Betty White, la comediante “de oro”, murió a los 99 años

La legendaria y aclamada actriz, comediante, productora y activista por los derechos de los animales Betty White murió este viernes, a la edad de 99 años. La intérprete que supo dar vida a Rose en la serie The Golden Girls iba a celebrar el centenario de su nacimiento el próximo 17 de enero.

“Aunque Betty estaba a punto de cumplir 100 años, pensé que viviría para siempre”, expresó Jeff Witjas, agente y amigo de White en un comunicado que envió a la revista People este viernes. “La extrañaré muchísimo, al igual que el mundo animal, que tanto amaba. No creo que Betty haya temido nunca morir porque siempre quiso estar con su esposo querido, Allen Ludden. Ella creía que volvería a estar con él”.

En una nota de tapa publicada esta semana por el mismo medio estadounidense con motivo del próximo centenario de la artista, la icónica estrella decía: “Soy muy afortunada de gozar de tan buena salud y de sentirme tan bien a esta edad. Es asombroso”.

El secreto de su alegría, señalaba en la misma publicación, es haber “nacido como una loca optimista”. “Lo heredé de mi mamá y nunca ha cambiado. Siempre encuentro lo positivo”, explicaba. Sobre su alimentación, White afirmaba que no le preocupaban los alimentos saludables. “Trato de evitar cualquier cosa verde y creo que está funcionando”, postulaba con el sentido del humor que fue su sello.

No hay íconos televisivos que puedan compararse con White, quien acumuló a sus espaldas una legendaria carrera en la pantalla chica que comenzó en 1949 con un papel anónimo en la serie Hollywood on Television. El evidente talento que la actriz mostró en esa breve participación alcanzó para que confiaran en ella, y le dieran su primer protagónico en 1952 con la ficción Life with Elizabeth, que la llevaría ese mismo año a ganar su primer Emmy en el rubro mejor actriz de comedia.

En los siguientes años, White seguiría adelante con una brillante carrera televisiva que en los setentas alcanzaría un nuevo éxito con El show de Mary Tyler Moore, por el que ganaría dos veces más el Emmy en la categoría mejor actriz de comedia, en 1975 y 1976.

En 1985, su trabajo en la sitcom The Golden Girls la llevaría a conquistar a una nueva generación de televidentes, quienes caerían rendidos ante los innegables encantos para la comedia que tuvo Betty. En las décadas posteriores, White no dejó jamás de trabajar en la pantalla chica.

En la gala de los Premios Emmy de 2018, la actriz fue aplaudida de pie por todos y todas las presentes en el auditorio al recibir un reconocimiento, que agradeció dedicando unas palabras a Lorne Michaels, creador del mítico Saturday Night Live: “Quiero agradecerle a él no solo por hacer esto esta noche, sino por todas las cosas maravillosas que ha hecho conmigo… Perdón, ¡para mí! Y lo único que puedo decir es que esta es una maravillosa industria, y que le estoy muy agradecida a cada uno de ustedes”.

Deja una respuesta