La defensa del misterioso viajero indocumentado que dijo ser iraní pidió una pericia psicológica y se suspendió la indagatoria

Dice llamarse Francisco Azad Asan y haber nacido en Irak. Pero también dice que se fue de chico a Teherán, Irán, y que su pasaporte es iraní. Antes, demorado en La Rioja, había dicho que era palestino. Al supuesto pasaporte iraní no lo tiene. No tiene ningún documento que acredite su identidad. Viajaba con un DNI y un carnet de conducir, dos documentos argentinos, de personas que a simple vista quedaba claro que no eran él.

La justicia federal investiga a este extraño viajero que fue detenido en la terminal de ómnibus de Concepción del Uruguay cuando pretendía sacar un pasaje con el DNI de un joven de Santo Tomé, Corrientes. El caso del avión frenado en Ezeiza con 14 venezolanos y cinco iraníes con posibles vínculos con el terrorismo hace que un episodio como este encienda alarmas.

Al extraño viajero intentaron indagarlo hoy pero habla farsí (el idioma de Irán y algunas regiones de otros países, como Irak), pero el traductor que participó de la audiencia judicial no pudo seguir por un problema de agenda, relataron fuentes de la causa. Además, el defensor oficial del hombre pidió que se lo sometiera a una pericia psicológica ante la sospecha de que sus facultades mentales están disminuidas.

Alberto Fernández y Boris Johnson no se pusieron de acuerdo para debatir la soberanía sobre las Malvinas

En principio, la audiencia seguirá este martes. Mientras tanto, trabaja para identificarlo una comisión de Gendarmería. Utilizan sus fotos, su ficha dactilar y una base de datos antiterrorismo, dijeron a LA NACION fuentes de Seguridad.

Cuando lo detuvieron, el hombre bajo investigación contó que es mochilero y que viene viajando por América Latina desde Venezuela, subiéndose a los camiones que acepten llevarlo. Dijo que tiene 28 años y que es hijo de Rivan Zera y Ramazh Keifi (cuando lo frenó la Policía en La Rioja y contó que era palestino había identificado con otros nombres a sus supuestos padres, relató un funcionario del Gobierno).

Las autoridades de Migraciones no tienen registrada su entrada al país -según él, entró por el Norte, caminando- y cuando ingresaron su supuesto nombre en la base de datos que incluye a gente buscada por terrorismo no apareció ninguna coincidencia, informaron fuentes oficiales a LA NACION. Está pendiente el resultado de un estudio de huellas digitales y biométrico. Si quiere expulsarlo, el Estado Argentino tendrá un problema: hasta ahora no sabe a qué país debe enviarlo.

Alberto y Cristina, chispas sobre un polvorín

El caso es investigado por el juez federal de Concepción del Uruguay, Pablo Seró, y por la fiscal federal Josefina Minatta.

Aunque el fin de semana circularon versiones que relacionaron este episodio con la investigación del avión venezolano iraní sospechado de tener vínculos con el terrorismo internacional (el diputado de Pro Gerardo Milman sostuvo incluso en Twitter que el caso del iraquí o iraní había pasado a los tribunales de Lomas de Zamora y luego se rectificó), fuentes judiciales dijeron que son causas que por el momento no tienen relación alguna.

Deja una respuesta

Generated by Feedzy