El hilarante cruce entre Müller y Tchouaméni tras el empate entre Bayern Munich y Real Madrid: “Está escuchando las estrategias”

Un hilarante momento se vivió en un programa de la televisión inglesa a los pocos minutos de terminado el primero de los dos partidos entre Bayern Munich y Real Madrid por la semifinal de la UEFA Champions League, cuando Aurélien Tchouaméni interrumpió un reportaje en vivo al ídolo alemán Thomas Müller y este lo chicaneó, en buenos términos, con un guiño de ojo, un apretón de manos y una inusual frase.

El encuentro se disputó en el estadio Allianz Arena de Munich. Se trató de un parejo partido en donde el equipo español golpeó primero con un gol de Vinicius Jr. Sin embargo los alemanes lo dieron vuelta poniéndose en ventaja hasta que de penal, de nuevo el brasileño selló el resultado final.

Al cabo de unos minutos, en la zona mixta donde los periodistas de diferentes partes del mundo entrevistan a los jugadores del partido, Thomas Müller se presentó para dialogar con CBS Sports sobre lo ocurrido en el campo de juego.

“¿Nos escuchas bien?”, le preguntó al comienzo de la entrevista la reportera y continuó: “¿Te sentiste un poco viejo hoy?”. Enseguida, el delantero, que levantó la “orejona” en dos oportunidades (2013 y 2020), respondió: “Sí, los escucho bien. No. Hoy me sentí muy bien”.

Sin embargo, su mirada se desvió hacia un costado por la presencia de otro jugador que aguardaba para ser entrevistado tras las cámaras. Se trataba del mediocampista Tchouaméni. Müller lo mira, le guiña el ojo y dice entre risas: “Está escuchando. Está escuchando las estrategias para el siguiente partido”.

Desde el estudio le piden a Müller que lo haga pasar frente a cámaras y ambos se saludan con un apretón de manos, sin embargo el alemán señala que “él viene después”.

Por su parte, el mediocampista francés declaró: “Hicimos un buen partido, pudimos hacerlo mejor en bastantes aspectos, pero no es fácil venir aquí, incluso aunque ellos estén en una situación difícil en el campeonato. Son un gran equipo, con grandes jugadores, esperábamos un partido difícil. Seguro que el principio del segundo tiempo no salió como queríamos, pero fuimos capaces de recuperarnos. Con los jugadores que tenemos, sabemos que podemos volver. Sabemos que hay que darlo todo hasta el final. Es el ADN de nuestro equipo”.

El clásico europeo terminó en empate

El Bayern y el Madrid igualaron 2-2 en el Allianz Arena en la ida de las semifinales de la Champions, con un doblete de Vinicius para el equipo merengue. En un duelo al límite, con tramos del partido para los dos equipos, los tantos del brasileño (minutos 24′ y 83′, de penal) fueron contrarrestados por los de Leroy Sané (53′) y Harry Kane (57′, penal).

En una caldera roja con más 75.000 espectadores, que incluyó una espectacular bandera de la leyenda Franz Beckenbauer, el Bayern salió con todo y arrinconó al Real Madrid, que durante los primeros minutos fue incapaz de encadenar tres pases seguidos. Kane y Sané fabricaron y malgastaron las tres balas iniciales que tuvieron antes de los 10 minutos.

A los 20 minutos el partido el partido se inclinó hacia el Real Madrid con un amplio despegue de Toni Kroos, que filtró un pase excepcional para la definición de Vinicius en el 1 a 0 en la primera ocasión de peligro de los dirigigos por Carlo Ancelotti. Kroos le había marcado con el dedo donde le iba a poner el balón y no se equivocó. Tras su gol, el Real Madrid jugó un rato a placer, con un fútbol de combinación de pases y sólido que sin servir para fabricar muchas ocasiones, valía para mantener al Bayern a distancia.

Ya en la segunda parte, Kroos estuvo cerca de firmar su noche perfecta, pero su remate tras una dejada de Jude Bellingham lo despejó con una gran tapada Manuel Neuer. Enseguida se despertó el Bayern. Primero con Sané, que en un arranque de rabia del 10 desde la derecha, finalizó con un latigazo con la zurda y marcó el empate parcial.

A continuación, desde la otra banda, llegó la jugada del penal señalado a Jamal Musiala por un contacto con Lucas Vázquez. Kane engañó a Lunin para el 2-1. Entre el impulso local y las nuevas urgencias blancas, el partido se convirtió en un ida y vuelta.

A falta de 15 para el final Ancelotti agitó su tropa dando entrada a Eduardo Camavinga, Luka Modric y Brahim. Entonces llegó el penal para los merengues a los 82 por una entrada de Min-Jae a Rodrygo. Vinicius no falló desde los once metros para firmar el 2-2.