El portaaviones más nuevo de China sale al mar por primera vez a realizar pruebas de navegación

(CNN ) — El portaaviones más nuevo, más grande y más avanzado de China, el Fujian, dio un gran paso para unirse a la flota naval más grande del mundo este miércoles cuando partió de Shanghái para sus primeras pruebas en el mar.

Se espera que la evaluación naval se lleve a cabo en el mar de China Oriental, a unos 130 kilómetros del Astillero Jiangnan, donde el portaaviones ha estado en construcción durante más de seis años, según la Administración de Seguridad Marítima de Shanghái.

«Los ensayos en el mar probarán principalmente la confiabilidad y estabilidad de los sistemas eléctricos y de propulsión del portaaviones», se lee en un anuncio de la agencia de noticias estatal Xinhua de este miércoles.

El buque de guerra fue botado en 2022 y ha “completado sus pruebas de amarre, trabajos de equipamiento y ajustes de equipo” hasta las últimas pruebas en el mar, dijo Xinhua.

Con un desplazamiento de 80.000 toneladas métricas, el Fujian eclipsa a los dos portaaviones activos de la Armada del Ejército Popular de Liberación (PLAN), el Shandong de 66.000 toneladas y el Liaoning de 60.000 toneladas. Sólo la Armada de los Estados Unidos opera portaaviones más grandes que el Fujian.

Un remolcador traslada al tercer portaaviones de China, el Fujian, lejos de un muelle en Shanghai, este de China, el 1 de mayo de 2024. (Crédito: Li Tang/Xinhua)

«Las pruebas de mar del Fujian representan un hito importante para la PLAN, ya que suponen su entrada en el reducido club de armadas con capacidad de aviación de portaaviones de categoría mundial», declaró John Bradford, miembro del Consejo de Relaciones Exteriores y Asuntos Internacionales. La característica clave del Fujian es un sistema de catapulta electromagnética que le permitirá lanzar aviones más grandes y pesados que el Shandong y el Liaoning, que utilizan un método de lanzamiento tipo salto de esquí.

La característica clave del Fujian es un sistema de catapulta electromagnética que le permitirá lanzar aviones más grandes y pesados que el Shandong y el Liaoning, que utilizan un método de lanzamiento tipo salto de esquí.

Por primera vez en 80 años, un video muestra los restos de 3 portaviones hundidos durante la Segunda Guerra Mundial

Los analistas afirman que la capacidad del Fujian para lanzar aviones de combate más grandes y con mayor carga de armamento a distancias más lejanas dará al portaaviones un mayor alcance de combate que sus predecesores en la flota china, proporcionando a la PLAN las llamadas capacidades de «aguas azules».

«Estas pruebas marinas marcan el primer gran paso en el desarrollo por parte de China de la capacidad de proyectar poder aéreo basado en el mar en zonas oceánicas profundas», declaró Carl Schuster, excapitán de la Marina estadounidense y exdirector de operaciones del Centro Conjunto de Inteligencia del Mando del Pacífico de Estados Unidos.

Comparación con los portaaviones estadounidenses

El sistema de catapulta electromagnética equipara al Fujian con el portaaviones más reciente de la US Navy, el USS Gerald R Ford, el único portaaviones en activo del mundo con un sistema de catapulta electromagnética. Los 10 portaaviones más antiguos de la US Navy, la clase Nimitz, utilizan catapultas de vapor para lanzar los aviones.

Sin embargo, todos los portaaviones estadounidenses conservarán dos ventajas clave sobre el Fujian: potencia y tamaño.

Los portaaviones estadounidenses funcionan con energía nuclear, lo que les permite permanecer en el mar mientras duren las provisiones de la tripulación, mientras que el Fujian funciona con combustible convencional, lo que significa que debe hacer escala en un puerto o ser recibido por un petrolero en alta mar para repostar.

En cuanto a la ventaja de tamaño de la US Navy sobre el Fujian, el Ford desplaza 100.000 toneladas y los 10 buques de la clase Nimitz 87.000 toneladas métricas. Según estimaciones del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS), los buques estadounidenses de mayor tamaño pueden acoger más aviones, unos 75, frente a los 60 previstos en el Fujian.

Los analistas también han señalado que los portaaviones estadounidenses tienen más catapultas, una vía aérea más grande y más ascensores para permitir un despliegue más rápido de los aviones desde la cubierta del hangar de abajo.

Los portaaviones estadounidenses “permanecen en su propia clase”, dijo Bradford.

El portaaviones estadounidense USS Gerald R. Ford se ve desde el aire anclado en Italia en el Golfo de Trieste el 18 de septiembre de 2023. (Crédito: Andrej Tarfila/SOPA Images/LightRocket/Getty Images)

Schuster dijo que se espera que la actual ronda de pruebas en el mar para Fujian dure de tres a seis días y no incluya operaciones de vuelo.

«Los radares y los equipos de comunicaciones se someterán a algunos ensayos, pero las primeras pruebas en el mar siempre se centran en la integridad del casco, la propulsión y la ingeniería, ya que los problemas allí impiden que todo lo demás funcione bien», dijo Schuster.

En total, los analistas esperan que las pruebas en el mar del Fujian duren al menos un año, y su puesta en servicio probablemente se producirá el próximo año o en 2026. Un artículo publicado en enero en el sitio web del Ministerio de Defensa de China señaló que el Liaoning se sometió a 10 pruebas en el mar y el Shandong nueve antes de entrar en servicio.

Cuando se incorpore a la flota de la PLAN, el Fujian se convertirá en el icono de la que es ahora la mayor fuerza naval del mundo, con más de 340 buques de guerra y contando a medida que los astilleros chinos fabrican nuevos buques de guerra a un ritmo frenético.

«Será el símbolo más visible del creciente poder naval chino», afirmó Brian Hart, miembro del China Power Project del CSIS.

Mientras tanto, el anuncio de un cuarto portaaviones para la flota china podría producirse en breve, según declaró en marzo el comisario político della PLAN, Yuan Huazhi, según un informe del diario estatal Global Times.

Cuando se haga ese anuncio, se responderá a la pregunta de si China tendrá un portaaviones de propulsión nuclear, según el informe.

La Marina estadounidense ya tiene en construcción tres nuevos portaaviones de clase Ford, los futuros John F Kennedy, Enterprise y Doris Miller.

​