¿Cómo son los techos tecnológicos que le bajan el costo a la factura de la luz?

En tiempos de temperaturas extremas e inundaciones históricas, los techos verdes y los jardines verticales ayudan a disminuir las temperaturas de la ciudad y absorber el agua de lluvia. Las tecnologías actuales permiten aplicar estos sistemas a cualquier tipo de techo y, cuando se implementan a escala regional, ayudan a reducir inundaciones, paliar islas de calor e incluso producir alimentos cuando se los utiliza como huertas.

“En Europa, este mercado genera alrededor de €1000 millones al año con la instalación de 13.000.000 de metros cuadrados. En China, la instalación anual es de unos tres a cuatro millones de metros cuadrados. En Brasil se obtienen entre 50.000 y 60.000 m² por año”, dijo el ingeniero agrónomo Sérgio Rocha, socio fundador del Instituto Cidade Jardim.

Reese Witherspoon muestra detalles de la cocina de su mansión valuada en US$4,2 millones

Reducción de la factura de la luz

En el hemisferio norte, lo que impulsa al sector es la unión de empresas y programas gubernamentales para subsidiar parte de esta transformación. En Brasil se intentó copiar el modelo alemán y, a partir de la década de 2000, algunas alcaldías crearon incentivos para la instalación. Pero todavía se trata de acciones aisladas.

“Aquí todo es muy puntual. Falta organización de mercado para avanzar”, afirmó la arquitecta y urbanista Catarina Feijó, directora de marketing de Eco Techo, que en 19 años instaló más de 1.000.000 de metros cuadrados de techos verdes en Brasil y otros países de América Latina.

La superficie verde consiste en una cobertura de plantas sobre una membrana impermeable, que evita las filtraciones. Puede reducir la temperatura de una habitación hasta 17°C, con informes de una reducción del 5% al 6% en las facturas de electricidad. Y los sustratos de los tejados ayudan a contener el agua de lluvia. Cada cinco centímetros de suelo de un tejado verde es capaz de absorber unos 35 litros de agua.

Aunque todavía modesto, el interés por estas tecnologías aumentó. Según Catarina, hay estudios de arquitectura que ya ofrecen techos verdes como premisa en sus proyectos. São Paulo y los estados del sur son los que más consumen el producto. En Río es más común la instalación de jardines verticales, que ayudan al confort térmico y acústico, además de reducir la contaminación.

Caputo se reunió con desarrolladores y anunció que se podrán comprar propiedades en construcción con el dinero del blanqueo

Con el objetivo de difundir la cubierta verde y el jardín vertical, en un país como Brasil donde el 84% de las construcciones están cubiertas con tejas, el Instituto Cidade Jardim lanza un nuevo producto fácil de instalar y de bajo costo: la teja hidropónica, donde se cultivan las semillas. y los plantines que se pueden plantar directamente.

El metro cuadrado debería costar US$88, mientras que un techo verde convencional cuesta entre US$63 y US$272, sin contar los costos de preparación de la losa. El primer lote debería instalarse en el interior de São Paulo el próximo mes.