Cartas de lectores: Votar no es un juego, gobernar es repoblar, no es un voto cautivo

Carta de la semana

Votar no es un juego

Cuando se implementó el voto a los 16 años la preocupación fue la capacitación, que se disipó rápidamente ya que votar es un acto mecánico que requiere solo indicaciones. El tema entonces se centró en la capacidad del elector. Y todavía no se ha resuelto, ya que estamos ante un panorama educativo muy complejo. Las pruebas de apreciación de los conocimientos de los alumnos de nuestras escuelas muestran que la falla más notoria es la comprensión de textos. Huelgan los comentarios. Pero las alarmas de la sensatez se vuelven a encender cuando leemos que a alguien se le ocurrió que se vote a partir de los 13 años. Aquí no huelgan los comentarios, se escuchan los gritos de espanto y los lamentos por un golpe letal a la democracia, cuyo alimento es la participación comprometida y pensante, para poder construir y, sobre todo, disentir, sin alterar la institucionalidad.

Dora Moneta

DNI 3.605.083

Gobernar es repoblar

Juan Bautista Alberdi dijo: “Gobernar es poblar”, pero han pasado 150 años y nuestro país ha crecido muy irregularmente. Los conurbanos de las grandes ciudades (CABA, Rosario, Córdoba, etcétera) han acumulado en estos ultimos 80 años más de 5000 villas miseria. Esta realidad hace 25 años me ha inspirado una propuesta: reubicación geográfica, que invita a repoblar nuestro pais. O sea: emigrar habitantes desde esos conurbanos hacinados a ciudades del interior, entre 7000 y 100.000 habitantes, creando modernos barrios en donde los recientes inmigrados podrán comprar su casa con créditos a 30 años (como en los países a imitar). Estas ciudades contarán con parques industriales donde fábricas darán valor agregado a la producción primaria de la zona que hoy solo se exporta en bruto. Así estos trabajadores podrán llegar a su trabajo a pie o en bicicleta, sin emplear 4 horas diarias o el 20% de su sueldo en tediosos viajes de trenes y colectivos; solucionando problemas de subsidios a los transportes y las horas muertas de quienes trabajan lejos de casa. Al funcionar esta reubicación demográfica se podría decir “gobernar es repoblar”, logrando una Argentina moderna y equilibrada.

Ricardo Olaviaga

rolaviaga157@gmail.com

No es un voto cautivo

Creo importante que el Gobierno sepa que el votante liberal de centro no tiene su voto cautivo como los populistas o fundamentalistas. Por eso estoy de acuerdo con la actitud del expresidente Mauricio Macri al asegurar la identidad del votante de Pro. Eso significa que seguiremos apoyando las valientes medidas reformistas del gobierno del presidente Milei para recuperar nuestra maltrecha economía, pero que no estamos de acuerdo con actitudes agresivas para quienes opinan distinto ni en cuestiones institucionales, como insistir en la candidatura de un juez tan resistido para ser miembro de la Corte Suprema, como la del doctor Lijo, que si fuera elegido, lo sería por el sugestivo apoyo del kirchnerismo, que está en las antípodas de nuestro ideario liberal. Por no comprender la independencia de nuestro voto, fue derrotado el exjefe de gobierno Rodríguez Larreta por los mismos que antes lo habíamos votado, y lo mismo puede ocurrir el día de mañana con aquel o aquella al que “prestamos” nuestro voto.

Jorge Reynoso Naón

DNI 4.381.522

Himno nacional y Aurora

Una empresa mejicana utiliza el himno nacional para promover la venta de su pan lactal y una italiana la canción Aurora –en una versión deformada– para su fernet. El Himno y Aurora contienen un capital emotivo, decantando durante generaciones, que a muchos argentinos hace conmover hasta las lágrimas. Su enorme valor patriótico no debe ser aprovechado con fines comerciales aunque sea en apoyo de la selección argentina de fútbol. Me pregunto si la firma de Milán aprobaría una versión de Va Pensiero igualmente deformada para sus campañas en Italia. Quizás sí. Sería decepcionante.

Jorge Eduardo Bustamante

DNI 4.423.159

Causa AMIA

Esclarecedor y contundente el artículo de Javier Sinay sobre la causa AMIA, atentado terrorista –el peor contra la Argentina– que está a punto de cumplir 30 años. Pese a los esfuerzos de los dirigentes de la mutual, sus abogados y otras agrupaciones de la colectividad, sus autores y cómplices nacionales no pudieron ser condenados, una vergüenza que nos mancha como país. Es evidente que cuando la incapacidad se junta con la corrupción la Justicia pasa a ser solo un eslogan.

Ricardo Beati

DNI 8.110.240

La educación es el futuro

Los tiempos cambian y hoy cambian más rápido que nunca. Estamos muy cerca de llegar a Marte, ya hay turistas por el espacio, vivimos todo el día conectados. Las distancias se han achicado, hemos comprendido que hay que cuidar al planeta, podemos trabajar desde casa y hasta realizar una cirugía desde el otro lado del mundo. Sin embargo, la educación no ha hecho grandes avances. El modelo pedagógico no ha cambiado desde hace cientos de años. La pandemia aceleró la incorporación de la tecnología, pero no modificó el proceso: el profesor habla, los alumnos escuchan y toman nota. Después de varias clases, realizan un examen y a cambio reciben una calificación. Y así una y otra vez, y volvemos a empezar. Ya sea presencial o virtual, el método es el mismo, a pesar de que los alumnos no son los mismos, el mundo no es el mismo y ya nada es lo mismo…

Es hora de cambiar, sin titubear y sin esperar. Dar un giro inmediato, abrupto y valiente. Primero, hacia el “aprender haciendo”, a través de proyectos, de la exploración, de “prueba y error”, de trabajar colaborativamente y en equipos. Dejar la pura teoría para volcarse a las prácticas de manera que en el hacer se consolide el saber. Pasar de la pasividad del que escucha y anota al protagonismo del que investiga y prueba. Salir del error con rojo, que duele, al error como proceso natural del aprendizaje. Del deber al autocontrol, de la obligación a la responsabilidad.

De saber todas las respuestas correctas a empezar a hacer las preguntas que antes eran indebidas. De enseñar a saber al aprender a pensar. Es necesario sumarle diversidad al aula, formar grupos de personas con distintas capacidades para que se ayuden unos a otros. Que todos entendamos la diferencia como una riqueza y no como una discapacidad. Que aquel que aprende más rápido en algún área pueda ayudar a otro enseñándole. De ese modo, ganan los dos, porque tener que explicar algo de un modo diferente consolida el aprendizaje y aquel que se deja enseñar aprende mejores contenidos y en el camino gana un amigo, de los que duran para toda la vida. Las escuelas técnicas debemos tomar el liderazgo del nuevo modelo de escuela. Contamos con herramientas y espacios que la escuela tradicional no tiene. Sabemos de procesos y de hábitos de trabajo. Enseñamos a producir produciendo. Somos un sano intermediario entre el mundo de las familias y el mundo del trabajo. Podemos ver a los alumnos como personas íntegras, con sueños, posibilidades y un futuro por descubrir y construir. Conocemos el mundo que los espera porque estamos cerca de las empresas que ya conviven con el futuro.

Llegó la hora de que los preparemos no solo para encajar en el mundo, sino más bien para transformarlo. Debemos ser escuelas que lideren el cambio, que ayuden a que cada uno sea el verdadero protagonista de su aprendizaje y, por lo tanto, el protagonista de su vida. Las escuelas del presente debemos ser hoy las escuelas del futuro, de lo contrario, estaremos formando alumnos para el pasado, pero, nos guste o no, el pasado ya no existe. No hay tiempo que perder, mientras sigamos esperando que las cosas cambien, estaremos perdiendo el tiempo. Frente a los problemas de hoy y los conflictos de mañana, la educación es la respuesta y, como dijo Nelson Mandela, la herramienta más poderosa para cambiar el mundo.

Eduardo Cazenave

Director del Instituto Técnico Renault

Intimidades

Es lamentable la forma en que tanto la prensa escrita como los canales de televisión invaden la intimidad de las personas. Tenemos estos días un ejemplo de lo que digo. No opino sobre el caso, pero un político está cuestionado por su conducta inmoral. Esta conducta, de confirmarse, sería condenable, pero con ese motivo se ha largado una verdadera carrera para ver quién consigue más datos de su vida íntima. Todos los días sale una novedad escabrosa. Es solo un ejemplo, pero la realidad es que se ha perdido el pudor. Entre quienes escuchan se encuentran niños, adolescentes y gente mayor como yo, que tengo 104 años. A todos nos hace mucho mal tanta exposición indiscriminada. Los directivos de los medios que actúan así deberían ser más prudentes.

José A. Llorente

DNI 411.673

Cobro de expensas

Me resulta extraño que en estos tiempos de la inteligencia artificial la ley 5983 modificatoria de la ley 941 continúe exigiendo la apertura de una cuenta bancaria a nombre del consorcio de propietarios para el cobro de expensas. Debería permitir a los propietarios y administradores realizar esas gestiones mediante una de las tantas aplicaciones virtuales disponibles o el uso de una caja de ahorro, exceptuando de esa manera al sufrido propietario del usurario impuesto al cheque.

Gaspar I. Gazzola

DNI 11.775.909

Los textos destinados a esta sección no deben exceder los 1000 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)