Fórmula 1: la preocupación que se vuelve esperanza para Ferrari

Las tres victorias que encadenó Max Verstappen encendió las alarmas en Ferrari, que observa cómo el neerlandés acecha la posición de líder del Mundial de Pilotos que ostenta Charles Leclerc. El monegasco se mantiene a la cabeza de las posiciones con una ventaja de 19 puntos, aunque antes de que la mejor espada de Red Bull Racing arrasara en las carreras de Imola y de Miami, la diferencia alcanzaba las 46 unidades. El reciente gran premio que la Fórmula 1 desarrolló en el circuito callejero del estado de Florida reflejó el dominio del equipo con sede en Milton Keynes y la jerarquía de su piloto estrella: MadMax partió tercero y antes de la segunda curva escaló a la segunda ubicación; al cumplir el noveno giro martilló la victoria. En el camino quedaron Carlos Sainz Jr. y Leclerc, los dos representantes de la Scuderia, que nunca lograron inquietar la marcha del campeón.

El ingreso del Auto de Seguridad, después del accidente entre Pierre Gasly (Alpha Tauri) y Lando Norris (McLaren), exhibió aún más la superioridad del modelo RB18 sobre la F.1-75: Verstappen tenía mayor velocidad de punta y resultó inabordable para Leclerc, que activaba el DRS sin emparejar la línea del rival. “Son dos carreras en las que la brecha se está cerrando lentamente. Solo quiero ser el más competitivo y en este momento parece que Red Bull tiene la ventaja”, advirtió Leclerc, que confía en que el paquete de actualizaciones que Ferrari llevará al Gran Premio de España, del 20 al 22 de mayo, le devolverán el brillo a la casa de Maranello.

“Todavía tenemos algunos problemas que resolver. Mi viernes fue terrible, lo que no es bueno si quieres un buen fin de semana. Hay mucho potencial. El auto es rápido. Solo debemos asegurarnos de que sea confiable”, expuso Verstappen, tras el éxito en Miami. La búsqueda de fiabilidad, después de los abandonos en el estreno de la temporada en Bahréin y del GP de Australia apuró las actualizaciones en Red Bull, que debía fortalecerse para no quedar relegado como sucedió con Mercedes ante el dominio de Ferrari.

Clinical from Verstappen 💪#MiamiGP #F1 pic.twitter.com/HkwmfHQlA2

— Formula 1 (@F1) May 8, 2022

En Milton Keynes trabajaron en desarrollos que se activaron de modo permanente y esas innovaciones, cuando apenas se completó un cuarto del calendario, permiten que la intranquilidad se vuelva ilusión en la Scuderia. “Cuánto están desarrollando, considerando el tope presupuestario. Hay una preocupación, pero tal vez sea también una esperanza, porque en algún momento tendrán que detenerse o de lo contrario no entenderé cómo harán. Nosotros no tenemos el dinero para desarrollar cada carrera”, señaló Mattia Binotto, el jefe de Ferrari que mira los resultados en la pista tanto como la billetera.

La intención de evolucionar recién en el autódromo de Montmeló fue para conocer el real potencial del auto. Fallar en las proyecciones tienen un costo altísimo en 2022: tiempo, recursos humanos y, sobre todo, dinero. “Somos más rápidos en clasificación y ellos quizás lo son en ritmo de carrera. Estamos muy igualados”, confesó Binotto, que con la reflexión explica las razones que lo llevaron a esperar hasta el sexto capítulo para activar.

El circuito de Barcelona, escenario de la próxima cita, fue el primer parámetro para las nuevas reglas de la F.1. En 10 días entregará pruebas acerca de la teoría que ensaya Ferrari. El título de la temporada se jugará, quizás más que nunca, en las oficinas técnicas, en las simulaciones y el túnel de viento. Y el equipo que sea capaz de evolucionar mejor y a un bajo costo, tendrá seguramente una ventaja al final del calendario.

Deja una respuesta