Blinken dice a CNN que EE.UU. tiene pruebas de que China intenta influir en las próximas elecciones

Beijing (CNN) — El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, dijo que EE.UU. ha visto pruebas de intentos chinos de «influir y posiblemente interferir» en las próximas elecciones de EE.UU., a pesar de un compromiso anterior del líder Xi Jinping de no hacerlo.


Blinken hizo estos comentarios a Kylie Atwood, de CNN, en una entrevista concedida el viernes al término de un viaje de tres días a China, en el que el principal diplomático estadounidense se reunió durante horas con altos cargos chinos, incluido Xi Jinping, mientras ambos países abordaban una serie de asuntos polémicos, desde los controles tecnológicos estadounidenses hasta el apoyo de Beijing a Moscú.

Blinken dijo que repitió el mensaje que el presidente Joe Biden dio a Xi durante su cumbre en San Francisco el pasado noviembre de no interferir en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2024. Entonces, Xi había prometido que China no lo haría, según informó CNN.

ANÁLISIS | Putin se cierne sobre las elecciones estadounidenses por tercera vez consecutiva

«Hemos visto, en términos generales, pruebas de intentos de influir y podría decirse que de interferir, y queremos asegurarnos de que eso termine lo antes posible», dijo Blinken cuando se le preguntó si China había roto hasta ahora el compromiso de Xi con Biden.

«Cualquier interferencia de China en nuestras elecciones es algo que estamos analizando muy detenidamente y que es totalmente inaceptable para nosotros, por lo que quería asegurarme de que volvían a escuchar ese mensaje», dijo Blinken, añadiendo que existía la preocupación de que China y otros países saquen provecho de las divisiones sociales existentes en Estados Unidos en campañas de influencia.

Beijing ha afirmado en repetidas ocasiones que no interfiere en las elecciones estadounidenses, basándose en su principio de no injerencia en los asuntos internos de otros países. China o actores que se cree que están afiliados a Beijing han sido acusados de injerencia política en otros países, como Canadá.

El viaje de Blinken, su segundo al país en menos de un año, es el último de una serie de compromisos de alto nivel que culminaron en la cumbre Biden-Xi a finales del año pasado y que han representado la ampliación de unas comunicaciones bilaterales muy mermadas.

«Nos centramos (ahora) en áreas en las que estamos trabajando para cooperar, pero también estamos siendo muy francos sobre nuestras diferencias y eso es importante si queremos evitar que la competición en la que nos encontramos se convierta en conflicto», declaró Blinken a CNN.

Advertencia sobre el apoyo a Rusia

Blinken también dijo que aprovechó su reunión para plantear la preocupación del Gobierno de Biden por el apoyo de China a la base industrial de defensa rusa, y para subrayar que Estados Unidos tomaría medidas adicionales a las sanciones existentes contra más de 100 entidades e individuos chinos si dicho apoyo continuaba.

EE.UU. cree que el apoyo chino está permitiendo a Rusia aumentar la producción de tanques, municiones y vehículos blindados, y continuar su ataque contra Ucrania.

«Lo que le dijimos a China es lo siguiente: vamos a tomar medidas que ya hemos tomado, y si no se detienen, vamos a tener que tomar más medidas, y se puede anticipar también, que otros países lo harán (también)», dijo Blinken, añadiendo que planteó la cuestión tanto al ministro de Relaciones Exteriores Wang Yi como a Xi. «Esperamos que actúen, y… si no lo hacen, lo haremos nosotros».

También dijo que sus homólogos chinos no habían reconocido el papel de estos bienes en la guerra de Ucrania. En su lugar, caracterizaron esto como comercio con Rusia y dijeron que el éxito de Moscú no dependía de China, añadió Blinken.

China tacha de «absurdos insondables» los controles comerciales de EE.UU. y celebra los lazos con Rusia

Beijing ha criticado anteriormente a Estados Unidos por hacer «acusaciones infundadas» sobre el «comercio normal y los intercambios económicos» entre China y Rusia.

China ha sostenido durante mucho tiempo que mantiene la neutralidad en la guerra de Ucrania y ha seguido presentándose como un posible mediador de paz en el conflicto, a pesar de que ha reforzado sus lazos económicos, estratégicos y diplomáticos con Rusia desde que comenzó la guerra.

Defensa al derecho a protestar

Blinken también defendió el derecho de los estadounidenses a protestar, cuando se le preguntó por las protestas propalestinas que han estallado en los campus universitarios de Estados Unidos en los últimos días, en medio de la creciente preocupación por la crisis humanitaria que se desarrolla en Gaza.

En respuesta a una pregunta que hacía referencia a los informes sobre el uso de retórica antisemita en algunas de estas concentraciones, Blinken dijo que había habido casos en los que se habían producido claras expresiones de antisemitismo, pero que «las protestas en sí mismas no son antisemitas».

¿Por qué hay protestas estudiantiles en universidades de Estados Unidos? De las manifestaciones propalestinas a las reacciones de judíos

«Lo que también estamos viendo es gente, jóvenes, personas de diferentes ámbitos de la vida, que sienten mucha pasión, que han tenido emociones muy fuertes sobre (el conflicto)», dijo.

También subrayó la importancia de este tipo de expresión en las democracias, sin señalar explícitamente la falta de tales libertades en China.

«En nuestro país, en nuestra sociedad y en nuestra democracia, expresarse es, por supuesto, algo apropiado y protegido», afirmó. «Pero hemos visto casos en los que se ha pasado claramente de una expresión totalmente legítima de opiniones y creencias a, en algunos casos, claras expresiones de antisemitismo».

Poner fin a la guerra en Gaza

Al ser cuestionado sobre la resolución del conflicto en Gaza, Blinken dijo que corresponde a Hamas decidir si permite o no un alto el fuego, después de que el grupo extremista se negara a aceptar varios posibles acuerdos.

También afirmó que las tensiones en la región parecían estar aliviándose tras los ataques aéreos entre Irán e Israel a principios de mes, que hicieron temer que la guerra en Gaza se convirtiera en una conflagración mayor.

«Creo que ahora, con suerte, no veremos ese tipo de escalada», afirmó Blinken.

Refiriéndose a los países que acudieron en defensa de Israel después de que Irán lanzara su ataque aéreo el 13 de abril, Blinken dijo que se podría «ver un camino en el futuro en el que Israel esté realmente integrado en la región, en el que otros países ayuden a asegurarse de que está defendido».

«Pero eso también requiere que (el conflicto en) Gaza llegue a su fin, y que haya una vía clara hacia un Estado palestino. En ese tipo de futuro, Israel consigue lo que ha buscado desde el principio de su existencia, que son unas relaciones normales con los países de la región», afirmó.

Casi 400 cadáveres fueron encontrados en la fosa común de un hospital de Gaza, dice la Defensa Civil palestina

Cuando se le preguntó si la presentación de un marco hacia una solución de dos Estados, que establecería un Estado palestino, y una normalización de los lazos entre Israel y Arabia Saudita, rivales desde hace mucho tiempo, podría impulsar un alto el fuego y el fin de la guerra, Blinken dijo que Estados Unidos sigue «activamente comprometido» en estas cuestiones.

«Cuanto más concreto se vuelva, y cuanto más pase de lo hipotético y teórico a algo que sea realmente posible… entonces todos los implicados van a tener que tomar decisiones y hacer elecciones», afirmó.

«Con alto el fuego o sin él, seguiremos dando a conocer estas posibilidades, pero para que esto se haga realidad tendrá que haber un final del conflicto en Gaza y… una resolución de la cuestión palestina o, al menos, un acuerdo sobre cómo resolverla».

— Jennifer Hansler de CNN contribuyó con este reportaje.

​