AVANZA LA OBRA QUE DEVOLVERÁ A LA IGLESIA DE UQUÍA SEGURIDAD ESTRUCTURAL

Para abordar grietas profundas que comprometían la seguridad del edificio, se construyeron adobes con materiales de la zona que se colocan con la precisión y responsabilidad que la investigación científica y el conocimiento técnico –incluidos aportes del CONICET- brindaron a todo el proceso de intervención en el edificio patrimonial. Con toda la obra gruesa del proyecto ya ejecutada, el Ministerio de Infraestructura, a cargo de Carlos Stanic, avanza en reparar las grietar al tiempo que finaliza trabajos en la cubierta.

La iglesia de Uquía tiene, entre tantas particularidades, la mayor parte de su realizada de adobe, lo que se consideró para la intervención junto a todo el trayecto histórico que contiene el edificio. En ese marco, se sumó la incorporación de madera del cardón para la confección de piezas talladas a mano y también para la cubierta. Así, con trabajadores especializados y un control constante de la Dirección General de Arquitectura de la Secretaría de Infraestructura del Ministerio, la restauración de la iglesia se desarrolla siguiendo orígenes arquitectónicos y marcas de su historia.

José Suarez, secretario de Infraestructura, informó que “se avanza con tareas en el exterior en donde ya se retiró completamente el revoque y se encontró en la fachada un mallado metálico”; también “ya llegaron las maderas especiales y con ellas se está haciendo el recambio de vigas corona y terminando detalles del techo”, sumó.

Respecto de la reparación de las grietas, Suarez explicó que “se están utilizando bloques de adobe hechos exclusivamente para el edificio; tienen una medida particular, de 60 cm, que ya no se fabrican. Para la confección de estos bloques, se extrae tierra propia de la localidad, en un sector denominado Canteras, en donde el recurso es muy apto para este trabajo”.

La ejecución de obras en la iglesia requirió de varias instancias de análisis y de documentación por parte de las áreas intervinientes: el Ministerio de Infraestructura y sus áreas (la Secretaría de Infraestructura y su Dirección General de Arquitectura), la Dirección Provincial de Patrimonio del Ministerio de Cultura y Turismo, y la participación del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). Gracias a esto, se logró definir la línea de trabajo minuciosa que se despliega en el predio.

Deja una respuesta