detrás de ese delito.

A fines de mayo último, allanamientos simultáneos en los barrios de Fraga (Chacarita), La Carbonilla (La Paternal), 1-11-14 (Flores) 9 de Abril (Esteban Echeverría), y también en Berazategui y en Tigre, condujeron a desarticular una banda que se valía de mujeres embarazadas para ingresar estupefacientes y celulares en las cárceles. La criminal organización tenía bien diversificada su actividad: trata de personas, piratería del asfalto con sustracción de vehículos y motos, y comercialización de autopartes.

Los operativos permitieron identificar con alto nivel de detalle los roles que los distintos integrantes de la banda desempeñaban: proveer la droga, captar las mulas –en este caso, mujeres en condiciones de vulnerabilidad–, prepararlas para ingresar a los penales y dirigir la operación desde dentro de los establecimientos carcelarios en coordinación con el exterior. La condición de gravidez de las mujeres les aseguraba que no serían escaneadas al momento de ingresar.

Los 22 procedimientos condujeron a la detención de 6 mujeres y 5 hombres, de nacionalidad argentina, boliviana y peruana. Se secuestraron celulares y computadoras, dinero en efectivo, ladrillos de cocaína, dosis de pasta base y de tusi, elementos de corte y fraccionamiento. También autopartes robadas, documentación y un pistolón. Dos víctimas fueron rescatadas.

Los líderes de la organización se alojan en los penales federales de Ezeiza y Marcos Paz, establecimientos que también fueron allanados.

Celebramos que el minucioso trabajo de la Justicia y de la policía porteña haya obtenido buenos resultados. El avance del delito, tantas veces organizado desde los propios establecimientos penitenciarios, obliga a redoblar los esfuerzos para desactivar a estas lacras.