Cayó el “Sicario de la 31″, un paraguayo que amenazaba de muerte a través de redes sociales

“El Polaquito”, un paraguayo que se reconoce como “chorro” y líder de una banda de sicarios de la Villa 31 de Retiro, fue detenido por la Policía de la Ciudad. El joven, de 28 años, subía videos a sus redes sociales en los que hacía alarde de su poder para aplicar “plata o plomo” a quien lo desafiara.

Conocido también como “El sicario de la 31″, amenazaba por redes sociales. Al menos un video se viralizó en la red social TikTok en el que lo filmaron, ofreciendo “plata o plomo” para todo aquel que quisiera ir a buscarlo. Esto fue clave para la investigación tras la cual se logró identificar y detenerlo en el contexto de los operativos de saturación y control en el enclave de Retiro.

La noticia fue confirmada por Diego Kravetz, secretario de Seguridad y jefe de la Policía de la Ciudad: “Detectamos que un individuo que circulaba en bicicleta se detuvo al notar la presencia policial e intentó abandonar el lugar”, destacó el funcionario, que confirmó: “Nuestros efectivos se identificaron y, tras recibir amenazas por parte del delincuente, lo redujeron”.

El hombre fue grabado de noche en la villa 31, debajo de la Autopista Illia, junto a una cancha de “papi fútbol”, rodeado de cuatro “sicarios” con sus caras y cabezas tapadas.

Visiblemente, bajo la influencia del alcohol –tenía una lata de vodka abierta en su mano– y, eventualmente, de estupefacientes, vestía joggineta y buzo rojo, y llevaba dos celulares en sus bolsillos y una riñonera roja cruzada sobre el torso.

El Polaquito aparece en el video hablando, le faltan varios dientes, es de baja estatura, delgado y luce avejentado para sus 28 años: “¿Qué onda gente bonita?, acá el sicario de la 31, pa. El que no le tiene miedo a nadie. El que quiera venir, uno, dos, tres, acá en el barrio, estoy con mis sicarios, pa”, dijo, mientras gesticulaba con la mano.

“No tengo miedo a nadie, porque no soy un gil; siempre fui chorro y nunca gil. A los giles les doy plomo, les doy plata, lo que quieran. Así atentamente, el Polaquito de la 31. Plata o plomo. Así tengo todos los celulares –mientras señaló sus bolsillos–, corta la bocha, manga de giles”, cerró, mientras sonreía con la complicidad de sus “sicarios” y el que lo filmó.

“Ya está detenido y a disposición de la Justicia. Es con orden”, ratificó Kravetz, satisfecho con el resultado del operativo en el que “el sicario de la 31″ terminó arrestado por oficiales de la División Investigaciones Especiales de la Policía de la Ciudad.

No se informó si, más allá de las afirmaciones que hizo “El Polaquito” con respecto a su calaña, efectivamente era buscado por algún hecho concreto, sea un robo o, eventualmente, un ataque a alguna persona. Tampoco se informó si, en el momento del arresto, el supuesto sicario estaba armado.

La detención del “Polaquito” se produjo en un nuevo operativo de saturación como los que la Policía de la Ciudad realiza periódicamente, con acciones coordinadas para combatir el delito con móviles y personal policial en diferentes barrios.

El sospechoso fue puesto a disposición de la Unidad de Flagrancia Este, a cargo del fiscal Federico Tropea.