Marcelo Bielsa: qué dijo de la selección argentina, la confusión sobre quién es el mejor del mundo y un guiño al club del que es hincha

NUEVA JERSEY, (enviado especial).- Poco menos de doce horas habían pasado desde que la selección argentina abandonó el imponente MetLife de Nueva Jersey, donde anoche derrotó sobre la hora a Chile. Con dos enormes mangueras de bombero, sostenidas por seis personas cada una, bajo el tórrido sol del mediodía, los auxiliares regaban el césped natural que desde hace unos días reemplazó al sintético de la casa de los Giants y los Jets de fútbol americano.

Aquí jugarán este jueves Uruguay y Bolivia por el grupo C. Este lugar también será sede de las semifinales, a las que Argentina espera llegar dentro de unos días si pasa a su rival de cuartos de final.

Como cada día previo a los partidos, hoy llegó el turno de la conferencia de prensa de los DT y los equipos. La de Marcelo Bielsa, conductor de Uruguay, comenzó a las 13.30 en punto. El rosarino se sentó en la sala, ubicada a metros del campo de juego -donde anoche la Argentina aseguró su clasificación- junto a Rodrigo Bentancur, el talentoso volante del Tottenham que hoy festeja los 27 años y debutó en la primera de Boca en 2015.

Durante las primeras preguntas de los periodistas uruguayos, referidas al partido que mañana la Celeste jugará frente a Bolivia en Nueva Jersey, Bielsa clavó su vista fija por debajo de la línea del micrófono. Respuestas secas y concretas. Hasta que comenzó a soltarse con el correr de los minutos.

“Siempre elijo el protagonismo”, destacó y, cuando lo consultaron sobre por qué no jugaron en el debut Luis Suárez o el propio Bentancur, prefirió cambiar el foco y resaltar por qué juegan los que ingresan de titulares. “Los equipos no se hacen fuertes por los titulares sino por las alternativas que tienen”, señaló.

Vestido con su habitual ropa de entrenamiento y los lentes colgando en el cuello, el DT que dirige su tercera selección (después de Argentina y Chile), analizó el partido que viene frente a Bolivia y destacó las virtudes de su equipo en el triunfo en el debut frente a Panamá, por 3-1. Uruguay tuvo un gran primer tiempo y se anotó como uno de los candidatos para llegar a la final de esta Copa América. En el camino en las instancias decisivas podría cruzarse con otros dos favoritos, Brasil y Colombia.

Cuando lo consultaron sobre esos dos posibles rivales en instancias decisivas, respondió: “No los vi, vamos considerando el análisis del próximo rival porque la cercanía entre partidos hace que sea muy difícil proyectar tiempos sobre algo que no sabemos si va a ocurrir”.

Sobre el estado de los campos de juego, que había levantado quejas de varios jugadores, entre ellos los argentinos, y las temperaturas elevadas (este martes se desvaneció un asistente durante el partido entre Canadá y Perú), el DT manifestó: “En cuanto al rendimiento físico, Uruguay fue claramente superior al rival. En realidad esas cosas no las observé porque la valoración numérica indica lo contrario”.

Por su gran presente en Eliminatorias y el arranque con triunfo, Bielsa prefirió evitar el cartel de favorito en esta copa. “El favoritismo es un tema totalmente intrascendente manipulado por los medios de comunicación para ver qué se logra en términos de respuestas planteándolo”, argumentó. Y agregó: “El fútbol es el primer deporte del mundo porque es imposible definir antes de jugar, con certeza, cuál va a ser el resultado.

Comparativamente con el básquet, el fútbol americano o el béisbol, donde lo previsible sucede con mayor frecuencia. Que gane el más débil también es una opción en el fútbol, no matemática, pero sí de una manera diferencial respecto de otros deportes. No tiene ningún sentido anticipar qué va a pasar. Gracias a Dios”.

Pero dejó una advertencia: “En la medida en que el fútbol siga yendo hacia dónde va, que es polarizar a nivel club las diferencias, va a ser cada vez menos interesante”.

Argentina, Messi y Newell’s

La selección llega por la otra llave del fixture y solo podría cruzarse con Uruguay en una posible final. Los campeones del mundo fueron derrotados el año pasado en la Bombonera en un partido por las Eliminatorias. La Celeste mostró credenciales de que es uno de los equipos, además de Brasil, que puede hacerle sombra al equipo de Messi en Sudamérica.

LA NACION lo consultó sobre el presente de la Albiceleste en este certamen continental: “No he visto estos partidos pero no es necesario verlos para percibir que la ambición está intacta y que la evolución también, y que la adaptación al paso del tiempo también está contemplado dentro del trabajo de conducción excelente que se observa desde afuera”. Un gran halago para Scaloni y su cuerpo técnico.

Ante la misma consulta de este medio, el DT quiso aclarar una confusión que, según él, se creó en torno a Leo Messi y su trono de mejor jugador del mundo. “Aprovecho para aclarar que yo hice referencia a que Vinicius junior era el mejor extremo del mundo y no el mejor jugador del mundo. Y no quise que se interpretara que no es Messi el mejor jugador del mundo. Me pareció justo aclararlo”, añadió.

También dejó un mensaje para su querido Newell’s, club con el que ganó tres campeonatos y llegó a la final de una Copa Libertadores. Incluso el estadio lleva su nombre: “Ñuls es el club al que pertenezco y siempre siento una corriente de afecto y cuando alguien me lo señala hago notar que el mensaje me llega y que opera sobre mi sensibilidad”.

Al final de la conferencia Bielsa tuvo tiempo de mostrar su lado más amable y hasta terminó con una sonrisa. Fue cuando le pidieron que describa la calidad de Bentancur. “Voy a utilizar una frase ajena que para mí lo describe. Bentancur llenó la cancha”, dijo antes de apoyar su mano sobre la pierna del volante y preguntarle: “No sé si le hice referencia sobre un jugador brasileño que jugaba muy parecido a usted, ¿se acuerda?”. Betancur respondió que sí. “¿Se acuerda cómo se llama?”, insistió el entrenador. A lo que su dirigido respondió con una tímida sonrisa: “No”.

“Esto es muy importante para que ustedes sepan el grado de influencia que tengo sobre la mente de los jugadores”, así Bielsa se levantó y se fue.