ANÁLISIS | Lingotes de oro, alfombra para el sótano y mucho más. Esto es con lo que sobornaron a l enador de EE.UU. Bob Menéndez, según los fiscales

(CNN) — El senador demócrata Bob Menéndez, de Nueva Jersey, se enfrenta a partir de este lunes a su segundo y distinto juicio por soborno y corrupción en siete años.

Este nuevo caso es un complicado asunto que implica múltiples lingotes de oro, sobres de dinero en efectivo, un Mercedes y mucho más que, según los fiscales, el poderoso expresidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado y su nueva esposa (se casaron durante la presunta trama de sobornos) obtuvieron a cambio de ayudar a un monopolio de carne halal, conceder favores a personas de Egipto y Qatar, e intentar influir en una fiscalía de Nueva Jersey.

Menéndez, que tiene hasta junio para anunciar si se presenta a la reelección, se declaró inocente y negó todos los cargos. La semana pasada dijo a Manu Raju, de CNN, en el Capitolio: «Tengo muchas ganas de demostrar mi inocencia».

El senador Bob Menéndez se declara inocente por tercera vez en una presunta trama de sobornos

También se declararon inocentes y negaron haber cometido delito su esposa Nadine, que también figura como acusada, y dos empresarios, Wael Hana y Fred Daibes, vinculados a Egipto y Qatar, respectivamente. Por otra parte, otro hombre, el empresario de Nueva Jersey José Uribe, se declaró culpable y aceptó cooperar con los fiscales.

Esto es lo que, según los fiscales, recibieron el senador y su esposa:

Lingotes de oro

Los fiscales dicen que Hana y Daibes dieron a Menéndez y a su esposa lingotes de oro, que fueron incautados por el FBI en la residencia de Menéndez. Tras regresar de un viaje a Egipto y ser llevado a casa desde el aeropuerto por el chofer de Daibes, los fiscales dicen que Menéndez buscó en internet el precio de un lingote de oro.

Dos de los lingotes de oro encontrados en la casa de Menéndez durante un registro autorizado por el tribunal. (Crédito: Tribunal del Distrito Sur de Nueva York)

Sobres llenos de dinero

El escrito de acusación incluye fotos de montones de dinero en efectivo junto a sobres repartidos entre cazadoras en las que aparece bordado el nombre del senador. Hay montones de billetes de US$ 20 y US$ 50 en una foto y de US$ 100 en otra.

Los fiscales incluyeron esta foto de una cazadora con el nombre de Menéndez debajo de billetes de US$ 100. (Crédito: Tribunal del Distrito Sur de Nueva York)

Los fiscales incluyeron esta foto de una cazadora con el nombre de Menéndez debajo de pilas de billetes de US$ 20 y US$ 50. (Crédito: Tribunal del Distrito Sur de Nueva York)

También encontraron dinero en efectivo en armarios, una caja fuerte y la caja de seguridad de Nadine Menéndez. Según los fiscales, algunos de los sobres contenían huellas dactilares o ADN de Daibes o de su chofer.

Total de dinero en efectivo descubierto: Más de US$ 480.000 en la casa y más de US$ 70.000 en la caja de seguridad.

Los documentos judiciales posteriores que añadieron cargos al caso son más específicos y describen bolsas llenas de dinero en efectivo encontradas encima de perchas en el sótano del senador y metidas en botas en el armario.

Mercedes convertible

El vehículo de 2019, que los fiscales valoran en más de US$ 60.000, estaba estacionado en la entrada de la casa de Menéndez cuando fue allanada.

La acusación describe a Nadine Menéndez obteniendo US$ 15.000 en efectivo de Uribe en un estacionamiento el día antes de recoger el vehículo y poner US$ 15.000 como pago inicial. Uribe habría ocultado después los pagos mensuales de la financiación del vehículo.

Nadine Menéndez compró el Mercedes-Benz clase C convertible con un pago inicial de US$ 15.000 el día después de que, según los fiscales, Uribe le diera US$ 15.000 en un estacionamiento. Incluyeron esta foto en los documentos judiciales. (Crédito: Tribunal del Distrito Sur de Nueva York)

Más tarde, después del allanamiento, le extendería a Uribe un cheque de US$ 21.000, que según los fiscales era un esfuerzo de limpieza, haciendo que el regalo pareciera un préstamo.

Nadine Menéndez necesitaba un auto nuevo, aparentemente después de atropellar y matar a un peatón imprudente en Bogota, Nueva Jersey, en diciembre de 2018. Se presentó un informe policial, pero no enfrentó cargos.

Pago de la hipoteca

Los fiscales dicen que el senador y su esposa también trataron de encubrir alrededor de US$ 23.000 en ayuda que Nadine Menéndez recibió de una compañía de carne halal propiedad de Hana que la rescató de la ejecución de una hipoteca. Los cheques de reembolso se pagaron en diciembre de 2022, meses después del allanamiento inicial de la casa del senador.

Pago por trabajar poco o no presentarse

La empresa de Hana pagó a Nadine Menéndez US$ 10.000 en tres ocasiones, según los fiscales. En ese momento, alegan, actuaba como una especie de intermediaria entre los funcionarios egipcios, Hana y el senador.

Anillo de compromiso

Los fiscales describen una conversación grabada entre Hana y una fuente confidencial en la que se describe a Hana obteniendo US$ 150.000 de un hombre para comprar un auto y un anillo de compromiso para Nadine Menéndez a cambio de que el senador diera un «empujón» en un caso criminal de Nueva Jersey que le ahorró al hombre tres años.

Alfombra del sótano

Los fiscales dijeron en su presentación judicial de febrero que Nadine Menéndez dispuso que se instalara alfombra en su sótano, aparentemente a cambio de organizar cenas entre el senador y funcionarios, y también por su llamada, según los fiscales, tratando de interferir en una acusación del estado de Nueva Jersey.

Muebles

El escrito de acusación inicial de septiembre de 2023 hace varias menciones a muebles y enseres proporcionados por Hana y Daibes, pero no entra en detalles concretos.

Entradas para la Fórmula 1

En una acusación sustitutiva presentada en marzo, los fiscales alegan que Menéndez obtuvo entradas para las carreras de Fórmula 1 de 2022 y 2023 para un familiar de Nadine Menéndez. Menéndez hizo comentarios de apoyo a Qatar durante ese periodo y presionó a funcionarios qataríes para que invirtieran en la empresa inmobiliaria de Daibes, lo que finalmente hicieron.

Se dice que Daibes envió al senador fotos de relojes de lujo cuyo precio oscilaba entre los US$ 10.000 y los US$ 24.000, pero en el expediente no queda claro si Menéndez llegó a comprar un reloj.

¿Cuál es el quid pro quo?

Hay una larga lista de acciones que, según los fiscales, Menéndez llevó a cabo a cambio de todos estos supuestos sobornos. Alegan que Menéndez, en su anterior cargo de presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado:

… presionó al Departamento de Agricultura de EE.UU. para que mantuviera el monopolio de Hana sobre las exportaciones de carne halal de EE.UU. a Egipto, a pesar de que ello hacía subir los precios.

… se reunió con funcionarios egipcios a cambio de dinero en efectivo.

… facilitó a Hana información no clasificada, pero tampoco pública, sobre empleados de la Embajada estadounidense en Egipto.

… transmitió a Hana información sobre ventas militares estadounidenses a Egipto y dio el visto bueno a determinadas ventas.

… presionó a los qataríes en favor del plan inmobiliario de Daibes y apoyó resoluciones del Senado favorables a Qatar.

… intentó influir en casos judiciales en Nueva Jersey relacionados con Uribe y sus asociados. Uribe, recordemos, coopera ahora con la fiscalía.

… intentó perturbar un proceso federal contra Daibes.

De nuevo, Menéndez niega todos los cargos, y el jurado que escuchará su versión de los hechos empezará a seleccionarse en Nueva York a partir de este lunes. El juicio de Nadine Menéndez está previsto para julio.

Tal vez Menéndez y su esposa puedan argumentar convincentemente que los pagos de la hipoteca y del auto fueron un préstamo. Tal vez Menéndez argumente que no sabía nada de los pagos relacionados con cenas y reuniones organizadas por su esposa. Los sobres con dinero en efectivo que, según los fiscales, llevaban las huellas dactilares de Daibes pueden ser más difíciles de explicar.

Menéndez se libró de anteriores acusaciones de soborno

Menéndez está acostumbrado a estar bajo la lupa de los fiscales federales. El Departamento de Justicia decidió en última instancia no volver a juzgar a Menéndez en 2018 después de que un jurado anterior llegara a un punto muerto sobre si aceptó viajes y regalos de un amigo, un oftalmólogo llamado Salomon Melgen.

Melgen fue a prisión en un esquema de fraude de Medicare por separado, pero esa sentencia fue conmutada por el entonces presidente Donald Trump después de presionar a Menéndez en nombre de Melgen.

​