Biden califica de «xenófobo» a Japón, aliado de EE.UU., junto con Rusia y China por no «abrazar» la inmigración

(CNN) — El presidente Joe Biden calificó este miércoles de «xenófobo» a Japón, estrecho aliado de Estados Unidos, en un acto de recaudación de fondos celebrado en Washington, apenas unas semanas después de elogiar la alianza entre EE.UU. y Japón en una cena de Estado.

El presidente hizo el comentario mientras argumentaba que Japón, junto con Rusia y China, obtendría mejores resultados económicos si los países abrazaran más la inmigración.

«Saben, una de las razones por las que nuestra economía está creciendo es gracias a ustedes y a muchos otros. ¿Por qué? Porque acogemos a los inmigrantes», dijo Biden, según los periodistas que viajaban con el presidente en un acto de recaudación de fondos con simpatizantes asiáticoestadounidenses y de las islas del Pacífico. «La razón… miren, piénsenlo. ¿Por qué China está tan mal económicamente? ¿Por qué Japón tiene problemas? ¿Por qué Rusia?».

Estos son los agentes fronterizos a los que temen los migrantes y no son los estadounidenses

«Porque son xenófobos», dijo. «No quieren inmigrantes. Los inmigrantes son lo que nos hace fuertes».

Biden había calificado de forma similar de «xenófobos» a Japón, Rusia y China durante una entrevista con una emisora de radio en español en marzo.

«Los japoneses, los chinos, son xenófobos, no quieren a nadie… los rusos, no quieren tener a gente que no sea rusa, china o japonesa», dijo entonces el presidente.

La última crítica a Japón ocurre menos de un mes después de que recibiera al primer ministro de Japón, Fumio Kishida, en visita de Estado.

En la cena de Estado celebrada en la Casa Blanca en abril, Biden dijo que Japón y EE.UU. comparten «los mismos valores, el mismo compromiso con la democracia y la libertad a la dignidad».

«Y hoy, sin lugar a dudas, nuestra alianza es literalmente más fuerte de lo que nunca ha sido», afirmó Biden durante la cena.

Japón sufre desde hace tiempo una crisis demográfica con consecuencias de gran alcance para la mano de obra y la economía del país. Japón y otros países de Asia Oriental han evitado en gran medida recurrir a la inmigración para reforzar su población.

Los comentarios del presidente también ocurren en un momento en el que se enfrenta a presiones políticas en su propio país sobre sus propias políticas de inmigración, en medio de la escasez de recursos para hacer frente a la afluencia de inmigrantes y las duras críticas de los republicanos.

Este artículo ha sido actualizado con información adicional.

Jessie Yeung de CNN contribuyó a este informe.

​