La práctica milenaria menos pensada que “enamoró” a Robert de Niro

Robert de Niro, uno de los actores internacionales más importantes de las últimas décadas, visita la Argentina para filmar una serie junto a Luis Brandoni. Además de recorrer Buenos Aires, el protagonista de Taxi Driver fue fotografiado junto a su hija, Helen Grace y su pareja, Tiffany Chen, experta en artes marciales.

Se conocieron en 2015 durante el rodaje de la película Pasante de moda; cuando el actor interpretaba a Ben Whittaker, un jubilado viudo que en su tiempo libre tomaba clases de Tai Chi. Tiffany Chen era su profesora y ese vínculo que comenzó como una relación profesional terminó en una historia de amor.

Esta pasión que Chen encontró en las artes marciales y que De Niro aprendió de su mano tiene amplios beneficios: mejora el control mental y físico, alivia los dolores de cabeza y corporales, fortalece los músculos y disminuye los problemas de insomnio. En el Congreso ACNAP de 2021 se sugirió que tiene el potencial de reducir la depresión, ansiedad y el estrés.

Los orígenes

El Tai Chi es una antigua tradición china que evolucionó como una forma de ejercicio físico y mental. Se trata de una serie de movimientos realizados de forma lenta, concentrada que van acompañados de ejercicios de respiración profunda. En la actualidad, son cada vez más las personas que se animan a practicarlo y descubren sus beneficios.

Es una disciplina que implementa un sistema no competitivo de ejercicio físico y que sigue el propio ritmo de la persona que lo está practicando. La clave es que al ejercerlo cada postura fluye hacia la siguiente sin hacer pausas, de esa manera el cuerpo está en constante movimiento. Pero lo más destacado es su particular combinación de movimiento corporal, concentración mental y respiración consciente.

Suele ser descrito como una meditación en movimiento y puede ser practicado por personas de todas las edades. Al ser una actividad física de bajo impacto, no se necesita ejercer fuerza muscular ni articular.

Sin embargo, hay ciertos grupos a los que se les advierte no practicarlo. En consulta con LA NACION, Francisco Clemares, profesor de la Escuela Internacional Ma Tsun Kuen de Tai Chi aclara que esta disciplina no se recomienda para personas con limitaciones físicas como artritis o enfermedades físicas graves ni tampoco para niños pequeños ya que estos suelen tener poco poder de concentración y relajación.

Destaca Clemares que el Tai Chi puede ser practicado con dos intenciones: una es el ejercicio físico y la otra, los fines terapéuticos. Añade también que la mayoría de sus alumnos suelen animarse por este último motivo.

10 beneficios del Tai Chi

Las ventajas de practicarlo son muchas y se adquieren a corto plazo. No obstante, los especialistas recomiendan para gozar de mayores bondades practicarlo por mucho tiempo con el fin de lograr:

Mejor equilibrio, fuerza y flexibilidadMayor resistencia muscularControl de problemas respiratoriosAumento de la capacidad aeróbicaDisminución del estrésMejora de la movilidad articularAlivio del sistema nerviosoActivación del funcionamiento intestinalMejora de la circulación de la sangreAlivio para el insomnio y las migrañas

Aparte de estas ventajas físicas el Tai Chi es óptimo para la mente y la concentración. Por eso, los instructores recomiendan no hacer los ejercicios de manera “automática” ya que lo ideal es que la persona esté sumamente concentrada en los movimientos.

“Me baja mucho las revoluciones, yo soy muy mental y el hecho de tener que poner la conciencia en el cuerpo hace que automáticamente el estado mental activo que tengo se baje”, dice Maria Sabina Beordi, terapeuta corporal que practica el Tai Chi desde hace dos años. Además, asegura que se trata de un ejercicio de trabajo interior que se logra a partir del autoconocimiento y considera que es incluso más beneficioso que aquellas actividades físicas que solo se centran en lo estético.

El puppy yoga. Ahora el saludo al sol se puede hacer rodeado de cachorros

Coincide con esta misma postura Hernán Haedo, que practica el arte marcial desde hace más de diez años: “A medida que lo hacés te das cuenta de cosas, los vínculos que lográs, cómo percibís a los otros, a tu propio cuerpo y sus reacciones; esto tiene consecuencias enormes en la vida cotidiana y son todas positivas”.

Qué estilo elegir

Conocida como una disciplina integradora, quienes se adentran en su mundo descubren cinco estilos de Tai Chi: Yang, Chen, Hao, Wu y Sun. En la Argentina los más practicados son los dos primeros.

Tai Chi Yang

El más popular, cuenta con 108 posturas diferentes. Se caracteriza por la implementación de movimientos largos y suaves en los que no se altera el ritmo de la respiración. Es el más usado por principiantes y personas de mayor edad.

Tai Chi Chen

A diferencia del anterior, en este estilo se pasa de los movimientos relajados a los explosivos sin que ocurra una interrupción entre ambos. Esta modalidad es más recomendable para personas jóvenes sin problemas musculares ni físicos de gravedad.

Al igual que De Niro, cualquiera puede apostar por un arte marcial como el Tai Chi sin distinción de edad. Desde jóvenes hasta adultos mayores, el control de la mente y del cuerpo es para todos, ¡A intentarlo!

Deja una respuesta