«Me sorprende haber vivido para contarlo»: El galardonado fotógrafo Greg du Toit habla de su vida en la naturaleza

(CNN) — Ir a lo seguro no es una opción para el fotógrafo Greg du Toit. Este sudafricano lleva dos décadas fotografiando leones, rinocerontes y elefantes, y ha vivido más aventuras y peligros que la mayoría de la gente en toda su vida.


A diferencia de muchos en su campo, du Toit dice que no utiliza cebos, cámaras trampa, manipulación digital, animales criados en cautiverio ni drones. Todo lo que necesita es su cámara Nikon, la oportunidad de acercarse al sujeto, la luz natural adecuada y mucha paciencia. Es una combinación que le ha valido elogios internacionales, entre ellos el de Fotógrafo de Fauna Silvestre del Año en 2013 y, en abril, el de la categoría de fauna silvestre en los Fine Art Photography Awards, por «El bosque encantado», una serie que muestra elefantes en un bosque en la frontera de Zambia y Zimbabwe.

El aclamado fotógrafo Greg du Toit ha expuesto sus colecciones de arte sobre la vida silvestre en todo el mundo. Su serie más reciente, «The Enchanted Forest» (El bosque encantado), ganó en la categoría de fauna silvestre de los Fine Art Photography Awards. Crédito: Greg du Toit

En una conversación telefónica con CNN, de camino a Tanzania para su próximo proyecto, compartió su enfoque de la fotografía artística, lo que le han enseñado las dos últimas décadas y por qué fotografiar en África es diferente a hacerlo en cualquier otro lugar del mundo.

La conversación fue editada ligeramente y condensada para mayor claridad.

CNN: ¿Cuáles son los aspectos más importantes para ti cuando tomas una foto en la naturaleza?

Greg du Toit: Aprendí a fotografiar con película, así que me gusta que mi trabajo se parezca a un momento que he vivido detrás de mi cámara, una especie de momento en la naturaleza. Por eso nunca hago exposiciones múltiples. Lo fundamental sigue siendo lo mismo que siempre ha sido desde la primera vez que tomé una cámara, y eso es la luz. Me gusta mucho trabajar con luz de calidad, dorada o azul incluso a veces. Y además, añadir un toque de humor o misterio.

CNN: ¿Cómo consigues la atmósfera en tus fotos?

Du Toit: Paso mucho tiempo en la naturaleza. Me levanto muy temprano, para tener buena luz, me quedo hasta tarde y luego, como para esta serie «Bosque Encantado», acabo de encontrar lugares en el bosque que funcionan bien, donde había una hermosa ventana o había una hermosa luz que entra, y yo sólo espero a que aparezca un elefante. Así que ese portafolio, son literalmente cinco fotografías y me llevó cinco años. Desde un punto de vista empresarial, no tiene ningún sentido financiero, pero yo soy un artista. Para mí, se trata de crear arte, aunque me cueste mucho tiempo. También me encanta estar ahí fuera, así que no es un gran sacrificio.

Du Toit dice que sus fotografías pueden parecer hermosas, «pero la realidad de conseguir esas fotografías es muy diferente». Crédito: Simon YM Pang

CNN: En la era de las redes sociales, cabría esperar que los fotógrafos publicaran constantemente serie tras serie en lugar de tomarse realmente su tiempo…

Du Toit: Siempre me había centrado solo en la calidad. Solía tomar unas seis fotos al año y me conformaba con eso. Luego llegaron las redes sociales, y sobre todo Instagram, y me dijeron: «No, necesitas al menos una imagen al día», o incluso más, y no pude hacerlo.
Abandoné las redes sociales, lo que me hizo sentir como si me estuviera suicidando. Pero me mantengo firme. No puedo adaptarme y producir cantidad porque mi forma de trabajar no me lo permite.

CNN: ¿Qué esperas transmitir con tu fotografía de la vida silvestre?

Du Toit: Solo quiero decirle a la gente que no es demasiado tarde, especialmente aquí en África. Todavía tenemos unos parajes silvestres increíbles, llenos de animales asombrosos, y por eso, cuando fotografío, intento centrarme no solo en el animal en sí, sino en el entorno en el que vive. Esa serie ganadora de elefantes es exactamente eso.  Todavía existen estos lugares increíblemente salvajes que siguen llenos de animales increíbles y no es demasiado tarde para que los disfrutemos, para que los preservemos y conservemos.

«Simplemente encontraba lugares en el bosque que funcionaran bien, donde hubiera una bonita ventana o por donde entrara una bonita luz, y me limitaba a esperar a que apareciera un elefante», explica du Toit sobre su proceso creativo. Crédito: Greg du Toit

CNN: Te dedicas principalmente a fotografiar África. ¿Qué dirías que diferencia a la fotografía de fauna silvestre en África de la de otras partes del mundo?

Du Toit: He viajado y otras partes del mundo son maravillosas. Por ejemplo, he estado en el Ártico para fotografiar osos polares, y en la India para ver tigres y cosas así. Pero cada vez que lo hago, tengo la sensación de que a esos lugares les faltaba esa energía que tiene África. Es como una energía salvaje… hay esa sensación de misterio e intriga, la sensación de que este lugar es tan grande y tan vasto y un poco peligroso, y eso me encanta.

Du Toit pasó 16 meses fotografiando leones en un abrevadero del valle del Rift, en Kenya. Durante los primeros 13 meses se sentó en un agujero en el suelo junto al abrevadero, seguidos de tres meses tumbado en el agua, en un esfuerzo por conseguir la foto perfecta.

CNN: Cuando tomaste tus fotos icónicas de los leones, estuviste allí sentado en el agua durante meses, te contagiaste de malaria. ¿Existe una especie de contradicción entre la belleza del producto final y la realidad del trabajo necesario para conseguir la imagen?

Du Toit: Sí, las fotografías que ves están pulidas y son preciosas, pero la realidad es muy distinta. Muy a menudo, en estos lugares salvajes de África, hay moscas que te pican y es muy doloroso, así que entre toma y toma te dedicas a matarlas. Hace calor y sudas, así que no es un trabajo glamuroso. Además, las cámaras se ensucian y [África] es un lugar muy polvoriento. Pero me encanta el producto final. Conseguir una buena fotografía es lo mejor que puedo hacer. Es la mejor sensación, y me encanta la naturaleza. Prefiero estar allí que en cualquier otro sitio.

Du Toit tardó 16 meses en capturar esta imagen de leones en una charca del valle del Rift sur de Kenya. Crédito: Greg du Toit

CNN: Una cosa que mucha gente no se da cuenta es que, aparte de la imagen de los dos leones, hay otra con un montón de leones simplemente de pie allí…

Du Toit: Así es, había otros mirándome. Más o menos lo expliqué en mi libro [«Wilderness Dreaming», publicado en 2022], pero sólo pensé en hacer las tomas, no pensé más allá.

Crédito: Greg du Toit

Así que cuando esas dos leonas terminaron de beber, se quedaron tumbadas en el borde mirándome y empezó a oscurecer. Así que poco a poco empecé a intentar moverme hacia el lado de la charca(…) Me muevo, me acerco al borde del agua. El agua es cada vez menos profunda. Así que cada vez más parte de mi cuerpo queda expuesta y estas leonas están cada vez más interesadas…
Estoy bastante sorprendido de haber vivido para contarlo. Al final conseguí llegar al borde de la charca, salté y salí corriendo.

CNN: No utilizas cámaras trampa, manipulación digital ni animales criados en cautiverio. ¿Por qué es importante para ti?

Du Toit: Quiero fotografiar animales en su hábitat natural, haciendo lo que hacen de forma natural. Para mí, todo gira en torno a la vida salvaje… Todo gira en torno al sujeto y al entorno del sujeto, y luego se trata de la luz, y de utilizar realmente una luz de buena calidad porque para mí es lo que aporta ese tipo de misterio, y luego simplemente trabajar con buenos ángulos. También me encantan los buenos fondos.

La iluminación es clave en el trabajo de du Toit. Aquí capta la silueta de un trío de gnus caminando por las llanuras de la región Amboseli de Kenya. Crédito: Greg du Toit

CNN: ¿Tienes algún truco especial para captar el comportamiento natural de los animales sin molestarlos?

Du Toit: Los animales silvestres conocen la forma de un ser humano y no quiero asustar o intimidar a mis sujetos; quiero que hagan lo que harían de forma natural.  Así que he aprendido formas de ocultar la forma humana, y una de las más sencillas es fotografiar desde un vehículo. Puedo pasar 10 o 12 horas al día en un auto, así que paso más de 50.000 horas al año en un coche.

La otra cosa que hago, que hice con los leones, cavé un agujero en el suelo, así que te sientas en el agujero y luego tienes un techo sobre ti, y luego fotografías desde allí.

Una jirafa galopa bajo un cielo nublado en Amboseli. Crédito: Greg du Toit

CNN: ¿Cuál es tu próximo proyecto fotográfico?

Du Toit: Estoy tratando de crear un cuerpo de trabajo y luego ir al cráter de Ngorongoro [en el noreste de Tanzania], porque es uno de esos lugares en África que se pasa por alto. Es un lugar increíble. Es un volcán extinto y la reserva natural de animales. Es como «Jurassic Park». Ahora voy a pasar allí una semana, lo cual es divertido.

The post «Me sorprende haber vivido para contarlo»: El galardonado fotógrafo Greg du Toit habla de su vida en la naturaleza appeared first on CNN.

​