“EL SISTEMA DE SALUD NO SE EQUIVOCÓ”

Así lo aseguró el gobernador Gerardo Morales en referencia al cambio de dos cuerpos de personas fallecidas por COVID-19, ocurrido en el marco de un error cometido por la empresa fúnebre que tuvo a cargo del servicio de sepelio.

Tras expresar su solidaridad para con familiares de ambas víctimas de la pandemia de coronavirus que resultaron involucradas en esta dolorosa circunstancia, sostuvo que “actuamos como correspondía, disponiendo un sumario administrativo y formalizando una denuncia penal para resolver la situación”.

Indicó que “con la exhumación se confirmó que uno de los cadáveres pertenecía a Marcelino Vargas, identificado con un cartel de tamaño de una hoja oficio y que consignaba el nombre y DNI con letras rojas”, y puntualizó que el cuerpo restante se encuentra en la morgue.

“Nadie en el sistema de salud se equivocó”, aseveró, y advirtió que “la empresa fúnebre enterró el cadáver equivocado”. “Debió ver el nombre antes de hacerlo”, enfatizó.

Asimismo, Morales aclaró que en su carácter de gobernador “no habría promovido sanción alguna en contra de un agente del sistema de salud, en caso de haberse producido un error por parte del sistema de salud”,e insistió en subrayar que “no hay responsabilidad de nadie en el sistema institucional de salud, porque el cuerpo estaba bien identificado, pero la empresa funeraria enterró al cadáver equivocado”.

En otro orden, anticipó que recibirá a familiares de Marcelino Vargas en el curso de la semana, “pero no así quienes pretenden politizar el dolor de la gente desde una intencionalidad repudiable”, acotó.

Deja una respuesta