Mauricio Macri reveló cómo reaccionaron los jeques árabes tras la derrota de la selección argentina: “Una tomada de pelo”

Horas después de la derrota de la selección argentina contra Arabia Saudita, el expresidente Mauricio Macri habló desde Qatar y reveló la actitud que tuvieron los jeques árabes que lo rodeaban en el palco oficial tras finalizar el partido. “Ellos no lo podían creen. No caían. Estaban enloquecidos. Nos rodeaban por todos lados. Lo que si no me gustó fue, cuando terminó, quisieron sacarse selfies conmigo. Hay que entenderlos. Es una tomada de pelo”, contó en diálogo con Radio La Red.

Luego de la anécdota, Macri hizo un escueto análisis sobre la caída de la Scaloneta ante Arabia Saudita. “No nos pudimos recuperar. Pero eso es fútbol. Tuvieron tres tiros y nos hicieron dos goles. Es el destino. Nosotros perdimos la posibilidad de convertir por un hombro, por poquito. Tuvimos muchas en el segundo tiempo. Pero bueno, no quiero continuar con un análisis que tiene lugar bajo el efecto de la tristeza que tenemos todos los argentinos”, precisó.

Y acotó para llevar tranquilidad: “Es un partido que se podía perder. Si ganamos los otros dos, acá no ha pasado nada”.

En esa línea, aprovechó para deslizar un pronóstico sobre el futuro de la selección de Lionel Scaloni en el torneo mundialista. De cara a los dos próximos partidos que la Argentina deberá disputar frente a México (26 de noviembre) y Polonia (30 de noviembre), el expresidente insistió en que “no son encuentros difíciles”. “Se les puede ganar. Va a ser una prueba de superioridad. Somos superiores a Arabia Saudita, México y Polonia. Pero eso hay que traducirlo en goles”, destacó.

Durante la entrevista radial, el también presidente ejecutivo de la Fundación FIFA dijo haber hablado con leyendas del seleccionado brasilero -entre ellas Cafú- sobre la actualidad del fútbol internacional: “Para ellos, los equipos actuales están muy emparejados. Y mierda si están emparejados”.

Consultado sobre la posibilidad de una visitas esporádica a los jugadores de la Selección, Macri admitió que “uno se moriría por ir a chalar un minuto, jugar un picadito, pero no creo que vaya”. “Necesitan espacio. Tienen que estar tranquilos. No que romperles los cocos bajo ningún concepto”, añadió a continuación.

Noticia en desarrollo

Deja una respuesta

Generated by Feedzy