Macri, Xi Jinping y el fútbol: Cristina Kirchner volvió a la carga contra un fiscal y un juez del juicio por Vialidad

La vicepresidenta Cristina Kirchner volvió a la carga contra el fiscal Diego Luciani y el juez Rodrigo Giménez Uriburu, que participan en el juicio oral por la causa Vialidad, que la tiene como principal acusada de montar una asociación ilícita que direccionó la obra pública de Santa Cruz hacia el empresario Lázaro Báez. Los dardos también alcanzaron al camarista federal Mariano Llorens, que intervino en otras causas de corrupción que apuntan al kirchnerismo.

El motivo: que los magistrados integraron el equipo de fútbol Liverpool, que participa desde hace décadas en la liga amateur que se juega en la quinta Los Abrojos, propiedad de Mauricio Macri. Esa vinculación, que para la vicepresidenta configura una prueba más del “lawfare” en su contra, derivó en un pedido de recusación contra Luciani y Giménez Uriburu por parte del abogado Alberto Beraldi y en una catarata de acusaciones desde el kirchnerismo hacia los magistrados.

Los fiscales apuntan a las modificaciones de obra que recibió Lázaro Báez y a la falta de controles

En aras de fortalecer esa vinculación, Cristina Kirchner desempolvó del archivo una anécdota poco feliz de la diplomacia futbolera a la que apeló el expresidente en sus viajes al exterior: cuando en medio de una visita a China, y para romper el hielo con Xi Jinping, le mostró un video en el que hacía un gol con su equipo, Cardenales, en un partido del torneo de Los Abrojos. ¿A quién le hacía el gol Macri? A Liverpool, el equipo en el que participaron los magistrados.

Llorens juega de arquero para Liverpool. ¿Habrá atajado ese día? ¿Se habrá dejado hacer el gol? Si era él… seguro que sí. De Liverpool salió una de las bandas más importantes de la historia del rock. Del Liverpool de Los Abrojos salió la banda de Macri. pic.twitter.com/Mz5SWWEyvF

— Cristina Kirchner (@CFKArgentina) August 9, 2022

“Fútbol para pocos. Se acuerdan el papelón de Macri, cuando le mostró a Xi Jinping, presidente de China, cómo había hecho un gol en su quinta Los Abrojos?”, escribió Cristina Kirchner en Twitter, exhibiendo una nota de LA NACION donde contaba el episodio.

“A que no sabés a qué equipo le hizo el gol Macri? Siiiii!!! Adivinaste!! A Liverpool! el equipo del Fiscal Luciani, del Pte. del Tribunal Giménez Uriburu y del camarista Llorens, el que sobreseyó a Macri en la causa por espionaje a los familiares de las víctimas del ARA San Juan”, agregó la vicepresidenta, utilizando ahora una nota de Clarín.

En un último tuit, ahora sin un artículo periodístico de referencia ni fecha o contexto, Cristina Kirchner agrega una foto del camarista Llorens, con la camiseta de arquero del equipo Liverpool. “Llorens juega de arquero para Liverpool. ¿Habrá atajado ese día? ¿Se habrá dejado hacer el gol? Si era él… seguro que sí. De Liverpool salió una de las bandas más importantes de la historia del rock. Del Liverpool de Los Abrojos salió la banda de Macri”, cerró la vicepresidenta.

El torneo en Los Abrojos

Cuando Cristina Kirchner publicó su primer tuit, este lunes, contra Luciani y Giménez Uriburu, fuentes judiciales explicaron a LA NACION que en la quinta Los abrojos “se juegan torneos de fútbol amateur abiertos desde hace 40 años. El equipo del juez Giménez Uriburu juega desde hace 20. El juez no conoce a Macri ni hablo en su vida con Macri ni jugó con Macri. En ese lugar hay dos canchas muy buenas con muy buen nivel de futbol amateur, se juega fútbol 7 o fútbol 11 como en GEBA o cualquier otro lado. El día que le tocó la causa dejo de ir a esos torneos, si bien podía haber seguido”.

Desde el Tribunal añadieron que el juez no es amigo del fiscal Luciani y agregaron que la foto utilizada originalmente por Página 12 es muy anterior al sorteo de la causa Vialidad.

“Liverpool es un equipo que tiene 41 años, por el que pasaron muchísimos jugadores. Jugamos normalmente en Atalaya [otro campeonato de zona Norte] y discontinuadamente en el torneo de Los Abrojos, que es un torneo amateur de alto nivel, donde hay muchos equipos”, dijo un jugador de Liverpool a LA NACION.

Macri participa del torneo con Cardenales, su equipo de siempre con amigos de Newman y que cuenta con Sebastián Neuspiller, extitular de la Superintendencia de Servicios de la Salud, como su figura (jugó en Fénix y es el goleador histórico de ese club). Suelen jugar también exfutbolistas profesionales, como Aníbal Matellán y Jorge Martínez, quienes jugaron en Boca Juniors, club que presidió Macri entre entre 1995 y 2008.

El torneo en Los Abrojos es un clásico, se juega desde los años 80 y participan nueve equipos. Puede competir cualquier persona que haya sido invitada por algunos de los jugadores del staff permanente de algunos de los equipos estables, según averiguó LA NACION de dos fuentes que frecuentan este tipo de encuentros. Oscar, que es de Paraguay, es quien coordina todo. Él está a cargo del predio, que cuenta con dos canchas de fútbol 11, una cancha de tenis, otra de paddle y unos vestuarios. Está alejado del casco principal de la quinta, lo que impide que se vea la casa donde suele descansar los fines de semana el expresidente. La intimidad se mantiene. Mucho más desde que los ligustros crecieron.

El inicio de las acusaciones

A medida que avanza el juicio, Kirchner y el Gobierno tensionan la cuerda con quienes llevan adelante el juicio. La semana pasada, difundieron que Mola había ido a la Quinta de Olivos durante el gobierno de Macri.

El lunes 1° de agosto, Luciani abrió su alegato con una durísima crítica a la Unidad de Información Financiera (UIF), el organismo gubernamental que hace 20 días, en lugar de acusar, pidió la absolución de Cristina Kirchner y los demás exfuncionarios acusados en este juicio. “El trabajo de la UIF fue temerario. No valoraron la prueba y la escasa prueba que valoraron la tergiversaron”, dijo Luciani, que hoy encabezó la quinta jornada de acusaciones, que también avanzaron contra el hijo de la vicepresidenta, Máximo Kirchner.

Massa y Cristina frente al momento de la traición

Además, Luciani definió a Báez como un empresario “creado” para hacerse de los negocios y estafar al Estado. “Se le adjudicó el 78,4% de la obra pública vial de Santa Cruz”, destacó. “En 39 casos Báez logró 700 meses de prórrogas, algo así como 63 años. Y consiguió más de 1500 millones de pesos en concepto de incrementos presupuestarios. Todo con un procedimiento ilegal”, agregó.

Deja una respuesta

Generated by Feedzy