Joaquín Morales Solá y la ausencia de Victoria Villarruel en Tucumán: “Una gripe no se resuelve en 12 horas”

En el marco del ciclo LA NACION +Cerca Actualidad, exclusivo para suscriptores y que se renovó con una propuesta de entrevistas a destacados analistas, el periodista Joaquín Morales Solá conversó con Paz Rodríguez Niell y respondió preguntas sobre la actualidad política, económica y social de la Argentina. En un tramo del intercambio, el columnista se refirió a la ausencia de Victoria Villarruel, quien acusó una fuerte gripe, en la firma del Pacto de Mayo en Tucumán.

“La vicepresidenta no estuvo. No sé si fue por una gripe. Una gripe no se resuelve en 12 horas. No es menor señalar que al otro día estuvo en el Tedeum”, puntualizó Morales Solá y puso en duda los motivos detrás de la decisión de la titular del Senado de no viajar a la provincia del noreste argentino. Más adelante, el escritor compartió -a título personal- su teoría respecto de por qué Villarruel no asistió a la ceremonia: “A mí me parece muy raro. Me parece razonable que la vicepresidenta se haya molestado, si es que la invitaban a Tucumán y no estaba entre los firmantes del pacto. La gripe de Victoria Villarruel es esa. No hubo otra gripe”.

Para el reconocido periodista, “Villarruel no es Milei”. “La vicepresidenta es una persona que no se enoja nunca, que se maneja con corrección política siempre, es una persona donde las emociones aparecen muy poco y si aparece la razonabilidad”. En ese sentido, puso bajo la lupa el vínculo entre ambos referentes políticos de La Libertad Avanza. Habló de un “vínculo cambiante” que por momentos anhela el pasado pero, por otros, se torna tirante a raíz de ciertas “molestias”.

“El vínculo es cambiante. Por momentos se llevan bien. Durante un par de años fueron diputados y estaban solo sentados en la última fila uno al lado del otro. Hay momentos en que esa vieja relación tiene su importancia en ellos. Pero de a ratos hay cierta molestia en Milei por la diferencias que plantea Villarruel. Y a veces de parte de Villarruel por cierto puenteo, cierta indiferencia de parte del Gobierno por el rol que tiene que cumplir la vicepresidenta”, sostuvo.

Su opinión sobre el Pacto de Mayo: “Se firmaron políticas que rigen en países desarrollados”

En relación al acto político que se celebró el lunes por la noche, Morales Solá destacó la predisposición del Milei de “acuerdos” con los gobernadores. “Hace tanto tiempo que venimos hablando de por qué la dirigencia política no se pone de acuerdo en puntos claves. Y la verdad es que se habló mucho de eso como un ideal y nunca se concretó, hasta el lunes. Los diez puntos del Pacto de Mayo son todos homologables por cualquier persona con sentido común. Lo que se firmó son política que rigen en los países desarrollados del mundo desde hace mucho tiempo. Esto tiene su mérito porque se lo firma por primera vez acá”, celebró.

Tras aquella distinción, consideró sin embargo que podrían haberse incluido otros “temas” dentro del acta: “No sé por qué estaban obsesionados con 10 puntos, no 12 o 15. Sacaron el compromiso de una reforma política para poner la educación, que se había olvidado. Pero hay otros temas que faltan. Falta un compromiso con la división de poderes, falta un compromiso con la designación de jueces honorables, un compromiso con la libertad de expresión y de prensa”.

El “mayor error” de Milei y una contradicción con Diana Mondino que puede “terminar mal”

Habiéndose cumplido siete meses del desembarco del economista liberatorio en la Casa Rosada, el columnista de LA NACION estableció lo que para él fue el “mayor acierto” y el “mayor error” del jefe de Estado. “El mayor acierto fue sin duda tomar un país que iba sin rumbo económico. Le puso un par de anclas. Una de esas fue bajar la inflación. También le dio una noción al país sobre las cuentas públicas, que no se puede gastar sin ton ni son. ¿Esto es suficiente? No, pero es necesario. Esto en poco tiempo agota a la gente. La gente ve que la inflación baja. Pero estos no son pergaminos para siempre”, dijo en primera instancia.

“Y el mayor error me parece que es no valorar que desde una posición de minoría parlamentaria casi conmovedora del Presidente haya conseguido aprobar una ley como la Ley Bases. Otro error está en que el Presidente no haya tratado de tender puentes más o menos permanentes con algunos presidentes políticos sabiendo que con otros no va a ser posible, como con Cristina Kirchner. No lo ha intentado siquiera”, sumó a continuación para completar su análisis.

No fue el único reparo de Morales Solá para con el mandatario. También hizo hincapié en “otro defecto importante” en materia de política exterior.

“Hay una contradicción entre lo que enuncia Diana Mondino, la Canciller, y lo que hace Javier Milei. Milei lleva adelante una política exterior muy ideologizada. Si nosotros criticamos en su momento a Cristina Kirchner por la ideologización de la política exterior, también lo tenemos que criticar a Javier Milei. Él se enfrenta con Lula no porque no le guste Brasil. Se enfrenta con Lula por su amistad con Bolsonaro. Se enoja con Pedro Sánchez no por España sino por su amistad con Vox. Cuando uno la ve a la pobre Canciller recogiendo vidrios rotos que se le rompieron al Presidente, uno piensa que en algún momento tiene que terminar mal”, explicó.

Reviví la charla entre Joaquín Morales Solá y Paz Rodríguez Niell en el ciclo LA NACION +Cerca Actualidad