Aprueban la interoperabilidad de los códigos QR y el plazo fijo electrónico

El Banco Central (BCRA) informó hoy que entran en vigencia las medidas que ya había aprobado para “reducir las fricciones existentes en el ecosistema de medios de pagos electrónicos”, desterrando las versiones que señalaban la posibilidad de nuevas prórrogas.

De este modo, tanto los bancos como las fintech deberán dar los pasos necesario para la interoperabilidad de los códigos QR para el pago con tarjetas de crédito, poner en marcha la nueva modalidad de transferencias inmediatas pull para el fondeo entre cuentas propias (que reemplaza a los Debin) y ofrecer a sus clientes el nuevo plazo fijo electrónico.

El ente rector del sistema sostuvo en un comunicado de prensa que “sigue construyendo un ecosistema digital de pagos abierto, competitivo e interoperable” para promover “una mayor inclusión financiera y simplifica la experiencia de los más de 36 millones de usuarios del sistema financiero”.

El BCRA pone en marcha tres instrumentos que dinamizan los medios de pago electrónicos:

✔️Interoperabilidad de los códigos QR para el pago con tarjetas de crédito.
✔️Nueva modalidad de transferencias inmediatas pull para el fondeo entre cuentas propias.
✔️Nuevo plazo fijo…

— BCRA (@BancoCentral_AR) April 30, 2024

Los instrumentos de las iniciativas con que busca estimular la disminución del uso del efectivo “comienza hoy”, aseguró, aunque aclaró enseguida la “implementación será gradual hasta que estén operativos todos los procesos”. Y valoró el aporte realizado por todos los actores del ecosistema de medios de pago electrónicos “comprometidos para lograr que este proceso innovador sea exitoso”.

La interoperabilidad de los QR para el pago con tarjetas de crédito es un paso más hacia la interoperabilidad total en los pagos desde las billeteras digitales, proceso iniciado y fomentado por el BCRA a partir del pago con transferencia.

Los códigos QR que exhiban los comercios para cobrar con tarjetas de crédito deberán aceptar que los clientes puedan realizar los pagos con cualquier billetera digital (bancaria o de proveedor de servicios de pago), independientemente de que haya coincidencia de marca con el QR.

“Los adquirentes y agregadores que ofrecen el servicio no podrán discriminar en las comisiones y plazos de acreditación de los fondos al comercio según la marca de billetera que ordenó el pago”, recuerda. En el mismo sentido, la medida estipula que cuando los adquirentes o agregadores también sean aceptadores de pagos con transferencia “deberán ofrecer a los comercios un único código QR que contemple todos los instrumentos de pago”.

Respecto de las transferencias pull o inmediatas, el BCRA recuerda que son “uno de los instrumentos más utilizados del sistema con más de 455 millones de transferencias mensuales”.

Para que este sistema de envíos se generalice el BCRA asegura estar dando “un paso importante en mejorar la seguridad y la experiencia de los usuarios”.

“Estamos agregando a las alternativas existentes la posibilidad del consentimiento tácito por parte del ordenante”, explican.

Las transferencias pull son solicitudes de fondos que permiten, mediante el débito de la cuenta —a la vista o de pago— del cliente receptor de la solicitud y previa autorización o consentimiento, la acreditación inmediata de fondos en la cuenta del cliente solicitante. “El movimiento de los fondos es directo de una cuenta a otra, sin pasar por terceros actores y sin costo para el usuario financiero”, aclaran.

En la primera etapa, sólo estará habilitado este tipo de transferencias entre cuentas de un mismo titular. Por lo tanto, el DEBIN recurrente —creado y reglamentado para brindar un servicio de débito automático en línea— dejará de usarse para el fondeo entre cuentas propias.

El CEDIP quedó oficializado

A su vez el nuevo plazo fijo electrónico -Certificado Electrónico para Depósitos e Inversiones a Plazo (CEDIP)- busca brindar mayores alternativas y flexibilidad a aquellos usuarios que decidan constituir un depósito o inversión a plazo a través de los canales electrónicos de su entidad financiera.

“Las entidades financieras podrán ofrecerle al cliente la emisión del CEDIP, que les permitirá su uso como medio de pago, y posibilitará su negociación en el mercado secundario para, de esa forma, obtener liquidez”.

En la primera etapa solo las empresas tendrán acceso al CEDIP. Solo en una segunda etapa, por definirse, la operatoria estará disponible para todo el público, aunque las entidades podrán optar si lo ofrecen o no.

Eso si: las entidades financieras que decidan no emitir CEDIP por los depósitos a plazo fijo que capten, tendrán la obligación de permitirles a sus clientes aceptar el CEDIP que otra persona humana o jurídica les transmita y cobrarlo al vencimiento, así como la posibilidad de transmitirlo nuevamente si su cliente lo requiriera.

“El CEDIP es un instrumento completamente digital que contará con un registro de todas sus transmisiones con fecha cierta y será totalmente trazable, constituyéndose en un instrumento seguro en el marco de las acciones desplegadas por el BCRA contra el fraude en las operaciones financieras”, dice el comunicado.

La titularidad del CEDIP se podrá transmitir antes de su vencimiento “para la cancelación de obligaciones comerciales o entre particulares, como así también para su negociación en mercados de valores a fin de obtener liquidez, y/o para la oferta primaria por parte de las entidades financieras que los emitan”.

El instrumento también podrá fraccionarse, para transmitir importes menores al monto original, manteniendo el resto de la colocación con las mismas condiciones.

.