María Noguera, madre de Loan: “Pido a la Virgen que lo tengan abrigado y le den de comer”

Hace más de tres semanas que María Noguera padece la ausencia de su hijo Loan. La mujer conserva fuerzas para asistir a marchas, tal como lo hizo anteanoche en la ciudad correntina de Goya, en el mismo momento en que en la fiscalía federal se decidía el arresto de Laudelina Peña, hermana de su esposo, José Peña. Con el paso de los días las hipótesis son cada vez más oscuras, pero la madre del chico desaparecido confía en que alguien se lo llevó y mantiene la expectativa de que podrá recuperar a Loan. Se quiebra de manera lógica cuando habla con periodistas. “Pido a la Virgen que lo tengan abrigado y le den de comer”, fue ayer su mensaje, que expone toda su esperanza en volver a abrazar a Loan.

Rechaza el relato dado en la Justicia por su ahora detenida cuñada: “No creo que haya sido un accidente, y mi marido tampoco. Eso es todo mentira. A Loan se lo llevaron”.

La madre del chico que es buscado desde el 13 de junio pasado habló con varios medios, entre ellos TN y A24. En esos diálogos con la prensa dejó en claro que no cree en el testimonio de Laudelina. Le resulta duro pensar en la hermana de su esposo como responsable de la desaparición de Loan, que pocos días antes de ese almuerzo en la casa de la abuela paterna le había regalado al chico un par de botines, justo el calzado que, según la confesión, Laudelina usó en su intento de desviar la investigación. “No se puede creer, ella le regaló esos botines”, dijo Noguera.

Ahora espera que la cárcel cambien el pensamiento de los siete detenidos, que decidan contar dónde está Loan. “Algunos de los que están encerrados tienen que saber, tienen que decir qué le hicieron a Loan o a quién lo entregaron”, comentó.

Y agregó: “Queremos saber qué pasó con Loan, esperamos que esté bien, que regrese, si alguien lo ve, que haga un videíto, que se comunique. Yo lo espero sano y salvo, quiero que regrese lo más pronto posible”.

Uno de sus hijos mayores, que se llama José, como el padre, explicó luego que la familia decidió que su madre no se exponga tanto a las noticias que aparecen en los medios, contó que en los 23 días de búsqueda Noguera sintió el impacto de seguir minuto a minuto cada información que aparecía sobre su hijo.

También apuntó contra su tía Laudelina. Contó que se sintió profundamente engañado, especialmente porque en los primeros días de rastrillaje buscó conversar con ella, una de las participantes del almuerzo en la casa de la abuela Catalina Peña, y que solo encontró evasivas o respuestas poco creíbles.

“Yo me senté a hablar con Laudelina y no me dijo nada. Solo me decía ‘capaz le llevó el Pomberito, o se fue solo”. Esa referencia a una leyenda local sobre un espíritu diabólico que se lleva a niños en los campos también había sido escuchada en boca de la abuela Catalina, la madre de Laudelina. Frente a la Justicia, la tía de Loan no apeló a teorías sobrenaturales, sino que plantó en el expediente la idea de que el chico fue víctima de una accidente, que resultó arrollado por la camioneta conducida por el capitán de navío retirado Carlos Pérez y que la esposa de este, María Victoria Caivalla, por entonces funcionaria municipal de Nueve de Julio, la amenazó para que mantuviese el silencio y para que luego usase el botín de Loan como elemento de distracción en la búsqueda.

“Nunca me dijo nada del accidente, no entiendo por qué no me dijo nada”, comentó José, uno de los hermanos mayores de Loan,

“Yo creo que Laudelina sabe todo, y [Bernardino] Benítez también, porque también estaba en el naranjal, por eso sospecho. Creo que ella miente para proteger a su esposo”, aseveró José, en declaraciones brindadas a Radio Dos.

Por su parte, el abogado Fernando Burlando, que representa a la familia de Loan, señaló su convencimiento de que la causa debe seguir en la Justicia Federal, considerándose el caso bajo la calificación del delito de trata de personas. “Lo más verosímil en esta instancia es la captación del menor con fines de venta. Nosotros hablamos de pedofilia, de ritual satánico. Esto no es una exageración porque ya hubo antecedentes en Corrientes”, sostuvo Burlando.

“La Justicia Federal ya había hecho una imputación que técnicamente estaba mal realizada. Ayer (por anteayer), luego de diversos episodios, directamente involucra a esta mujer (por Laudelina) en lo que es la captación del menor. En principio, nosotros la ligamos directamente a la trata, a la sustracción del menor”, señaló Burlando en diálogo con Radio Mitre.

“Cuando uno abiertamente entorpece y obstruye la acción de la Justicia y no hay un motivo más que evidentemente el estar involucrado, esto decanta solo. Era una medida que por sí sola iba a detonarse. Era cuestión de tiempo”, continuó el letrado que impulsa la querella.

“Siempre los individuos que están acusados se manejan con estricto silencio. Ese silencio mafioso, obviamente, a las investigaciones no les permite avanzar, pero hay confianza de que aparezca algún elemento”, sostuvo el abogado de la familia de Loan, que ya enfrentó otro pacto de silencio cuando representó a los padres de Fernando Báez Sosa.