Con el voto de nueve libertarios “rebeldes”, Kicillof avanza en la creación de una empresa de ambulancias

LA PLATA.– La Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires aprobó y giró a la Cámara de Senadores un proyecto de ley para crear una empresa de emergencias de salud con mayoría de participación estatal, promovida por el gobernador Axel Kicillof.

La aprobación fue posible para Unión por la Patria gracias al apoyo de nueve legisladores que accedieron a la Legislatura con la boleta de Javier Milei, pero que hoy tienen un bloque autónomo llamado Unión, Renovación y Fe.

El proyecto se aprobó por mayoría simple, sin votación nominal, pese a que fue requerida por la oposición en el recinto, dado que los números fueron ajustados para Kicillof: los 37 diputados de Unión por la Patria y los 9 diputados de Unión Renovación y Fe formaron 46 votos, la mitad exacta del cuerpo de 92 bancas. Dos diputados se ausentaron y facilitaron así que se consiga la mayoría simple de los presentes, dado que votaron 90 legisladores en total.

El proyecto de la empresa de emergencias, conformada como una sociedad anónima con participación estatal mayoritaria, mediante la cual Kicillof busca dinamizar el sistema de ambulancias, fue aprobado tras sufrir modificaciones y pese a que varios de los diputados que avalaron la ley este miércoles antes habían votado un dictamen de minoría negativo.

Durante la sesión no se mencionó un escándalo que tiene a Diputados como protagonista: la fiscal Betina Lacki citó a indagatoria a 32 presuntos ñoquis de la Cámara baja investigados como coautores de estafas reiteradas en el caso “Chocolate”.

Cómo fue la votación

La Cámara esta compuesta por ocho bloques. Unión por la Patria tiene la bancada más grande, con 37 miembros. Contó con el aval de nueve diputados de Unión Renovación y Fe.

Desde el inicio, todas las miradas y sospechas se posaron en ese bloque. Más aún luego de que, durante el debate en comisión, su presidente, Gustavo Cuervo, había firmado un dictamen de rechazo, en minoría, reclamando un debate más profundo y señalando la ausencia de un estatuto para la empresa y la amplia capacidad de endeudamiento que se le otorga.

“Habíamos votado en minoría en contra, pero vimos aspectos positivos tras interiorizarnos con intendentes del interior que ven bien a la empresa. Pudimos ver que la empresa puede ser beneficiosa. Ese voto en comisión en minoría se puede revertir en el recinto siempre que el oficialismo esté de acuerdo en incorporar nuestros cambios”, aseguró Cuervo a LA NACION.

“Fuimos parte de La Libertad Avanza, claro que sí. Ahora somos independientes”, agregó Cuervo. “Hemos sido críticos del gobierno nacional. Hay aspectos de la gestión que nos parece cuestionables y los cuestionamos. Y tenemos disposición para tratar y debatir proyectos vengan de quien vengan”, dijo.

El bloque presidido por Cuervo (cuarta sección) está integrado por Blanca Elida Alessi (cuarta sección), María Laura Fernández (séptima sección), María Salomé Jalil Toledo (primera sección), Carlos Fabián Luayza Troncoso (primera sección), Constanza Moragues Santos (tercera sección), Viviana Yolanda Romano (primera sección), Martín Adolfo Rozas (cuarta sección) y Sabrina Inés Sabat (quinta sección).

Pro, que tiene 12 miembros, votó en contra. Pero uno de sus legisladores se ausentó: Martiniano Molina. El recientemente desprendido bloque Pro-Libertad, ligado a Patricia Bullrich y con cinco miembros, también lo rechazó. “No vamos a ser cómplices”, dijo en el recinto Abigail Gómez.

La UCR-Cambio federal, con diez miembros, votó “negativo”, tal como anunció Alejandra Lorden. Lo mismo hizo el Acuerdo Cívico UCR-GEN, que tiene seis diputados. “Votamos en forma negativa”, dijo Claudio Frangul. Uno de sus compañeros de bancada se ausentó. La Coalición Cívica, que tiene tres diputados, votó en contra.

El Frente de Izquierda, que tiene dos monobloques, rechazó la empresa. También denunció un supuesto compromiso de nombramientos a futuro y repartos de cargos para los representantes del bloque de los libertarios díscolos. “Nos preguntamos cómo se consigue la aprobación de esta ley. ¿Con qué votos? Es verdad que detrás hay una silla en el directorio del Banco Provincia?”, inquirió la diputada Laura Cano Kelly (PTS).

La Libertad Avanza, con seis diputados, votó por el rechazo. Lo mismo hicieron los otros dos monobloques libertarios, Buenos Aires Libre (Jazmín Carrizo) y Libre (Guillermo Castello). Castello fue quien pidió infructuosamente que la votación fuera nominal.