Julian Assange se declara culpable de conspiración en Estados Unidos a cambio de su libertad

(CNN) — El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, saldrá libre por primera vez en 12 años después de que un juez estadounidense aprobara su inesperado acuerdo de culpabilidad este miércoles por la mañana.

En un sorprendente giro de los acontecimientos, el australiano de 52 años fue liberado de una prisión de alta seguridad en Londres este lunes por la tarde y ya había abordado un jet privado para abandonar Reino Unido antes de que el mundo supiera de su acuerdo con la Justicia de Estados Unidos.

Apareció en un tribunal estadounidense en las Islas Marianas del Norte para formalizar el acuerdo, y se declaró oficialmente culpable de conspirar ilegalmente para obtener y difundir información clasificada sobre su presunto papel en una de las mayores violaciones de material clasificado en la historia militar de Estados Unidos.

La remota cadena de islas del Pacífico es un territorio estadounidense, ubicado a unos 6.000 kilómetros (3.700 millas) al oeste de Hawái.

Julian Assange fue «víctima de una persecución política», dice activista de los derechos de la libertad de prensa

Assange, que durante mucho tiempo tuvo una profunda desconfianza hacia Estados Unidos, e incluso llegó a acusarlo de supuestamente planear su asesinato, dudaba en poner un pie en Estados Unidos continental, por lo que los fiscales pidieron que todos los procedimientos se llevaran a cabo en un día en un tribunal federal estadounidense con sede en Saipán, la isla más grande y capital de las Islas Marianas del Norte.

Los fiscales del Departamento de Justicia también dijeron que el tribunal en las islas tenía sentido logístico ya que está más cerca de Australia, donde Assange finalmente viajará una vez concluida su batalla legal.

Al comienzo de la audiencia del acuerdo de culpabilidad, el juez le recordó a Assange que estaba de regreso en Estados Unidos y que este tribunal era el «más pequeño, más joven y más alejado de la capital del país». Assange parecía relajado en la sala del tribunal, vestido con una chaqueta negra y una corbata marrón, junto a sus abogados.

Assange y su sitio web de denuncia de irregularidades alcanzaron la prominencia mundial en 2010 después de una serie de filtraciones de la exanalista de inteligencia del ejército Chelsea Manning relacionadas con las guerras en Iraq y Afganistán.

El sitio web publicó un video que mostraba un helicóptero militar estadounidense desde el que se disparó y mató a dos periodistas y varios civiles iraquíes en 2007. Varios meses después, reveló más de 90.000 documentos clasificados de la guerra afgana que databan de 2004.

Más tarde, en 2010, a Assange lo buscaban en Suecia para responder preguntas sobre acusaciones de agresión sexual que habían surgido.

Dos años más tarde, Assange buscó asilo político en la embajada de Ecuador en el oeste de Londres. Permaneció allí durante casi siete años hasta que la Policía Metropolitana entró en su refugio seguro en 2019 en cumplimiento de una orden de extradición del Departamento de Justicia de Estados Unidos. Los oficiales británicos se mudaron allí después de que Ecuador le retirara el asilo e invitaron a las autoridades a la embajada, por el mal comportamiento de Assange.

Durante años, Estados Unidos argumentó que el autoproclamado defensor de la libertad de expresión ponía en peligro vidas y representaba una amenaza a la seguridad nacional. Originalmente se había enfrentado a 18 cargos penales relacionados con la divulgación por parte de su organización de grandes cantidades de información confidencial al dominio público.

En cambio, como parte del acuerdo negociado con el Departamento de Justicia, Assange se declaró culpable de un solo cargo penal.

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, acompañado por Kevin Rudd, embajador de Australia en Estados Unidos, cuando llega al juzgado de Saipán el 26 de junio de 2024. Crédito: Chung Sung-Jun/Getty Images.

Su condena fue de 62 meses de prisión, pero no pasará ningún tiempo tras las rejas en Estados Unidos, ya que la sentencia equivale a los cinco años que estuvo encarcelado en la prisión de Belmarsh en Londres mientras luchaba contra la extradición.

El acuerdo negociado con Estados Unidos es el acto final de un drama legal de 14 años que se extendió por continentes, aunque no quedó inmediatamente claro por qué se llegó a una resolución ahora.

ANÁLISIS | ¿Julian Assange hubiera recibido un juicio justo en Estados Unidos? Su abogado lo explica

Los funcionarios australianos estuvieron impulsando ángulos diplomáticos durante algún tiempo. Se pensaba que el primer ministro Anthony Albanese había planteado el caso de Assange cuando visitó la Casa Blanca en octubre pasado.

Cuando habló en el parlamento este martes, el líder australiano dijo: “Independientemente de las opiniones que la gente tenga sobre las actividades del señor Assange, el caso se prolongó durante demasiado tiempo. No se gana nada con su encarcelamiento continuo y queremos que lo traigan a casa, en Australia”.

El presidente de EE.UU., Joe Biden, había aludido en los últimos meses a un posible acuerdo impulsado por funcionarios del Gobierno australiano para devolver a Assange a Australia. Sin embargo, el Gobierno se distanció de los acontecimientos del martes.

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, llega al Tribunal de Magistrados de Westminster en una camioneta de la policía después de ser arrestado el 11 de abril de 2019 en Londres, Inglaterra. Crédito: Jack Taylor/Getty Images.

La portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Adrienne Watson, le dijo a CNN este martes: «Esta fue una decisión independiente tomada por el Departamento de Justicia y no hubo participación de la Casa Blanca en la decisión del acuerdo de culpabilidad».

De todos modos, la esposa de Assange, Stella, dijo este martes que estaba “eufórica” por la noticia de que su marido estaba libre de Belmarsh.

“Francamente, es simplemente increíble. No sé. Se siente como si no fuera real”, dijo al programa Today de BBC Radio 4. Habló desde Australia, adonde voló con sus dos hijos este domingo por la mañana antes de la liberación de Assange. Dijo que aún no les había dicho a sus hijos pequeños por qué habían viajado a la tierra natal de su padre.

El medio hermano de Assange, Gabriel Shipton, le dijo a CNN que «es un día trascendental» para Assange ahora que fue liberado de una prisión británica después de aceptar el acuerdo de culpabilidad con Estados Unidos. Añadió que el trabajo de su hermano había cambiado el mundo.

Dijo que Assange está «emocionado de volver a ser un hombre libre» y desea hacer cosas normales que no pudo hacer después de estar recluido en una prisión de máxima seguridad durante los últimos cinco años. Dijo que a su hermano le gusta observar aves australianas, nadar en el océano y compartir comida con su esposa e hijos.

Cronología del caso Julian Assange: ¿qué hizo y de qué acusan al fundador de WikiLeaks?

«El trabajo de WikiLeaks y el trabajo de Julian son históricos ahora», dijo Shipton.

“El video del asesinato colateral que expuso a periodistas de Reuters que murieron por un helicóptero artillado en Bagdad. Creo que esos son momentos históricos, publicaciones históricas que dieron la vuelta al mundo, torturas en la Bahía de Guantánamo, así como corrupción en el sistema bancario, vertidos de desechos tóxicos. Este es un legado de WikiLeaks y Julian Assange”, añadió.

Una vez que el fundador de WikiLeaks aterrice en Australia, una cosa en su lista de tareas pendientes será pagarle a su Gobierno por el viaje de regreso a casa. Assange deberá US$ 520.000 por el vuelo chárter, según la campaña internacional que pedía su liberación.

Para cubrir los supuestos gastos, así como otros fondos para su recuperación, la campaña lanzó un llamado que pedía donaciones a sus seguidores.

–– Evan Perez, Devan Cole, Katelyn Polantz, Holmes Lybrand, Claudia Rebaza y DJ Judd de CNN contribuyeron con el reportaje.

The post Julian Assange se declara culpable de conspiración en Estados Unidos a cambio de su libertad appeared first on CNN.

​