Fuga de helio retrasa la histórica misión Starliner de Boeing al menos una semana más

(CNN) — El mundo tendrá que esperar al menos una semana más antes de la esperada primera misión tripulada de la nave espacial Starliner de Boeing.

El lanzamiento estaba previsto para el 17 de mayo después de un retraso previo, pero los equipos encontraron una pequeña fuga de helio en el módulo de servicio de la nave espacial, según un comunicado de Boeing. Los equipos de Starliner rastrearon la fuga hasta una brida en un propulsor del sistema de control de reacción único, donde se usa helio para permitir que los propulsores se enciendan.

«Los equipos ahora apuntan a una fecha de lanzamiento a las 4:43 p.m. ET del martes 21 de mayo para completar pruebas adicionales», decía el comunicado.

Esta misión, denominada Prueba de Vuelo Tripulada, podría ser el más reciente hito antes de que la NASA considere que la nave espacial de Boeing está lista para operaciones de rutina como parte del Programa de Tripulación Comercial de la agencia federal.

La histórica misión Starliner de Boeing no se lanzará antes del 17 de mayo por problemas de válvula

Tanto Boeing como la NASA desarrollan pruebas y soluciones para la fuga, según el comunicado. Boeing planea llevar el sistema de propulsión a la presurización de vuelo que alcanzaría justo antes del lanzamiento y luego permitir que el sistema de helio se ventile naturalmente.

Una revisión de los datos de un intento de lanzamiento del 6 de mayo no mostró ningún otro problema, dijo Boeing.

Los astronautas de la NASA que tripularán la misión para una estadía de una semana en la Estación Espacial Internacional, Suni Williams y Butch Wilmore, estuvieron en cuarentena previa al vuelo, pero regresaron a Houston el 10 de mayo para pasar tiempo con sus familias durante el prevuelo de las operaciones, dijo Boeing.

Williams y Wilmore volarán de regreso al Centro Espacial Kennedy de la NASA en Florida en los próximos días, según el comunicado.

Boeing busca hacer historia

El evento lleva una década preparándose: esta será la culminación de los esfuerzos de Boeing para desarrollar una nave espacial digna de transportar astronautas hacia y desde la Estación Espacial Internacional bajo el programa comercial de la NASA.

El lanzamiento marcaría sólo el sexto viaje inaugural de una nave espacial tripulada en la historia de Estados Unidos, señaló el administrador de la NASA, Bill Nelson, en una conferencia de prensa a principios de este mes.

“Comenzó con [el programa] Mercury, luego con Gemini, luego con Apollo, el transbordador espacial, luego el Dragon (de SpaceX) y ahora Starliner”, dijo.

Boeing diseñó el Starliner para rivalizar con la prolífica cápsula Crew Dragon de SpaceX y se uniría al impulso de la NASA para colaborar con socios de la industria privada, para ampliar las opciones estadounidenses para transportar astronautas a la Estación Espacial Internacional.

Una vez a bordo, Williams también hará historia como la primera mujer en unirse a una misión de este tipo.

Un comienzo trabado

Los retrasos en el desarrollo, los problemas de los vuelos de prueba y otros costosos contratiempos ralentizaron el camino de Starliner hacia la plataforma de lanzamiento. Mientras tanto, el rival de Boeing en el programa de tripulación comercial de la NASA, SpaceX, se convirtió en el proveedor de transporte de referencia para los astronautas de la agencia espacial.

El lanzamiento estaba programado para el 6 de mayo, con Williams y Wilmore ya en sus asientos a bordo de la cápsula Starliner, cuando los ingenieros encontraron un problema y detuvieron el lanzamiento.

Boeing lanzará su cápsula Starliner para viaje de prueba a la Estación Espacial Internacional

El equipo de United Launch Alliance, que construye el cohete Atlas V, identificó una válvula de regulación de presión en un tanque de oxígeno líquido que necesitaba ser reemplazada. Desde ese episodio, la válvula fue reemplazada, pero el nuevo problema con la fuga de helio en la nave espacial Boeing que se encuentra encima del cohete provoca más retrasos.

Si la nave espacial se lanza la próxima semana según lo planeado, la nave y los astronautas que se encuentran dentro se separarán del cohete Atlas V después de alcanzar la órbita y comenzarán a encender sus propios motores. Es probable que el Starliner pase más de 24 horas avanzando gradualmente hacia la estación espacial.

Williams y Wilmore pasarán aproximadamente una semana a bordo del laboratorio orbital, y se unirán a los siete astronautas y cosmonautas que ya están a bordo, mientras el Starliner permanece atracado afuera.

Luego, los dos regresarán a casa a bordo de la misma cápsula Starliner, que se espera que se lance en paracaídas y aterrice en uno de varios lugares designados en todo el suroeste de los Estados Unidos.

— Jackie Wattles y Ashley Strickland de CNN contribuyeron a este informe.

​