El exlegislador y exvicegobernador de Córdoba Oscar González será juzgado por la muerte de una mujer tras un choque en las Altas Cumbres

CÓRDOBA. El exlegislador y exvicegobernador de Córdoba Oscar González enfrentará un juicio por homicidio culposo agravado y lesiones culposas agravadas por el choque que protagonizó en las Altas Cumbres, en el que murió una mujer y dos adolescentes sufrieron heridas graves. La Fiscalía de Villa Cura Brochero pidió la elevación a juicio de la causa en la que el político está imputado y no hubo oposición de la contraparte.

González será juzgado por una Cámara del Crimen, ya que su abogado defensor no se opuso a la elevación a juicio de la fiscal Analía Gallaratto, y tampoco pidió un juicio abreviado.

Hace un mes y medio la Fiscalía pidió la elevación a juicio del expediente y planteó que había tomado en cuenta los “dictámenes periciales accidentológicos realizados tanto por el perito oficial de la Sección Accidentología Vial de Policía Judicial como por los peritos de control de las partes querellante y defensora, la aclaratoria de la pericia accidentológica oficial y el informe de reconstrucción virtual”.

Todos los informes “se incorporaron a la causa para ser valorados junto al resto de las medidas probatorias recabadas en autos, tales como numerosos informes técnicos, declaraciones testimoniales y amplia prueba informativa, documental y pericial”, añadió Gallaratto en su dictamen.

El 29 de octubre del 2022, al volante de una camioneta BMW X1, González chocó de frente en el camino de las Altas Cumbres contra un Renault Sandero conducido por la docente Alejandra Bengoa, de 56 años, quien murió a causa de las graves lesiones sufridas. Quedaron con graves heridas la hija de la mujer, Marina, y una amiga, Alexa, que entonces tenían 14 años.

Alexa quedó parapléjica. En la única entrevista que dio –la hizo el periodista Andy Ferreyra, elegido por la familia para no optar por ningún medio en particular– dijo: “Solo vi el auto irse encima de nosotras y nada más”.

El BMW X1 que manejaba González había sido entregado por el Tribunal Superior de Justicia de Córdoba a la Legislatura; es decir integraba la lista de los vehículos judicializados –fue incautado por robo y tenía la patente clonada– y fue cedido en 2019 a la Legislatura.

Según explicó la Justicia, sabían que la patente estaba clonada, pero la ley provincial 8550 (que rige el sistema) establece que el vehículo “debe seguir circulando en las mismas condiciones en las que fue incautado”. La “responsabilidad de circulación y seguro corresponde al organismo al que le fue entregado”, añadieron fuentes judiciales.

El dominio colocado en la BMW X1 era el de un auto inscripto en Quilmes que incluso estuvo en poder del exarquero de Racing, River, Vélez y Gimnasia de La Plata Gastón Sessa, quien contó que recibía multas desde Córdoba a pesar de no haber viajado a esta provincia con ese vehículo. Cuando se detectó que había una camioneta “melliza”, el deportista devolvió la suya. El exlegislador está procesado por la Justicia federal como supuesto depositario infiel continuado de un vehículo judicializado.