ONU: "La discriminación a indígenas sigue como en los tiempos coloniales"

Una representante de la ONU declaró este sábado que el racismo y la discriminación hacia los indígenas se mantienen latentes en América Latina, donde aún está vigente el modelo de colonización implantado hace más de 500 años, pese a esfuerzos internacionales para contrarrestarlos.

Mirna Cunningham, miembro del Foro Permanente de Asuntos Indígenas de la ONU explicó que esa forma de pensar considera a todo lo relacionado a los pueblos indígenas “como algo atrasado y salvaje, que además ve al indígena como sospechoso de terrorismo”.

“La criminalización que hacen los gobiernos latinoamericanos sobre las acciones y protestas de los pueblos originarios y de ver al indígena como terrorista refleja las concepciones racistas que trajeron los colonizadores hace más de cinco siglos”, subrayó Cunningham.

Esa percepción radica en que “el indígena no tiene entre sus prioridades la acumulación de riquezas, muy común en la sociedad occidental, porque también piensa que se deben proteger los bosques y el medio ambiente, además de tratar de preservar su identidad cultural, lo que lo convierte en sospechoso”, reflexionó.

Cunningham, de nacionalidad nicaragüense, participó en la Jornada Internacional “Pueblos Indígenas y Derechos”, organizada por la asociación Chirapaq (Centro de Culturas Indígenas del Perú), como uno de los pasos previos a la Conferencia Mundial de Pueblos Indígenas que celebrará Naciones Unidas en 2014.

La reunión, con asistencia de líderes de pueblos autóctonos de América Latina y el Caribe, concluyó el viernes con el acuerdo de asumir la defensa de sus territorios ante la depredación de empresas extractivas.

En el evento Tarcila Rivera, Coordinadora Continental del Enlace de Mujeres Indígenas de las Américas y presidenta de Chirapaq, estimó que “el racismo es una cuestión estructural e histórica, que se ha convertido en una ideología que considera a los indígenas como ciudadanos de tercera categoría”.

La representante del Foro Permanente de la ONU aclaró que las naciones originarias no se oponen al desarrollo, pero “planteamos que ese desarrollo debe respetar todas las formas de vida y debe ser sostenible”.

Cunningham remarcó que las naciones indígenas tienen un modelo de desarrollo propio que debe ser respetado y que se basa en la defensa del medio ambiente y de los recursos naturales, especialmente del agua.

El papel de los movimientos indígenas es encontrar mecanismos de control para monitorear que los gobiernos cumplan las normas internacionales, remarcó al señalar que el objetivo es que la conferencia de pueblos indígenas del próximo año incorpore nuevos acuerdos para aplicar de manera efectiva las normas en defensa de sus pueblos.

Está aquí: Inicio Noticias ONU: "La discriminación a indígenas sigue como en los tiempos coloniales"