“Nos han dejado destrozada la provincia”

El gobernador relacionó las alarmantes estadísticas de accidentes viales con el estado de los caminos. “Es otra herencia que recibimos”, afirmó.

 

Los seis muertos de la última semana no hacen más que incrementar el nivel de preocupación en el gobierno por la cantidad de siniestros en las rutas que recorren la provincia.

Si bien el fenómeno se arrastra desde hace décadas y es común a todo el país, las autoridades provinciales sostienen que el aumento del parque automotor no ha coincidido con una mejora en el estado de la infraestructura vial.

Los recursos estuvieron durante los 12 años de gobierno kirchnerista, sin embargo, para la dirigencia que gobierna hoy, la corrupción hizo que las obras se diluyeran.

La autopista Jujuy – Yala es quizás el ejemplo más emblemático, pero no es el único.

Por esta razón el gobernador Gerardo Morales contestó con ironía los planteos realizados por algunos legisladores del kirchnerismo en Jujuy: “tienen razón, nos han dejado destrozada la provincia”, sostuvo.

El mandatario mostró especial atención a lo que ocurre con los caminos en el interior, subrayando que allí la situación se agrava. “Es otra de las herencias que hemos recibido”, aseguró.

El ministro de infraestructura, Jorge Rizzotti, aportó un dato elocuente. En los últimos 10 años, la provincia, lejos de incrementar la cantidad de rutas asfaltadas, ha perdido 200 kilómetros de camino, producto del abandono.

Está aquí: Inicio Noticias “Nos han dejado destrozada la provincia”