Cuáles son los tres trucos para que tu perro no muerda a las personas

Si tuviste o tenés un perro, seguramente te preocupaste más de una vez por si podría morder a una persona. Más allá del adiestramiento, la Universidad de Harvard realizó un estudio, en conjunto con expertos en comportamiento canino del Centro Waltham y la Universidad de Australia Occidental, en el que revelaron los tres trucos para que tu mascota no termine dándote un gran dolor de cabeza.

El resultado, el cual se obtuvo después de un análisis exhaustivo de los hábitos y conductas de más de 2700 propietarios de canes en Estados Unidos y Australia, determinó aspectos significativos en el comportamiento de tu mascota como la socialización temprana, el establecimiento de una obediencia sólida y la importancia de los paseos diarios.

1. Socialización temprana

El primer consejo de los científicos es la socialización temprana del cachorro. Desde una edad temprana, es fundamental exponer al animal a diversas situaciones, entornos y personas para que se familiarice y se adapte al mundo que lo rodea. Esta exposición evitará que desarrolle miedos o conductas agresivas hacia lo desconocido.

2. Disciplina y obediencia

En segundo lugar, es importante trabajar la obediencia y el vínculo respetuoso entre el dueño y su mascota. Mediante un adiestramiento adecuado, el perro aprenderá a responder a órdenes y mandatos, fortaleciendo así la confianza mutua y el control sobre su comportamiento.

3. La importancia de los paseos diarios

Por último, los especialistas recomiendan los paseos diarios como una excelente práctica benéfica tanto para el animal como para su dueño. Tener constancia en las caminatas, le permite a tu mascota socializar e interactuar con su entorno, como conocer a perros y personas, lo que disminuye las probabilidades de que reaccione agresivamente a situaciones que desconoce.

Cuál es la muestra de cariño humana que más odian los perros

Aunque los perros pueden ser los animales más cariñosos que conozcamos, hay una muestra de afecto que detestan y seguramente no sabías: los abrazos. Lo que para nosotros puede ser agradable, para ellos podría resultar desagradable.

Investigadores de varias instituciones analizaron videos de perros en reconocidas plataformas como YouTube, Facebook, Instagram y TikTok, y descubrieron que la mayoría de los perros exhiben señales de incomodidad o estrés cuando son abrazados. La gran mayoría prefiere otras formas de interacción, como jugar, pasear o simplemente estar cerca de nosotros sin tanto contacto físico. Observar y entender mejor el lenguaje corporal de nuestros perros puede hacer una gran diferencia.

En ese sentido es que debemos pensar en cómo nos comportamos con nuestros perros: mirarlos fijamente a los ojos, acariciarles la espalda, abrazarlos fuerte o poner nuestra cara contra la suya. Aunque lo hacemos con amor, estas acciones pueden resultar estresantes para ellos.

No obstante, los investigadores del Cork Pet Behaviour Centre en Cork, Irlanda, señalaron que los perros, igual que los humanos, reaccionan de manera diferente según el vínculo que tengan con la persona que inicia el abrazo y la secuencia de comportamientos que lo preceden. Por ejemplo, un perro puede tolerar un abrazo de su dueño de confianza, pero sentirse incómodo si un extraño intenta lo mismo. Debido a esto es importante observar su comportamiento y respetar sus preferencias.