Frío extremo: anticipan lo que se viene en los próximos días con las temperaturas y las lluvias para el campo

La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) señaló que para la región agrícola núcleo, la principal del país, se aguarda que lo que queda de la primera quincena de julio sea fría y seca. En rigor, indicó, hay lugares que ya no tienen humedad y la siembra del trigo se frenó.

“Mínimas en descenso y por debajo de 0°C en 6 de los 7 días próximos. Los valores más bajos, de -5 a -7°C, se esperan en el centro y sur de la zona GEA -región núcleo- entre el sábado 6 [por ayer] y domingo 7″, dijo la BCR.

Según la entidad, se consolidó el inicio de un invierno » más riguroso que los últimos”. Agregó: “Potenciadas por la irrupción de una intensa masa de aire polar, las mínimas marcaron récords el último fin de semana de junio: fueron las más frías del año. En la región se registraron mínimas inferiores a -4°C, con Hernando marcando -5,2°C. Pese a un junio seco, el último coletazo del “Niño” fue fundamental para la siembra triguera 2024/25 en la región. Las fuertes lluvias de marzo y abril alcanzaron para que el otoño 2024 supere a los trimestres del 2022 y 2023 en cuanto a volumen y distribución de lluvias”.

“Condenados al éxito”: la contundente definición de un experto sobre cuándo ocurrirá un boom de exportaciones

La Bolsa rosarina dijo que se necesitan 10 milímetros para que se pueda sembrar lo que falta de trigo. “La siembra triguera en la región núcleo avanzó un 95%, escapando al escenario seco del invierno. Pero hay hectáreas pendientes y la necesidad de agua empieza a sentirse en los niveles superficiales del suelo”, indicó.

Agregó: “Se trata de 60.000 hectáreas que han quedado pendientes y solo podrán sembrarse si hay nuevas lluvias. Pero los pronósticos van en el sentido contrario. La primera quincena de julio sería seca por la prevalencia de la circulación sur que evita el ingreso de humedad del norte. Y la ventana de siembra se achica. Hay tiempo hasta fin de mes, pero los agrónomos señalan que se dará por cerrada la ventana el 20 de julio en la región. También coinciden en que no se agregarían nuevos lotes de ciclos cortos a la intención, ni aún lloviendo. Lo que quede sin sembrar con trigo pasaría a soja de primera”.

En opinión de Alfredo Elorriaga, consultor citado por la BCR, “los pronósticos no son positivos”, ya que “las precipitaciones permanecerán ausentes prácticamente toda la primera quincena del mes”.

En el informe de la entidad se precisó que los lotes de trigo implantados están naciendo en muy buenas condiciones. Alertó: “Pero la prolongada ausencia de lluvias se hace evidente en la capa superficial, tanto para los recién sembrados como para las primeras implantaciones que empiezan a macollar. Esto se observa en la imagen actual de reservas para el primer metro y una pradera permanente”.

La Argentina le dijo a Japón que “no existen motivos” para demorar una apertura para la carne vacuna

Según el reporte, “el agua no es una limitante para el rinde potencial triguero de la región en este momento”.

Sin embargo, por ejemplo en la zona de María Susana “entre este mes y principios de agosto deberían llover 15 mm o más para asegurar un buen rinde”.

Para el mes de julio la media histórica para la región núcleo es de 10 mm al oeste (en los sectores cordobeses) y hacia el este 25 a 30 mm. “Considerando lo que se espera para la primera quincena de julio, la probabilidad de que la región reciba 15 mm es baja”, apuntó.