Carlos Alcaraz dio otro paso para la defensa del Masters 1000 de Madrid tras vencer al alemán Struff

MADRID (DPA).- Carlos Alcaraz se clasificó este martes para los cuartos de final del Mutua Madrid Open, cuarto Masters 1000 de la temporada que se está disputando en la Caja Mágica, después de ganar con mucho sufrimiento al alemán Jan-Lennard Struff por 6-3, 6-7 (5-7) y 7-6 (7-4), en una aún más emocionante reedición de la final del año pasado que pudo haber cerrado sin tanto suspenso el actual campeón. De nuevo, y casi un año después de verse en la pelea por levantar el trofeo, el murciano y el germano libraron, por culpa del subcampeón, otra ‘batalla’ aún mejor que también necesitó de los tres sets y casi tres horas de partido por otra vez la buena resistencia de Struff y un partido demasiado irregular del número tres del mundo, que se complicó la vida cuando llegó a tener 40-0 con 5-3 en el tercer parcial, pero que mostró nervios de acero.

Alcaraz se encontró con un partido muy similar al del año pasado, entonces con un premio mayor, como el título, y con Struff mucho mejor colocado en el circuito, como vigesimotercer favorito en la capital y no como sorprendente lucky loser. Desde el pasado 7 de mayo, no se habían vuelto a ver las caras, pero la táctica del germano, que fue de menos a más, no varió demasiado, tratando de ser muy agresivo en todo momento y de evitar los peloteos donde tenía mucho por perder. El murciano lo tuvo en su mano, pero acusó sus altibajos en el partido, sobre todo con su mejor arma, el drive, con el que tampoco estuvo lo sólido que suele ser, pese a que dejó grandes golpes y a que no dio sensación de tener ningún problema en la zona del antebrazo.

🙌🏻🙌🏻🙌🏻🙌🏻🙌🏻🙌🏻🙌🏻@carlosalcaraz | @atptour | #MMOPEN pic.twitter.com/2VrSllA4uu

— #MMOPEN (@MutuaMadridOpen) April 30, 2024

El inicio del partido dio opciones al resto a ambos, más a Struff, que tuvo un peligroso 15-40 y otra bola más en el tercer juego, pero que fueron bien salvadas por Alcaraz. La igualdad se mantuvo hasta el sexto juego donde el doble ganador de Grand Slam logró la rotura que le dio una ventaja que puso en riesgo en el siguiente juego. Dos buenos saques y un poderoso drive evitaron tener que volver a remar. El segundo cabeza de serie ya no tuvo más problemas para cerrar el primer parcial y la mejor noticia fue que quebró a las primeras de cambio el saque del alemán para mandar también de inicio en el segundo. Pero el subcampeón de 2023 no se descompuso, recuperó la desventaja tras aguantar un largo peloteo y un gran resto, y se puso a continuación por primera vez por delante (3-2).

El alemán, sobre todo con el saque y la derecha, empezaba a parecerse más al de la final del año pasado y tras dos servicios en blanco restó (5-4) para forzar un tercer y definitivo parcial. Ahí apretó al de El Palmar (30-30), pero este salvó la situación y luego fue Struff el que sufrió (0-30) tras dos errores con su drive. Al final, el set, tras otro juego tenso de Alcaraz, se tuvo que decidir en el tie-break.

El duelo repetía lo sucedido en 2023 y volvía a exigir el paso adelante de Alcaraz, que necesitaba ser algo más regular con su drive y que encontró de nuevo la ventaja en el marcador tras un juego un tanto errático de su rival que le puso con un prometedor 4-1 tras aguantar su saque. Pero Struff no se rindió y amenazó de nuevo en el séptimo juego el servicio del español, que salvó la situación apoyado en su derecha y, sobre todo, con un arriesgado segundo saque en un delicado 30-40. Alcaraz lo tuvo en su mano, con un claro 40-0 y una cuarta bola de partido, pero lo desperdició para dar vida a su rival que, con grandes golpes, volvía a meter el miedo en la Manolo Santana con otra opción de rotura con 5-5.

El alemán llegó lanzado al tie break, donde fue capaz de igualar un 3/0 antes de sucumbir por fin ante el defensor del título, que se medirá en cuartos de final con el ruso Andrey Rublev, vencedor de Karen Kachanov (5-7, 6-3, 6-3).